Tarta de Queso de Piña Colada

receta de tarta de queso y piña colada

 

Seguimos con el verano adelantado.
 
Yo no recuerdo en Pamplona un mes de Mayo tan caluroso como el que estamos viviendo. Así que como dije el otro día, lo que apetecen ahora son postres fresquitos.
 
El pasado lunes publiqué la receta del helado de tarta de queso sin gluten que para mi gusto, es de los mejores que he hecho. Y hoy seguimos con el queso, pero esta vez en versión tarta fresquita, sin horno y con unos sabores plenamente veraniegos: piña y coco.
 
Con el fin de que fuese ligera, la hice sin base de galletas o cereales. Pero si queréis ponerle base, en esta o esta receta tenéis como hacerlo.
 
En este caso además conseguí queso crema sin lactosa y lleva leche de coco por lo que es apta para intolerantes a la lactosa.
 
 

Tarta de queso y piña colada

Ingredientes para la crema de queso

500 ml de queso crema sin lactosa

100 gr de azúcar

100 ml leche de coco

5 hojas de gelatina neutra

8 rodajas de piña en almíbar

el zumo de la piña en almíbar

Ingredientes para la gelatina

3 hojas de gelatina neutra

zumo de la piña en almíbar

2 rodajas de piña en Almíbar

50 ml leche de coco

25 gr azúcar

piña al gusto para decorar

coco rallado al gusto

  

Elaboración de la masa

– Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua muy fría.
– Partimos la piña en trocitos pequeños. Reservar.
– En un cazo calentamos la leche junto con el azúcar y 30 ml del zumo de piña hasta que hierva. En este punto lo apagamos, dejamos que se enfríe un poco y añadimos las hojas de gelatina escurridas removiendo bien para que se disuelvan por completo. Dejamos enfriar.
– Mientras, en nuestra amasadora vamos batiendo el queso crema (deberá estar muy frío) y cuando esté muy cremoso le añadimos la mezcla de la gelatina con la leche y el azúcar y el zumo de piña.
– Cuando tengamos una masa homogénea, vertemos los trozos de piña y con una espátula de goma, los repartimos bien por toda la masa.
– Finalmente, echamos esta mezcla sobre nuestro molde y metemos en el frigorífico durante al menos, 3 horas.
 
 

Elaboración de la gelatina

– Hidratamos la gelatina en agua muy fría.
– En un cazo ponemos a calentar la leche de coco, el zumo de piña y el azúcar y revolvemos hasta que esta ultima esté disuelta.
– Añadimos las hojas de gelatina escurridas y batimos hasta que se disuelvan por completo.
– Dejamos atemperar un rato esta mezcla y la vertemos sobre nuestra masa de queso enfriada.
– Para decorar, podremos trocitos de piña sobre la gelatina y espolvoreamos coco rallado al gusto.
 
 

Notas:

  1. Estas tartas siempre hay que hacerlas de un día para otro y es fundamental respetar los tiempos de cuajado para que cada una de las capas de ingredientes queden en su lugar y no se mezclen.
  2. Para conseguir un desmoldando perfecto, echad en el molde spray desmoldarte o bien rodead el mismo con papel de acetato.
  3. Con respecto al molde, utilizad uno desmoldable para que la tarta salga con facilidad. En este caso yo lo hice en uno de 20 ces.
  4. Con este molde salen unas 12/14 raciones.

Espero que os haya gustado mi propuesta. Un postre sencillo y fresquito para estos días de calor.

Un besote, Helena

2 Comments

  1. Jarita`s Cookies

    Hola! Este tipo de tartas nos encantan así que apuntada queda! Esta semana hemos coincidido con receta sin horno jeje por cierto, la tarta de tu niño chulísima y lo importante es que fue un éxito, seguro que en la foto parecía más inclinada que en persona! Besis

  2. mcompany style

    Quiero hacerla. Son sabores que me encantan y seguro que triunfa!
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *