Galletas de mantequilla Sin Gluten

Galletas de mantequilla SIN GLUTEN
Galletas de mantequila sin gluten.
 
Sin duda, un básico de cualquier blog de repostería sin las galletas de mantequilla.
 
Solas de por sí están deliciosas; pero además son perfectas si las queréis decorar con glasa o con fondant.
 
Muy fáciles de adaptar del mundo con gluten al sin, para mí la diferencia principal de conseguir unas buenas de mantequilla sin gluten radica en ponerles goma xantana, ya que ésta va a conseguir que sean mucho mas consistentes y no se rompan tanto.  
 
Así que sin más dilación, vamos allá con la receta.
Recta de galletas de mantequilla sin gluten
Como hacer galletas de mantequilla sin gluten

Galletas de Mantequilla

130 gr mantequilla 
100 gr azúcar glas
280-290 gr  harina sin gluten
1 huevo
Una pizca de sal
3 gr goma xantana
esencia de vainilla 
canela
Elaboración de la masa
– Tamizar la harina junto a la sal y la canela. Reservar
 
– Poner la mantequilla en la amasadora (fundamental que esté a temperatura ambiente, muy blandita) y batir hasta que esté cremosa.
 
– Añadir el azúcar glas y mezclar bien hasta que ambos ingredientes estén bien integrados y la mezcla se haya puesto blanquecina.
 
– Verter el huevo (previamente un poco batido) y la esencia de vainilla y seguir mezclando.
 
– En este punto, ir añadiendo poco a poco la harina a cucharadas, dejando que se integre bien. 
 
– Una vez hecha la masa, la sacamos de la batidora y hacemos una bola con ella. Si veis que se os pega en las manos, es porque necesita un poco más de harina (la humedad del ambiente influye mucho).
 
– Tapamos la bola de masa con film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico 20 minutos para que endurezca un poco.
Galletas de mantequilla para comer tal cual
Si queremos las galletas para comerlas tal cual, con la masa hacemos bolitas de unos 20/22 gr.  
 
Las aplanamos con la mano y las vamos colocando en una bandeja de horno forrada con papel y dejando espacio entre ellas.
 
Las dejamos media hora más en el frigorífico para que la masa vuelva a endurecer y luego las horneamos a 180º calor arriba y abajo unos 13/15 minutos.
 
Una vez listas, pasamos las galletas a una rejilla enfriadora .
Galletas de mantequilla para decorar con glasa o fondant
En el caso de que queramos nuestras galleta para decorar, colocamos la bola entre dos papeles de horno y estiramos la masa con un rodillo hasta conseguir aproximadamente un grosor de 0.6 cm (si las hacemos más finas, es posible que en el proceso de decorado, se nos rompan).
 
– Una vez estirada, dejamos reposar la masa unas tres horas en el frigorífico (máximo dos días).
 
– Pasado este tiempo, cortamos la masa con el cortador elegido y volvemos a meterla en el frigorífico una hora más. Este último paso es importante hacerlo para que en el proceso de horneado, la masa no pierda su forma.
 
– Con el horno precalentado a 180º, horneamos unos 13-15 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta. Una vez listas, dejamos enfriar en una rejilla.
 
Galletas decoradas con glasa, fondant o papel comestible de mi otro blog "Oh, ¿pero esto se come?"
Temperatura: para que éstas galletas salgan bien, es fundamental que la mantequilla, el huevo y la leche siempre deben estar a temperatura ambiente.
 
En caso de habernos olvidado, la mantequilla se puede meter en el microondas unos segundos, pero nunca que se quede «aceitosa». Con respecto a los huevos, se pueden meter un poquito en un bol con agua muy caliente.
 
Azúcar glas: para hacer estas galletas es mejor que sea comprada (y aseguraos de que es sin gluten) ya que tienen un grano más fino (es prácticamente «polvo».)
 
Por supuesto, el azúcar glas se puede hacer en casa con máquinas como la Thermomix (añadiendo siempre una cucharada de maicena para que quede mejor), pero el granos siempre será un poco más grande.
 

Leche: estas galletas admiten un poquito de leche, que deberíamos ponerla entre una parte y otra de la harina. 

Harinas: se pueden hacer con el mix comercial que más os guste o con la mezcla casera preferida.

Además he puesto un pequeño intervalo de cantidad. El motivo es que depende mucho de la humedad que haya el día que hagáis las galletas así que yo podría de inicio 260 gr y si al terminar la masa está muy blanda y pegajosa, añadid un poco más.

Podéis hacerlas con las harinas sin gluten que más os gusten, incluyendo incluso 1/3 de mix de harina para pan (si las vais a decorar), ya que les da más consistencia.

En cambio, sí las hacéis sólo con una harina como maicena o arroz blanco porque  se os romperán con facilidad.

Esencia de vainilla y canela: son prescindibles, así que no os gustan o no tenéis, no pasa nada.

Como veis, unas galletas fáciles y versátiles donde las haya que os sirven para comer tal cual o para decorar.

Y si queréis más recetas de galletas, éstas tipo «príncipe» os van a encantar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.