Relación entre celiaquía y problemas ginecológicos

relación entre celiaquía y ginecología

Hoy abordamos la relación que existe entre la celiaquía y ciertos problemas de carácter ginecológico en el caso de las mujeres o de infertilidad en el caso de los hombres.

Cuando hablamos en uno de los primeros artículos de este blog de que la celiaquía es una enfermedad autoinmune, quiere decir que ante su aparición, cualquier parte o sistema del cuerpo se puede ver afectada por ella.

Tradicionalmente siempre se ha asociado la celiaquía a problemas digestivos, por ser muchas veces los más evidentes.

Pero a día de hoy se sabe que como he dicho anteriormente, puede afectar a cualquier órgano o sistema del cuerpo.

Y uno de ellos es el aparato reproductor, tanto en hombres como en mujeres.

Esta afectación puede observarse desde dos puntos de vista:

– Una persona con cierta sintomatología (de la que luego hablaremos) por la cual se puede sospechar que padezca enfermedad celíaca.

– Mujeres y hombres que han tenido un tardío diagnostico de la enfermedad y debido al cual. el cuerpo digamos, sufre sus secuelas.

Es por ello muy importante, sobre todo en el primer grupo, saber observar cuando aparece cierta sintomatología, si se puede sospechar de la enfermedad para detectarla cuanto antes.

La celiaquía y problemas ginecológicos

Los principales síntomas que nos pueden poner en alerta sobre una posible celiaquía son los siguientes:

  • Regla posterior a los 16 años (unido a una malnutrición).
  • Menopausia precoz (antes de los 45 años).
  • Esterilidad de origen desconocido: sobre todo cuando una persona no sabe que es celíaca, por lo que generalmente sufre déficit de hierro, zinc y folatos. Impidiendo esto la gestación.
  • Dolor pélvico crónico y amenorrea (dolores muy intensos durante las menstruaciones).
  • Abortos de repetición: se calcula que un 15% de las mueres celliscas no diagnosticadas sufren abortos de repetición, frente a un 6% de la población no celíaca.
  • Crecimiento intrauterino bajo (por déficit de nutrientes de la madre.
  • Amenazas parto prematuro (por movimientos espásmicos del intestino).

Tener uno o varios de estos síntomas no quiere decir que se sea celíaco. Pero como decía al principio, nos pueden poner en alerta sobre ello.

 

También hay que tener en cuenta que los tratamientos anticonceptivos orales en el caso de las personas celíacas no diagnosticadas o recién diagnosticadas, tienen peor absorción. Por eso se recomienda usar otro tipo de anticonceptivos como el DIU, anillos vaginales, etc…

En el caso de los hombres, una celiaquía no diagnosticada o tardíamente diagnosticada puede producir una disminución de la testosterona, lo que implica una reducción de la calidad del semen e infertilidad.

 

Embarazo y celiaquía

Se sabe que la dieta sin gluten no afecta para nada a la evolución normal del embarazo y al desarrollo del feto.

Sí en cambio como veíamos antes, pueden aparecer problemas tanto el la mama como en el feto en el caso de mujeres que sufren la enfermedad pero que no han sido diagnosticadas: crecimiento intrauterino bajo, amenazas de parto prematuro, etc.

Es por ello que hay ginecólogos que están comenzando a recomendar el análisis de anticuerpos de transglutaminasa en las pruebas iniciales que se realizan a todas las embarazadas. El problema es que ya sabemos que esta prueba en adultos, no es especialmente fiable.

De todos modos, hay que tener en cuenta que en los embarazos se pueden producir muchos problemas y por supuesto, no todos ellos están relacionados con la enfermedad celíaca.

Y que la infertilidad, tanto en hombres como en mujeres, puede tener muchos orígenes, siendo la celiaquía uno más de ellos.

Espero que este artículo os haya resultado de interés.

Una vez más, no soy médico y toda la información aquí expuesta es una recopilación de lo que voy leyendo.

Ante la duda, consultad siempre a vuestro doctor/ra.

Helena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *