Roscón de Reyes sin gluten

Roscón de Reyes sin gluten
Roscón de reyes sin gluten.
 
Y de hecho, mi primer rosco de reyes, porque nunca antes había hecho uno.
 
Tengo que reconocer que se puede mejorar. Pero para ser el primero, el resultado ha sido más que aceptable: con un sabor muy similar a los roscos que yo recordaba y sobre todo, una miga super esponjosa. 
 
Todo el mundo dice que el roscón de reyes es una de las recetas más difíciles de conseguir ya que la masa es una mezcla entre un pan y un brioche y creo que tienen razón.
 
Y más en estas recetas nuestras en las que la falta de gluten hace que la esponjosidad brille muchas veces por su ausencia.
 
Pero como os digo, estoy más que contenta con el resultado de este rosco de reyes, así que vamos allá con la receta.
Roscón de Reyes

Rosco de Reyes sin gluten

ralladura de un limón
ralladura de una naranja
agua de azahar
90 gr azúcar
120 ml leche
75 gr mantequilla 
4 huevos L
20 gr levadura fresca
10 gr goma xantana
10 gr pysillium
una pizca de sal
200 gr almidón trigo sin gluten
50 gr harina panadería
75 gr harina trigo sarraceno
75 gr almidón patata

⇒ Elaboración de la masa

– Lo primero que vamos a hacer es disolver la levadura en la leche. Para ello templamos un poquito la leche junto con una cucharada del azúcar. Vertemos la levadura, revolvemos con una cucharilla y dejamos reposar.

– Con un pelador de patatas rallamos la piel de la naranja y el limón (a ser posible sin la parte blanca, lo mas finito posible) y las pulverizamos (con una batidora o una thermomix).

– En la amasadora, ponemos los huevos y los batimos a velocidad alta hasta que dupliquen el volumen y cojan mucho aire.

– Cuando los huevos estén espumados, echamos el agua de azahar, el azúcar invertido, el resto del azúcar y batimos un poco más.

– Bajamos la velocidad de a la amasadora y vertemos la leche con la levadura y la mitad del harina a cucharadas. Batimos hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

– Quitamos la varilla de la amasadora, ponemos el gancho y echamos el resto de las harinas junto con la sal, la goma xantana, el psyllium y las ralladuras de la naranja y el limón y amasamos unos 7-10 minutos a velocidad media.

– Pasado el tiempo, bajamos la velocidad de la amasadora y echamos la mantequilla (debe estar blandita) y batimos hasta que se haya integrado por completo en la masa.

Primer levado de la masa

–  Hacemos una bola con la masa en la misma amasadora y le dejamos levar tapada cerca de un lugar cálido durante una media hora (o un poquito más).

Segundo levado de la masa

–  Pasado el tiempo, vertemos la masa del rosco sobre una bandeja de horno forrada con papel.

– Nos mojamos las manos con agua muy fría y desclasificamos un poco la masa.

– Finalmente y vamos haciendo un agujero en medio, donde podremos un aro (o cualquier objeto redondo que luego se pueda meter en el horno) y dejamos levar una segunda vez aproximadamente una hora (la masa tiene que duplicar el volumen) en un lugar cálido donde no haya corrientes de aire.

Preparación y horneado

–  Una vez levada la masa de nuestro rosco, pre calentamos el horno a 180º.

-Mientras se calienta, pincelamos el rosco  con un huevo batido.

– Decoramos al gusto con láminas de almendra, azúcar cristalizada, frutas desecadas… y horneamos con calor arriba y abajo entre 18 y 20 minutos, dependiendo de cada horno.

– Nada más sacarlo del horno, pincelamos el rosco con un poco de azúcar invertido. Así conseguimos que mantenga mejor la humedad y no se reseque tanto.

– Dejamos reposar y enfriar sobre una rejilla y cuando esté frío, rellenamos al gusto.

 El roscón lo podéis congelar tranquilamente una vez horneado.

 También se puede congelar la masa. Esto se haría tras el primer levado. Haríamos una bola con la masa y envuelta en film se congela.

Para descongelarla, la dejaríamos en el frigorífico hasta que estuviese manejable y dejaríamos levar una segunda vez.

Azúcar invertido: si no tenéis o podéis hacer, se puede sustituir por por miel o por la misma cantidad de azúcar.

 Harinasnecesitamos que la masa sea esponjosa, por lo tanto la mayoría de ellas son almidones. Si no tenéis los de la receta, sustituidos por los que más os gusten o por un mix comercial pero cuyos ingredientes sean sobre todo como digo, almidones.

Como os decía al principio, este es mi primer roscón y creo que aun se puede mejorar.

Pero todos los catadores del mismo: hijos, marido, padres y abuelos, celiacos y glutonianos, dijeron que estaba bien rico.

Y si os queréis mas propuestas de recetas navideñas, aquí os dejo el enlace de los morenitos sin gluten más ricos del mundo.

Helena

4 Comments

  1. ZARA

    Hola Helena, coincidimos hace poco en un curso de cocina en pamplona y me diste tu tarjeta. Estoy deseosa de probar todo para mi hija. Me gustaría consultarte dónde puedo adquirir esa harina de la marca gallo, que veo usas bastante a menudo. Gracias por tu blog, tiene mucho gusto y una pinta espectacular

  2. Tatiana Un detalle diferente

    Hola Helena, qué rico roscón, vaya pinta tiene. Nosotros lo hacemos también en casa hace años ya, está buenísimo. Te deseo Feliz Navidad en compañía de tu familia. Un besico.

  3. Marta Ruiz de Arcaute

    Yo este año hago mi segundo intento de rosco de reyes sin gluten. El primero que hice estaba precioso, pero simio tirabas contra la mesa la podrías romper jajajaja a ver si este año hay suerte y puedo subir la receta al blog.
    Un saludo 🙂

  4. Rosa

    Que es harina panadería? yo solo uso las caseras. Por cuál podría sustituirla?
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.