Tarta de queso, fresas y chocolate

Tarta de queso, fresas y chocolate

Tarta de queso, fresas y chocolate.

Repito postre con fresas. No lo puedo evitar. Llega esta época del año y siempre me viene bien hacer algo con ellas.

Así que hoy os presento esta impresionante una tarta de queso, fresas y chocolate, por supuesto, sin gluten.

Las tartas de queso sin gluten son un éxito allá donde las lleve porque son versátiles, puedes hacerlas con o sin horno; ponerles las fruta o verduras de temporada o tirar de cremas caseras como la anteriormente mencionada de cacahuetes.

Todas ellas son deliciosas. Y visualmente, muy resultonas.

Dicho todo esto, vamos sin mas dilación a por la receta de hoy. Que la disfrutéis.

Tarta de fresas y queso sin gluten

Tarta de fresas y queso sin gluten

Para la base

150 gr galletas o cereales chocolate

60 gr mantequilla

Para la tarta de queso

300 gr fresas limpias

300 gr queso crema

200 ml nata 35% MG

75 gr azúcar

4 láminas gelatina neutra

 

Para la cobertura de chocolate

80 ml leche

90 ml agua

75 gr azúcar

40 gr cacao polvo desgrasado

4 láminas gelatina neutra

 

Elaboración de la base
Comenzamos elaborando la base de la tarta. Para ello:
 
– Fundimos la mantequilla en el microondas con cuidado de que no se queme.
– En una procesador de alimentos, trituramos las galletas o cereales y una vez convertidos en polvo, añadimos la mantequilla y mezclamos bien hasta obtener una masa compacta.
– Echamos la masa sobre la base del molde elegido y la distribuimos con las manos de manera homogénea.
 – Para finalizar, la metemos en el congelador mientras hacemos el resto de la tarta.
Elaboración del puré de fresas
– Para empezar, ponemos a hidratar en agua muy fría las hojas de gelatina. Reservar.
– Limpiamos las fresas y las trituramos en una batidora hasta obtener un puré finito. 
– Ponemos el puré en una cazuela y lo calentamos un poco; escurrimos la hojas de gelatina y las vertemos en el puré hasta que se disuelvan por completo. Dejamos enfriar.
Elaboración de la tarta de queso
– En la amasadora, batimos el queso crema con el azúcar hasta obtener una masa cremosa. Incorporamos la nata y seguimos batiendo.
– Finalmente echamos el puré de fresas con la gelatina y batimos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
– Vertemos la masa en nuestro molde y dejamos enfriar en el frigorífico al menos 3 horas.
 
Elaboración capa de chocolate espejo
 
Una vez cuajada la crema de queso y fresas, vamos a hacer la cobertura de chocolate. Para ello:
 
– Hidratamos las hojas de gelatina en un bol con agua muy fría.
– En una cazuela ponemos la leche, el agua y el azúcar y calentamos sin dejar de batir hasta que el azúcar esté completamente disuelto. Lo ideal es tener un termómetro y que la mezcla no pase de 30º pero si no tenéis, no pasa nada. Lo más importante es que la mezcla no llegue a hervir.
– Retiramos del fuego, echamos el cacao y volvemos a poner en el fuego y seguimos batiendo hasta que tengamos una mezcla cremosa y brillante.
– Dejar reposar la mezcla 12 minutos.
– Pasado el tiempo añadir la gelatina (previamente escurrida) y batimos bien hasta que se disuelva por completo.
– De nuevo, dejar reposar unos 10 minutos y entonces, verter la mezcla sobre la tarta de queso.
– Para que “solidifique” deberemos dejarla al menos 3 horas en el frigorífico.
 

Galletas o cereales base: si no tenéis de chocolate, echadle unos 20 gr de cacao desgrasado en polvo. También se puede hacer con galletas sin chocolate por supuesto. 

Queso: queda perfecta con mascarpone, tipo Philadelphia… el que más os guste.

Nata: importante que sea para montar, de más de 32% mínimo de materia grasa (MG). Y recordad que ésta es genérica, por lo que no tiene que llevar el sello «Sin gluten».

Cacao cobertura: no vale tipo Neskuik. Tiene que ser cacao desgrasado y sin azúcar.

Cobertura cacao: se puede hacer sin ella. Simplemente poniendo trocitos de fresas por encima.

Molde y desmoldado: Para que el desmoldado sea perfecto, usad siempre moldes desmontables y poned en las paredes interiores del molde unas tiras de acetato.

Tamaño molde: en este caso lo hice en uno de 16 cm de diámetro.

Contiene Lácteos

Espero que os haya gustado esta propuesta de tarta de queso, fresas y chocolate.

Os animo a hacerla porque de verdad, está deliciosa, es cremosa, suave y con el toque de la capa brillante chocolate (fijaros en la primera foto como reflejan las fresas), queda espectacular.

Y si os gustan las fresas en los postres, este brazo de gitano hecho con ellas os va a encantar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.