Restaurantes en Pamplona sin gluten

Restaurantes en Pamplona sin gluten

Restaurantes en Pamplona sin gluten.

Hace un tiempo os conté donde comer sin gluten en Pamplona, centrándome en hamburgueserías, lugares de tapeo y pinchos.

Hoy, centro el post en restaurantes de mesa, donde disfrutar de una buen comida y por supuesto, sin gluten y con seguridad.

Pamplona es una ciudad pequeña.

Y aunque sólo el Zokoa está avalado por FACE y es 100% sin gluten, creo poder decir que tenemos una variedad más que aceptable donde poder comer bien y seguros.

Los demás restaurantes de los que os voy a hablar, o bien han tenido formación en algún momento por parte de la asociación, o se han preocupado en saber cómo hacer las cosas bien para nosotros.

Y dicho lo cual, vamos allá con los restaurantes donde comer sin gluten en Pamplona.

Restaurantes donde comer sin gluten en Pamplona

Voy a separar los restaurantes en función de la zona de Pamplona donde los encontramos.

En el casco viejo de Pamplona, los celíacos podemos elegir entre una buena oferta de restaurantes donde comer. Desde un tapeo sencillo hasta un viaje gastronómico de capricho.

- Basaburúa

Ubicado el la céntrica plaza San Francisco, el Basaburúa es un restaurante de comida tradicional Navarra donde sus croquetas sin gluten son, entre otras cosas, delicias de las que los celíacos podemos disfrutar.

El chef Iñaki Andradas ha conseguido hacer del Baserriberri un lugar al que volver cada vez que cambian en menú.

Tradición y modernidad; comida navarra y del resto del mundo presentada en unos platos innovadores, con mezcla de sabores y fusión increíbles.

Y lo mejor, los celíacos tenemos adaptado prácticamente todo el menú (siempre bajo aviso previo, por supuesto).

- El Patio de comedias

Como su nombre indica, está situado en la calle Comedias.

Este cuidado y minimalista restaurante, mezcla en su cocina la tradición y la modernidad.

Muchos de sus platos son aptos para celíacos y os recomiendo probar el brownie. ¡¡Espectacular¡¡

- La Tasca de Don José

Con tres locales en Pamplona, uno en la Plaza del Castillo y dos ubicados en centros comerciales, han recibido formación por parte de la Asociación Navarra de Celíacos y tienen carta exclusiva, incluyendo menú para niños.

Sin grandes pretensiones pero agradable y buena relación calidad-precio.

En este post os cuento más con detalle.

- Café Niza

Al lado de la céntrica Plaza del Castillo y pegado al Teatro Gayarre,  el Café Niza es un clásico pamplonés.

Restaurante, cafetería y bar de copa nocturno, gran parte de la carta del Niza es apta para celíacos.

- Restaurante Europa €€€

Si os queréis dar un capricho, el restaurante Europa, cuenta con una estrella Michelín.

Además el restaurante está ubicado en el hotel del mismo nombre donde se celebran eventos como bodas y muchas reuniones de empresas.

Cocina de autor. Capricho gastronómico donde nos adaptan todo el menú de una manera espectacular.

Sin duda, un 10 para este este restaurante.

Aquí tenéis mi experiencia comiendo en Hamabi.

El barrio del Segundo ensanche va desde lo viejo hasta la parte alta de la ciudad. Con un entramando de calles rectas que recuerda a Barcelona. Aquí podemos comer en:

- La bankada

Este pequeño pero acogedor gastrobar tiene una variada oferta de platos sin gluten.

La carta va variando en función de la estacionalidad de la comida, teniendo mucho producto de km0.

Aquí mi experiencia comiendo en «La Bankada».

- Burladero

Restaurante de comida tradicional navarra, situado enfrente de la plaza de toros.

La calidad de la carne y el pescado a la brasa son increíbles y adaptan muchos platos para celíacos con mimo y cuidado. 

El Burladero Restaurante opciones sin gluten Pamplona

Arrocería donde la mayor parte de sus platos son sin gluten.

En este post os hablo de este restaurante en profundidad.

Mezcla fusión entre la comida tradicional navarra y la modernidad, platos cuidados tanto de sabor como de presentación y donde más del 80% de la carta es apta para los celíacos.

Y con esto, me despido por hoy.

Animaros a venir a Pamplona porque aunque pequeñita, es una ciudad que merece la pena visitar y como habéis comprobado, es posible comer y muy bien sin gluten.

Y por supuesto, recordad que siempre que vayamos aun restaurante tenemos que avisarles de que somos celíacos y necesitamos que extremen el cuidado con la contaminación cruzada.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.