Smoothie de fruta y espinacas

Smoothie de frutas y espinacas
Smoothie de frutas y espinacas.
 
Al fin, al fin ha llegado el calor a Pamplona.
 
Yo nací en mitad del verano, hace ya unas cuantas primaveras y según mi madre ese día hacía mucho, mucho calor. Y de debí coger gustillo.
 
Pero claro, viviendo en Pamplona (sobrenombre «Mordor» – tierra oscura y tenebrosa de «El señor de los Anillos) en donde el invierno se alarga hasta mayo y el verano es «cortito», los días de calor a tope me encantan.
Y dicho esto, ¿qué mejor para el calor que un buen batido?
 
Si sois seguidoras del mundo blogger, veréis que a estas combinaciones de frutas, verduras, lácteos… ahora les ha dado por llamarlas «smoothies».
 
Según la Wikipedia, el smoothie «es una bebida cremosa no alcohólica, preparada a base de trozos y zumos de fruta, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado».
 
Las combinaciones son infinitas y la mezcla de fruta, verdura y lácteos es curiosamente fantástica. Además es una estupenda manera de que los niños las tomen sin protestar nada de nada.
 
Así que hoy vamos con un smoothie de frutas y espinacas que es uno de mis favoritos.
Batidos sin gluten
Batido de fruta y espinacas

Batido de fruta y espinacas

2 plátanos
1/2 piña natural
yogur natural / bebida vegetal/ leche /agua
Espinacas frescas o congeladas
semillas de chía
– Si las espinacas están congeladas, descongelarlas escurrirlas bien para quitarles todo el agua sobrante. Reservar.
– Poner el plátano y la piña en un procesador de alimentos y triturar.
– Añadir el yogur / la bebida vegetal/ la leche o el agua y seguir batiendo.
– Incorporar las espinacas congeladas y triturar hasta que las espinacas estén bien integradas.
– Espolvorear semillas de chía por encima
– Servir y tomar preferiblemente frío.

 La parte «líquida» como veis se puede adaptar al gusto de cada persona, siendo desde un yogur natural, uno sin lactosa, se soja; una bebida vegetal, leche o agua.

No pongo la cantidad porque es al gusto, en función de cómo os guste. Se va añadiendo hasta obtener la textura adecuada a cada uno.A este batido se le puede añadir jengibre en polvo para darle un toque «picante».

Jengibre: a este smoothie le va genial un toque de jengibre bien en polvo o en trozo desmenuzado junto a la fruta.

Semillas de chía: son totalmente prescindibles.

En el caso de hacerlo con yogur o leche

Espero que os haya gustado esta veraniega propuesta.

Y por si como a nosotros, os encantan este tipo de batidos, aquí os dejo otro de papaya y fresas delicioso.

Helena

One Comment

  1. Tatiana Un detalle diferente

    Qué buena idea Helena, me encanta esa mezcla, la tengo que probar. El otro día tomé uno de fresas y plátano. A mi también me encanta el calor y el verano, esperemos que este año podamos disfrutar del sol en Pamplona, antes de ir a la playa, que también nos tocará. Un besico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.