Tarta de mango y coco

Tarta de mango y coco

Tarta de mango y coco.

¿Si me gusta el coco? Me encanta.

¿Si me gusta el mango? Me encanta.

Conclusión: la combinación de estos dos sabores es infalible. Y mas en una tarta sencilla, que no necesita horno y que tiene una dificultad de niño de primero de primaria.

Vamos, que es echar los ingredientes, remover y listo.

Os vais a encontrar on un ingredientes que tal vez desconozcáis u os suele poco: el agar agar, un gelificante similar a la gelatina.

Pero no asustarse, lo venden en nuestro querido Mercadona. Así que esta al alcance de cualquiera.

Esta tarta además es apta para casi todo el mundo porque no lleva lácteos (bueno, leche de coco) ni huevos.

Dicho lo cual, no me enrollo mas y vamos con la receta de la tarta de mango y coco.

Tarta sin gluten de mango y coco
tarta de mango y coco sin gluten

Tarta de coco y mango sin gluten

Para la capa de mango

400 gr mango maduro (ya pelado y sin hueso)

75 gr azúcar panela

4 gr agar agar

80 ml agua

Para la capa de coco

400 ml leche de coco

50 gr azúcar

coco rallado al gusto

4 gr agar agar

Para la decoración

 coco rallado

⇒ Preparación del molde
  • Lo mas sencillo es hacerlo en un molde desmontable (como para las tartas de queso sin horno) y forrado con papel de acetato o un molde de silicona como el que yo he usado.
Para la capa de mango

– Triturar el mango hasta obtener una especie de puré.

– En un cazo, echar el mango, el azúcar, el agar agar y el agua y cocinar hasta que todos los ingredientes disueltos (nunca debe hervir o el agar agar perderá el efecto gelificante).

– Verter sobre el molde elegido y dejar cuajar en el frigorífico al menos, una hora. 

Para la capa de coco

– Del mismo modo que en el caso anterior, en un cazo poner todos los ingredientes (menos el coco rallado) y cocinar hasta que estén disueltos.

– Una vez tengamos la crema, añadir el coco rallado al gusto y mezclar bien.

– Sacar el molde con la capa de mango.

Con un tenedor, hacer unas ranuras un poco a la superficie de la misma (así la capa de coco se adhiere mucho mejor) y verter la crema de coco.

– Dejar nuevamente el el frigorífico al menos 3 horas.

Para la decoración

– Pasado el tiempo de cuajado, desmoldar con cuidado y espolvorear un poco de coco rallado por encima.

Azúcar panela: se puede sustituir por azúcar blanca.

Agar agar: se puede sustituir por gelatina neutra y en este post os cuento cómo hacerlo.

 Molde: Esta tarta la hice en un molde de 16 cm. Si la queréis hacer mas grande (uno de 20/22 cm) duplicad las cantidades de todos los ingredientes.

 Mango: En vez de con mango, se puede hacer con la fruta que mas os que os guste: frambuesas,  fresas, papaya…

 El coco rallado dentro de la crema es prescindible. Yo le puse porque me encanta.

SIN ALERGENOS

Espero que os haya gustado esta propuesta de tarta de mango y coco.

Me gustan mucho este tipo de tartas para el verano porque por supuesto, además de no necesitar horno se hacen en un “pis pas” y son muy frescas. 

Por lo que si os gusta el mango, os dejo la receta de unos helados hechos con ellos os va a encantar.

Helena 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *