Tartaletas de queso de cabra e higos

Tartaletas de queso de cabra e higos

Tartaletas de queso de cabra e higos.

Tras una ardua labor en busca de higos, al fin y gracias a un tío mio, el otro día conseguí unos poquitos.

Y yo me pregunto: ¿en qué momento pasé de no gustarme nada de nada los higos a encantarme y volverme loca hasta encontrarlos?. En fin.

La cuestión es que aprovechando que teníamos una comida en casa, decidí mezclar lo dulce con lo salado para hacer estas tartaletas con queso de rulo de cabra e higos y un toque de miel, que no sabéis lo buenísimas que están.

Porque sí, la mezcla de lo dulce con lo salado siempre suele dar buenos resultados.

Así que sin enrollarme más, vamos allá con la receta.

Tartaletas sin gluten de higos y queso de cabra
Tartaletas sin gluten de higos y queso de rulo de cabra

Tartaletas queso cabra e higos sin gluten

Para la base

Una lámina de hojaldre o de masa quebrada

Para el relleno

3 huevos

150 ml nata cocinar

nuez moscada

una pizca de sal

rulo de cabra

higos

miel

- Preparamos la base

Esta receta se puede hacer o bien con una base de masa quebrada o si la queréis más rápida, con una de hojaldre.

  • Si la hacéis con masa quebrada, seguid esta receta.
  • En el caso de elaborarla con una lámina de hojaldre, cortad este a la medida del molde o tartaletas. 
→ Pre calentar el horno a 180º calor arriba y abajo. 

- Elaboramos el relleno

– En primer lugar, batimos los 3 huevos y cuando este bien aireados, les añadimos la nata, la nuez moscada y la sal y mezclamos bien hasta que estén bien ingresados.

– Cortamos el rulo de cabra y ponemos dos ruedas en cada una de las tartaletas.

– A continuación, vertemos la masa de los huevos sobre cada una de ellas hasta llegar al borde.

– Limpiamos los higos y los cortamos al gusto, decorando con ellos cada una de las tartaletas.

 

- Horneado de las tartaletas.

– Llevamos las tartaletas al horno y horneamos unos 27/30 minutos.

Si veis que en ese momento al hojaldre aun le falta un toque de horneado, poned papel de aluminio sobre las tartaletas para evitar que se quemen.

– Una vez listas nada más sacar del horno, les ponemos un poquito de miel por encima de los higos.

– Dejamos que se enfríen un poco antes de desmoldar y ¡¡listas¡¡.

 Miel: es prescindible. Sólo le da un punto dulce que contrarresta muy bien con el resto de sabores.

 Nuez moscada: no pongo cantidades porque es muy al gusto de cada uno. Es prescindible o se puede cambiar por pimienta negra.

Moldes: en este caso hice las tartaletas en moldes individuales, pero se puede hacer en un  molde grande a modo quiché, vigilando en este caso un poco los tiempos de horneado.

Espero que os haya gustado esta propuesta de tartaletas de queso de cabra e higos.

Un aperitivo especial y con el que quedar estupendamente con tus invitados.

Pero por si os habéis quedado con más ganas de recetas saladas, estos calabacines rellenos están impresionantes.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.