Masa quebrada sin gluten

masa quebrada sin gluten

Masa quebrada sin gluten.

También conocida como masa brisa o paté sucre, la masa quebrada es una masa quebradiza que hay que trabajar muy poco para que no se rompa.

Si en nuestro caso le añadimos la dificultad de no tener gluten, que ya sabemos que es lo que les da elasticidad a las masas, la cosa se complica un poco más. Pero nada imposible de solventar.

La masa quebrada es muy versátil y se puede usar tanto para recetas dulces como saladas.

La única diferencia entre ambas será añadir sal o azúcar en sus ingredientes.

masa quebrada sin gluten
Fotos prestadas de la web "María Lunarillos"

Masa quebrada o masa brisa sin gluten

200 gr mix comercial repostería sin gluten
100 de mantequilla muy fría cortada en dados
1 huevo L
50 gr de azúcar
1/2 cucharadita de sal
5 gr psyllium
2,5 gr Goma Xantana

- Elaboración de la masa

– Comenzamos poniendo en un bol/amasadora,  la harina y en medio hacer un hueco para volcar los dados de mantequilla.
 
– Con la mano/ con el gancho de la amasadora, comenzamos a mezclar ambos ingredientes y cuando estén integrados, vertemos el huevo, el azúcar, la sal, el psyllium y la goma xantana.
 
– Continuamos amasando hasta que consigamos una bola homogénea, que taparemos con film transparente y dejamos reposar una hora en el frigorífico.
 
– Una vez reposada la masa quebrada en el frigorífico, la extendemos sobre papel de horno. Aplastamos un poco con la mano y ponemos otro papel de horno encima. Con el rodillo, vamos extendiéndola hasta obtener el grosor elegido.
 
– En el momento en el que esté lista, la cogemos sobre papel de arriba y la colocamos en el molde elegido, recortando los bordes a ras.
 
– Cogemos un papel de horno y lo colocamos sobre la masa, poniendo encima legumbre seca.

- Horneado

En el caso de que la tarta lleve dos horneados (masa y posterior contenido), con hornearla al principio unos 10 minutos a 180º será suficiente.

⇒ Sin embargo, si la tarta no vaya a llevar más horneado (el relleno no lo necesita) y una vez pasados esos primeros 10 minutos, eliminamos el papel de horno y horneamos unos 12/14 minutos mas hasta que la veamos dorada.

Harina: se puede hacer como propongo, con un mix de harina comercial. Pero esta masa quedaría igual de bien mezclando mitad y mitad una harina proteica y con otra harina almidonada (en este post os hablo de cómo mezclar harinas sin gluten).

Masa: No hay que amasar la masa, sólo «unir» los ingredientes.

Conservación: Si os sobra masa, se puede congelar perfectamente envuelta en plástico. 

Truco: Si horneáis la masa ya con relleno, hacedlo siempre en el nivel más bajo horno y sólo con calor por debajo. Así la masa se humedece mucho menos.

Como veis, la masa quebrada sin gluten es una receta básica en nuestra cocina repostera que podemos usar para infinidad de recetas.

Y para muestra, esta tarta mousse de chocolate espectacular.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.