A mi marido y a mí siempre nos ha gustado viajar. Lo hacíamos cuando no teníamos hijos y seguimos haciéndolo cuando ellos nacieron. Así que el día que supimos que la celiaquía nos acompañaría en nuestra vida, decidimos meterla en la maleta viajera a modo de “complemento”.

Por ello nace esta sección del blog, en donde os contaremos relatos de nuestros viajes: dónde hemos comido, alojado y sobre todo y ante todo, disfrutado. Porque ser celiacos nunca debe ser impedimento para hacer nada y, mucho menos, para viajar.

En este enlace os podéis descargar de manera gratuita Una maleta Sin Gluten, una guía donde tenéis mucha información muy detallada para preparar ese viaje soñado sin que la celiaquía sea un problema.

En el enlace a nuestro “Mapa sin Gluten”  vais a encontrar todos los restaurantes, museos, supermercados y lugares sin gluten que vamos encontrando por el mundo.

Y aquí tenéis un listado con diversas asociaciones de celiacos tanto de España como del resto del mundo.

Además, en mi otro blog, “Oh, ¿pero esto se come?” tenéis más información a modo “guías de viaje con niños” sobre todas nuestras aventuras por el mundo.
 
Así que dicho todo esto, felices viajes sin gluten.