New York Cheesecake sin gluten

tarta de queso New York sin gluten
 
Muchas, muchas ganas tenía de hacer la “New York Cheesecake” por supuesto, sin gluten.
 
Mira que hago tartas de queso porque nos encantan. Pero esta, a pesar de haberla probado en todos restaurantes donde la encontraba antes de saber que soy celíaca, no la había “tuneado”
 
Tengo que reconocer que para hacerla, busqué muchas recetas por la red.
 
Y si os digo la verdad, al final he cogido los ingredientes de una, la manera de hacerla de otra y el resultado ha sido fantástico.
 
Es una tarta super agradable de comer, con una textura cremosa y suave. Y el contrapunto ácido de la mermelada y las frambuesas.
 
Eso sí, la bomba calórica y de lactosa es muy potente. Pero un día es un día y estoy segura de que os va a encantar.
 
Ingredientes para la base
200 grs de galletas sin gluten (o cereales)
80 grs de mantequilla
 
Ingredientes para la tarta
4 huevos L
200 grs de azúcar
600 grs de queso tipo Philadelphia
500 ml de nata (35% materia grasa)
1 yogur griego
30 grs de harina de Maiz (Maizena)
Mermelada de frambuesa
Frambuesas

Elaboración de la base

– Trituramos las galletas o los cereales hasta que tenga la consistencia de polvo. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y hacer una masa.
– En un molde desmontable de 20-23 cms y previamente forrado con papel albal (paso muy importante) colocamos nuestra base de cereales.
– Ahora podemos hacer dos cosas: una de ellas es hornearla 10 minutos a 180º o bien meterla al congelador 10 minutos también. Personalmente me gusta más horneada, pero esto ya va en gustos.
 
 
Elaboración de la tarta
– Si habéis horneado la base, subir el horno a 200 grados. Si no encendedlo y ponerlo a esa temperatura.
– Batir el queso crema hasta que esté muy cremoso y entonces añadirle el yogur griego. Batir un poco más. Reservar.
– En la amasadora, batir los huevos con el azúcar hasta que dupliquen el volumen y blanqueen. Añadirle la maizena y batir un poco más.
– Incorporar el queso crema previamente batido junto con el yogur griego. Batir a velocidad baja y cuando tengamos todos los ingredientes integrados, incorporar la nata y terminar de batir a velocidad baja hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados y tengamos una crema homogénea.
 
– Verterla sobre nuestra masa previamente horneada (o congelada) y meter en el horno a 200 grados durante 10 minutos.
 
– Antes de cerrar el horno, en la bandeja donde hayamos puesto nuestra tarta, echar agua hasta llegar aproximadamente a un dedo de altura. Esto es muy importante porque es una tarta que necesita hacerse con humedad y al baño maría. Poniendo agua en la bandeja es como lo conseguimos.
 
– Pasado ese tiempo, bajar la temperatura a 180º, volver a echar un poco más de agua a la bandeja y hornear aproximadamente una hora.
 
– Cuando pase el tiempo, comprobar que la tarta está hecha metiendo un palo en ella y si sale limpia, lo estará. Ojo, la tarta tiene que bailar como si fuese un flan.
 
– Dejar enfriar a temperatura ambiente durante una hora y posteriormente, meterla en el frigorífico al menos 4 horas. Pero estará mucho mejor de un día para otro.
 
Para decorarla: un rato antes de servirla, poner la mermelada y las frambuesas.
 
Notas:
* Con estas cantidades sale una tarta muy grande. Podéis reducir perfectamente los ingredientes a la mitad.
* Si a la base le ponéis frutos secos, os dará un sabor increíble. También le podríais añadir cacao desgrasado en polvo sin azucares añadidos (Tipo Valor)
 
 
 
ALÉRGENOS: esta receta contiene huevos y lactosa.
 
 
 
 
Espero que os haya gustado mi propuesta. Nos vemos el próximo lunes.
Un besote
Helena

One Comment

  1. Jarita`s Cookies

    Hola! Ummmm te ha quedado espectacular! Feliz puente! Besis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *