Alergias, intolerancias y celiaquía

Alergias, intolerancias y enfermedades autoinmunes

Alergias, intolerancias y celiaquía.

Vamos hoy con un post denso y largo pero que tenía muchas ganas de escribir.

Vaya por delante como siempre que yo no soy médico. Así que para escribir este post me he basado en lo mucho que voy leyendo de estos temas y también he consultado a un par de médicos amigos para que me ayudasen.

Por ello, este post está escrito no desde una manera medica profesional, sino con palabras que todos podamos entender.

Espero que tras leerlo, queden claras las diferencias que existen entre una alergia, una intoleracia y una enfermedad autoinmune, como es la celiaquía.

Qué es un Alérgeno

Un alérgeno es cualquier sustancia que puede producir una reacción en un individuo que ya hayan estado en contacto con el mismo. 

Por supuesto, cuando hablamos de alérgenos, existen alérgenos ambientales, (como el polen), alérgenos alimentarios y otras sustancias como los medicamentos y picaduras de insectos.

En cuanto a los alérgenos alimentarios, en España y según el Reglamento Europeo 1169/11 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y Real Decreto 125/2015) , es obligatoria la declaración de los siguientes, tanto en un plato elaborado como en un producto envasado:

14 alértenos

El problema con éste reglamento que bien conocemos los celíacos, es que, las trazas no son de obligada declaración. 

Sí se debe marcar si el producto se ha fabricado o envasado en una instalación donde se manipulan esos alérgenos, o si alguno de sus ingredientes pudiera contener cantidades mínimas.

Por lo tanto, es habitual ver la frase “puede contener trazas de…” en algunos productos. Pero que no ponga que contiene trazas de ese alérgeno, no quiere decir que no las tenga.

Qué es una alergia

Qué es una alergia

Una alergia es una reacción de nuestro cuerpo que consiste en que éste percibe como nociva una sustancia que no debería serlo, produciéndose una respuesta inmunológica exagerada y generalmente muy rápida que se manifiesta en diversos órganos del cuerpo.

Las alergias, que activan un componente de nuestras defensas llamado inmunoglobulinas E (IgE).

Síntomas de una alergia alimentaria

En general el primer síntoma de una alergia alimentaria (que es de lo que vamos a hablar hoy), suele ser un intenso picor en la boca y/o paladar al ingerir el alimento.

Pero también se producen síntomas no digestivos como erupciones en la piel con ronchas, picor intenso, vómitos, diarrea, estornudos, taponamiento nasal e incluso dificultades respiratorias.

En ocasiones y especialmente en los niños, algunas alergias alimentarias producen asma.

Los casos más severos pueden llegar a producir un shock anafiláctico de consecuencias muy graves que suponen una urgencia vital.

Esto no depende tanto de la cantidad de alimento ingerida sino de la sensibilidad del paciente al alérgeno.

Cuales son los principales causantes de las alergias alimentarias.

En principio, cualquier alimento puede ser susceptible de causar una alergia alimentaria (yo soy alérgica al atún, al bonito y sus derivados, por ejemplo).

Como he dicho, cualquier alimento puede provocar una reacción alérgica, siendo algunas de ellas transitorias, especialmente, en la infancia.

  • En niños menores de 5 años, la leche, el huevo y el pescado son las causas más frecuentes
  • A partir de los 5 años, son más frecuentes los alimentos vegetales, como las legumbres, frutas, frutos secos o las hortalizas
  • A partir de los 15 años, los pólenes es la causa frecuente de alergia

Los alérgenos más comunes son:

  • Alérgenos graves: cacahuetes.
  • Alérgenos fuertes: cereales con gluten (avena, trigo, cebada, centeno), marisco, huevos, pescado, soja, proteínas lácteas, frutos secos (almendras, avellanas, pistachos, nueces, piñones etc.).
  • Alérgenos leves: apio, frutas con hueso (albaricoques, cerezas, melocotones y ciruelas).

Qué es una intolerancia alimentaria

Una intolerancia alimentaria no es una reacción alérgica, ya que en ella no interviene el sistema inmunitario.

En una intolerancia el cuerpo no es capaz de digerir una parte de un alimento concreta, debido a la carencia de la enzima que metaboliza esa sustancia.

Los síntomas de las intolerancias alimentarias suelen ser inespecíficos, con alteraciones del ritmo intestinal, flatulencia, malas digestiones, dolor abdominal difuso, etc.

Hay test para medir intolerancias alimentarias, como es el caso de la lactosa.

Pero cabe destacar que muchos de los que se ofrecen en farmacias y otros lugres, no tienen un soporte científico y no han demostrado utilidad clínica.

Por ello, cuando existen síntomas digestivos inespecíficos, es conveniente descartar que exista alergia u otras patologías.

Diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria

La principal diferencia por tanto entre una alergia y una intolerancia alimentaria es que:

– En la alergia se produce una reacción del sistema inmunitario de manera muy clara, definida y rápida, que puede afectar más allá del sistema digestivo.

– La intolerancia alimentaria suele conllevar síntomas inespecíficos, principalmente digestivos y la rapidez es variable, pudiéndose manifestar incluso al día siguiente. En ella no interviene el sistema inmunitario.

Cuando existe una alergia hay evitar totalmente la exposición al alimento, evitar la contaminación cruzada incluso en ocasiones la exposición ambiental al mismo, ya que algunas personas alérgicas pueden sufrir un shock únicamente por oler o tocar el alérgeno.

En el caso de algunos tipos de intolerancia hay personas se pueden llegar a tolerar pequeñas cantidades del alimento e incluso medicamentos que permiten la ingesta del alimento ya que suplen la enzima que falta (como es el caso de las pastillas para la lactosa).

Enfermedades relacionadas con el gluten y el trigo

Celiaquía: Enfermedad autoinmune

La Enfermedad Celíaca (EC) o Celiaquía es una enfermedad multisistémica inmunomediada, provocada por el gluten y que se produce en individuos genéticamente susceptibles.

Al asumir el cuerpo que el gluten es un agente nocivo para él, provoca que la mucosa del intestino se inflame y se destruyan las vellosidades intestinales, las cuales son las responsables de absorber los nutrientes. 

La reacción del cuerpo ante la ingesta de gluten puede ser muy diversa: desde vomitar al poco rato de la ingesta, estar varios días con dolor de tripa y cansancio hasta absolutamente nada de nada.

Pero lo que siempre habrá será daño intestinal, al “despertar” de alguna manera los anticuerpos y que estos vuelvan atacar las vellosidades. 

Las consecuencias de que una persona consuma gluten siendo celíaca pueden afectar a cualquier órgano o sistema del cuerpo humano (en este post os cuento cuales son las enfermedades más relacionadas con la celiaquía).

Por ello es imprescindible y fundamental hacer una dieta estricta sin gluten.

En el caso de la celiaquía, esta reacción está mediada por las inmunoglobulinas G (IgG) o las A (IgA)

Porqué la celiaquía NO ES UNA INTOLERANCIA

Durante muchos años, se decía para referirse a las personas celíacas que tenían intolerancia al gluten.

Tras leer este post podemos dejar claro que una intolerancia alimentaria solo afecta al sistema digestivo; mientras que la celiaquía  afecta a muchos sistemas e interviene el sistema inmunológico

Sensibilidad al gluten no celíaca

Nos queda por hablar de la Sensibilidad al Gluten/ Trigo No Celíaca.

Esta es una  reacción al gluten u a otros componentes del trigo (aún no se sabe con exactitud) caracterizada por presentar síntomas digestivos y extra intestinales desencadenados por la ingesta de gluten/trigo similares a la celiaquía.

Las personas que la padecen que mejoran con una dieta sin gluten. Sin embargo tras realizar todas las pruebas pertinentes, no cumplen los criterios diagnósticos de celiaquía ni de alergia al gluten.

En éste post os hablo con detalle de la sensibilidad al gluten no celíaca.

Soy consciente de la intensidad y largura del post, pero me parecía fundamental tratar de explicar la diferencia entre las alergias, las intolerancias y lo que es una enfermedad autoinmune como la celiaquía, de una manera sencilla y entendible.

Espero haberlo conseguido.

Y si queréis saber más, en este post os hablo sobre las pruebas que hay que hacer para poder diagnosticar o descartar celiaquía.

Helena

6 Comments

  1. Adriana

    Maravilloso. Súper claro y completo!

    1. Helena Oses Ursua

      Gracias amiga¡¡¡¡ Muakkkk

  2. Ana

    Excepcional y muy claro explicado !!

    1. Helena Oses Ursua

      Muchísimas gracias Ana¡¡

  3. Alejandra Mosco

    Excelente y amplia tu explicación!!!! Gracias por tu generosidad!!!!

    1. Helena Oses Ursua

      Muchas gracias Alejandra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *