Batido de papaya, naranja, fresas y chia

batido saludable de papaya y chia
Batido de papaya, naranja, fresas y chía.
 
En casa todos los días tomamos para desayunar un zumo de naranja recién exprimido.
 
Supone levantarse 5 minutos antes pero la recompensa de tomar un buen chute de vitamina C merece la pena.
 
Hace un tiempo, un día en una librería mi hijo mayor vio un libro de batidos y zumos y me propuso comprarlo.
 
Y yo ante tal propuesta no me pude resistir.
 
Así que desde entonces, al menos uno de los días del fin de semana procuramos hacer uno de ellos para desayunar o merendar.
 
Con antelación decidimos cual hacer para tener los ingredientes en casa y la verdad, está resultando todo un éxito.
 
Los batidos los dejamos más para merendar ya que suelen llevar lácteos, chocolate…
 
En cambio los sumos (o actualmente llamados smoothies) están compuestos en su mayoría por frutas.
 
Y como os decía al principio, nada mejor para comenzar el día que un buen chute de vitaminas, minerales y todos los beneficios que nos aporta la fruta y la verdura.
 
Y además, son productos genéricos, es decir 100% libres de gluten, base de la que debe ser nuestra dieta “celiaca”.
batido de papaya y fresas

Batido de papaya y fresas

Media papaya grande
15 fresas de buen tamaño
2 naranjas sin piel
Jengibre al gusto
2 cucharaditas de semillas de chía
– Pelamos las naranjas y las cortamos en cuartos. Reservar.
– Lavamos las fresas, les quitamos el rabito y reservar.
– Cortamos la papaya, le quitamos las semillas. reservar.
– Ponemos en un procesador de alimentos todas las frutas peladas y cortadas junto al jengibre y las semillas de chía y trituramos hasta que tengamos la consistencia que nos guste, más o menos trabado o ligero.
〉Para que los batidos estén sabrosos y dulces y así no añadir ningún edulcorante, es preferible que las frutas estén maduras.
 
〉Con estas cantidades rinde para 4 vasos hermosos de batido.
Propuesta sencilla a más no poder y os puedo asegurar que está delicioso y es una magnifica manera de que los niños (y los no tan niños) tomemos una buena dosis de fruta casi sin enterarnos.
 
Y aquí os dejo otra propuesta de otro batido de plátano y espinacas que estoy segura, os va a encantar.
 
Helena

One Comment

  1. Iratxe Ayala

    Qué rico!! La papaya no sé si la he comido una vez en mi vida o así, pero el otro día estuve a puntito de comprar media para probar! A ver si este año me aficiono de verdad a los batidos o zumos, porque como bien dices, son una manera estupenda de llenarnos de vitaminas y minerales a tope!
    Feliz semana! Muás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *