Calabacines rellenos de carne

Calabacines rellenos de carne

Calabacines rellenos de carne.

A pesar de que este blog se nutre principalmente de recetas dulces, de vez en cuando, me gusta subir una receta salada.

De las que hago en mi día a día con un «punto especial» y triunfan en mi casa.

Por lo tanto, estos calabacines rellenos de carne deben tener su lugar en el recetario de este blog ya que están increíbles y además, son muy sencillos de elaborar y saludables.

Así que sin mas dilación, vamos a por la receta.

Calabacines rellenos de carne y queso
Calabacines rellenos sin gluten

Calabacines rellenos de carne y queso

4 calabacines redondos

1 cebolla mediana

500 gr carne picada solomillo cerdo

sal

pimienta negra

nuez moscada

cúrcuma

hierbas provenzales

dados de queso cabra

queso cabra rallado

tomate frito

- Preparamos los calabacines

– Lo primero que vamos a hacer es limpiar bien los calabacines.

– Una vez limpios, les cortamos el ratito (reservar) y con una cuchara de helado, extraemos la pulpa (reservar).

– Ponemos los calabacines limpios y vacíos en una sopera con bien de agua y dejamos que hiervan unos 5/7 minutos.

– Lo sacamos, secamos con papel y reservar.

- Elaboramos el relleno de carne

– En primer lugar, cortamos la cebolla muy pequeña y la echamos en la sartén con aceite para que vaya mochando a fuego lento.

– Cuando esté dorada, vertemos el calabacín y dejamos que se haga.

– Incorporamos la carne de cerdo, todas las especias y con el fuego medio, dejamos que la carne se haga casi por completo.

– Cuando veamos que le queda poco, echamos el tomate frito, los cubos de queso de cabra y mantenemos fuego bajo unos 3 minutos más.

- Rellenamos y gratinamos

Para finalizar este plato:

– Con una cuchara, rellenamos todos los calabacines.

– Sobre el relleno, ponemos un poco de queso de cabra rallado y gratinamos en el horno (con cuidado que se queman rápidamente).

– Servir caliente.

Ajo: yo no pongo ajo en mis recetas saladas porque me sienta fatal, pero en esta receta quedaría perfecto.

Carne solomillo de cerdo: por supuesto, se puede hacer con cualquier carne picada que os guste (ternera, mezcla cerdo y tener, pollo, pavo…)

Especias: no pongo cantidades porque es muy al gusto de cada uno. Pueden ser prescindibles.

Queso de cabra: también es prescindible o podría ser de oveja.

Gratinado: aunque les da un punto crujiente, están igual de ricos sin gratinar.

Espero que os haya gustado esta propuesta de calabacines rellenos de carne.

Como habéis visto, son muy sencillos de elaborar y de verdad, están buenísimos y es un plato súper completo.

Pero por si os habéis quedado con más ganas de recetas saladas, este rollo de pimientos del piquillo, rúcula y queso os va a encantar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *