lunes, 17 de diciembre de 2018

Tiramisú de turrón

Hola buenos días.

Hace un par de meses hice por primera vez desde que sé que soy celiaca, hace casi casi ya 5 años, la receta del tiramisú sin gluten.

Tenía tan presente las espectaculares recetas de las mujeres de mi familia, especialmente la de mi madre y mi tía Margari, que me daba cosa hacerlo y me defraudase.

Pero al final me decidí y tengo que decir que me salió rico. Pero rico, rico.

Así que dado el éxito, he decidido hacer la versión similar pero muy navideña, añadiendo un poquito de turrón de Jijona y como base, en vez de los bizcochos de soletilla, un genovés hecho por supuesto, en casa.

No se yo si los italianos estarían muy a favor de esta receta pero oye, buena esta rato largo y es un postre perfecto para esta avalancha de comidas-meriendas-cenas que ya tenemos encima.

De hecho este tiramisú de turrón sin gluten fue el postre que degustamos el viernes pasado en la cena de Navidad de amigos, de ahí que no haya foto del corte porque.

Y sin más, vamos a por la receta.

Ingredientes
Base bizcocho genovés (receta aquí)
2 claras huevo L
4 yemas huevo L
100 gr azúcar
150 gr turrón de jijona
500 gr queso mascarpone
agua
café soluble
cacao en polvo
Elaboración

- Lo primero que tenemos que tener hecho es el bizcocho genovés o en su defecto, tener comprados bizcochos de soletilla o cualquier otro bizcocho sin gluten que queréis poner de base.

- Hacemos el café que nos guste o calentamos un poco de agua y en ella disolvemos el café soluble.  Lo pasamos a una fuente grande. Reservar.

- Montar las claras de huevo bien firmes. Reservar.

- Deshacemos/trituramos bien el turrón. Reservar.

- En la amasadora, batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que blanqueen.

- Añadimos el queso mascarpone (que lleve un rato fuera del frigorífico para que no esté muy duro) y batimos enérgicamente para que todos los ingredientes se integren bien.

- Incorporamos el turrón y seguimos batiendo hasta obtener una crema homogénea. Reservar.

- Cogemos nuestro bizcocho genovés (o el elegido) y lo metemos en el café para que se empape bien.

- Lo colocamos sobre el molde y encima ponemos una primera capa de la crema de tiramisú que hemos hecho.

- Sobre la crema y con un colador para diseminarlo bien, vamos echando cacao desgrasado al gusto.

- Repetimos la operación: plancha de bizcocho, crema de tiramisú y cacao.

- Si lo queremos poner "bonito", dejamos un poco de crema reservada, la metemos en una manga pastelera y hacemos pequeñas bolitas. Sobre ellas, echamos más cacao.

- Reservar en el frigorífico al menos 4 horas y mucho mejor de un día para otro.

Notas
↪ Si os gusta el bizcocho con un toque de licor, este se lo añadís al café.

↪ Si tenéis intolerancia a la lactosa, existen en el mercado actualmente varias marcas de queso mascarpone sin ella.

Os animo a hacer esta receta porque aunque parezca lo contrario, es un postre muy muy ligero. 

Muchos tiramisus se hacen con nata, por lo que esta le aporta más textura pero también mucha más pesadez. 

En cambio este al llevar solo los huevos y el queso es mucho más ligero. Es por ello que es fundamental que lo hagáis de un día para otro y lo saquéis del frigorífico unos minutos antes de consumir.

Espero que os haya gustado mi propuesta navideña de hoy.
Un besote
Helena

jueves, 13 de diciembre de 2018

El gluten en los medicamentos

Buenos días.

El post de hoy tiene un título claro y conciso: la presencia de gluten en los medicamentos.

Es por todos conocido que el gluten se puede encontrar en los alimentos de muchas maneras.

Pero lo que mucha gente desconoce es que también lo podemos encontrar en productos de cosmética (barras de labios, pastas de dientes, etc..) y en los medicamentos, ya que el almidón es un excipiente altamente utilizado en la fabricación de cápsulas y pastillas.
Sabemos que por encima dede 20ppm, los celiacos no podemos consumir nada que lo contenga: ni alimentos ni medicamentos.

Afortunadamente el artículo 34 del Real Decreto 1345/2007 de 11 de octubre, regula todos los medicamentos fabricados industrialmente y deja constancia de la declaración obligatoria de la presencia como excipiente de almidón de trigo, avena, cebada, centeno, o triticale y sus derivados, en el prospecto, la ficha técnica y el etiquetado del mismo.

Además, la Circular 02/2008 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios estipula que se debe facilitar la siguiente información: 

  • - Si el medicamento contiene menos de 20 ppm de gluten, se declarará su presencia, pero también se indicará: “es adecuado para pacientes celiacos” y “los pacientes con alergia a X (distinta de la EC) no deben tomar este medicamento”. 

  • - Si el medicamento contiene más de 20 ppm se incluirá la siguiente información: “este medicamento contiene almidón de X, que equivale a “x” ppm de gluten, lo que debe ser tenido en cuenta por los pacientes celiacos”, “los pacientes con alergia a X (distinta de la EC) no deben tomar este medicamento.”
Con toda esta información, si leemos bien el prospecto de cualquier medicamento, está claro si lo podemos tomar o no y ante cualquier duda, hay que consultar al farmacéutico de confianza.
Hay que tener en cuenta que el gluten como tal no suele aparecer, sino el nombre del excipiente que lo contiene. Por ello pinchando este enlace aparece el listado de los excipientes que pueden contener gluten y ante los que debemos estar alerta.
Además si entráis en la web de la Agencia Española del Medicamento, podéis consultar directamente a través del nombre del medicamento, sus excipientes.

Con respecto a los medicamentos genéricos, hay empresas como CINFA que tienen sus listados propios de medicamentos sin gluten.

Como os decía antes, consultad a vuestro farmacéutico de confianza para aseguraos.

Espero que el post os haya resultado de utilidad y mirad siempre el prospecto antes de consumir ningún medicamento.

Un besote
Helena

INFO: Post con información extraída de FACE y de Agencia Española del Medicamento.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Panettone

Hola buenos días.

Hoy os traigo una receta a la que le tenía muchas ganas desde hace tiempo: un Panettone, por supuesto, sin gluten.

De origen italiano, concretamente se supone que milanés, surgió por casualidad tras quemarse el postre que el servicio de la corte tenía preparado para la noche de Navidad.

Entonces descubrieron que el lavaplatos, un tal Tony, había preparado una especie de brioche o pan relleno de frutas confitadas y decidieron servirlo. El postre encantó a la corte real y de ahí su creación.

Bueno, en realidad hay varias historias que cuentan su origen pero esta es la más popular, así que me ha parecido bonito contarla.

Como os decía al principio, le tenía muchas ganas así que al fin, lo he hecho.

Eso sí, quiero dejar claro que es una versión mía y además expres. Vamos, que no necesita tiempos de levado ni nada de nada: mezclamos los ingredientes, llevamos al horno y listo.

Por supuesto, el Panettone tradicional no se hace para nada así. De hecho es una de las masas mas complicadas de hacer.

Pero os aseguro que si os apetece una versión rápida y apañada de este postre italiano, estoy segura de que este os va a encantar.

Vamos allá con ella.

Ingredientes
200 gr harina Baukhof *
40 gr harina trigo sarraceno
12 gr levadura química
2,5 gr goma xantana
25 gr levadura seca panadería
una pizca de sal
50 gr mantequilla
2 huevos L
150 ml leche
40 gr azúcar
10 azúcar invertido* (receta aquí)
20 ml miel
zumo una mandarina
un chorrito de ron
uvas pasas
chips de chocolate
un poquito de maicena
azúcar glass
Elaboración
- Pre calentamos el horno a 180º

- En un bol mezclamos el azúcar invertido, la miel, el ron y el zumo de mandarina. Reservar.

- En otro bol ponemos la maicena con las uvas pasas y los chips de chocolate. Mezclamos bien y reservamos (con este "rebozado" conseguiremos que estos no se queden en el fondo de la masa sino repartidos por toda ella). Reservar.

- En la amasadora ponemos todos los ingredientes secos por este orden: harina Baukhof, harina trigo sarraceno, azúcar, levadura química, levadura de panadería, goma xantana y una pizca de sal.

- Batimos suavemente para que todo se integre bien.

-  Incorporamos la mantequilla cortada en daditos (fundamental que esté a temperatura ambiente) y con las manos la vamos integrando en nuestras harinas.

- Ahora incorporamos los ingredientes líquidos: primero los huevos y seguido la mezcla del azúcar invertido, miel, ron y zumo de mandarina.

- Batimos con el gancho de la amasadora a velocidad baja y cuando veamos que los ingredientes comienzan a integrarse, vamos echando la leche poco a poco, dejando que se cree una masa homogénea.

- Amasamos unos 3-5 minutos hasta que veamos que no queda ningún grumo e incorporamos las uvas pasas y los chips de chocolate "rebozados". 

- Integramos bien en la masa y volcamos sobre nuestro molde de panettone hasta llenarlo 3/4 partes y cuando lo tengamos, le damos unos cuantos golpes sobre la masa para sacarles las posibles burbujas que tengan.

- Horneamos calor arriba y abajo entre 30 y 35 minutos a 180º. Cuando veamos que el palillo sale limpio, está listo. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Una vez frio, echamos azúcar glass sobre nuestro Panettone y listo para comer.


Notas
↪ * Como veis, he usado harina de Baukhof pero si no la tenéis, sustituidla por cualquier mix comercial que os guste o por la mezcla casera que tengáis.
↪ Si no le queréis poner el chorro de ron, no pasa nada, es prescindible.
↪ El azúcar invertido hace que las masas queden más esponjosas y se mantengan así mas tiempo. Si no tenéis, sustituid esta cantidad por azúcar normal.
↪ El zumo de mandarina lo podéis sustituir por uno de naranja o por esencia de vainilla.
↪ Si no quereis poner mantequilla, se puede hacer con aceite de oliva suave o de girasol. En este caso harían falta 100ml.
↪ La receta original lleva frutas escarchadas y pasas. Aquí como siempre, a vuestra imaginación y gusto.
↪ Por el tipo de masa que es, os recomiendo comerlo enseguida. De hecho, a nosotros nos encantó con la masa aun caliente. De lo contrario, se seca muy pronto. Así que conservadlo bien cerrado o incluso lo podéis  cortar en rodajas y congelar.

Espero que os haya gustado mi propuesta. Aunque parezca una receta muy laboriosa por la cantidad de ingredientes que lleva, realmente luego es muy sencilla. Lo fundamental es tener todos los ingredientes preparados antes de comenzar.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena