Rollo de Espinacas, queso y Jamón

Rollo de espinacas sin gluten

Rollo de espinacas, queso y jamón.

La idea de elaborar este rollo partió de la necesidad de buscar platos sencillos, ricos y que se puedan dejar listo el día anterior a cualquier comida, cena evento o excursión.

Y este rollo de espinacas, queso y jamón lo tiene todo: super sencillo de elaborar, delicioso y ademas, bonito donde los haya.

¿Lo mejor? que yo os hago una propuesta de relleno pero lo podéis versionar como más os guste.

Así que dicho lo cual, vamos a por la receta.

Rollo espinacas, jamón y queso sin gluten
Rollo de queso, espinacas y jamón sin gluten

Rollo de espinacas, queso y jamón sin gluten

500 gr de espinacas 
4 huevos L
300 gr de queso de untar 
Jamón serrano 
Sal 
Pimienta blanca
Nuez moscada

♦ Pre calentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.

⇒ Preparación del rollo

Las espinacas pueden ser frescas o congeladas.
 
En el caso de que sean congeladas:
– Lo primero que vamos a hacer es descongelar las espinacas.
Para ello las metemos en el microondas unos 5 minutos y una vez descongeladas, es importantísimo escurrirlas muchísimo para evitar que luego se nos «pague» nuestro rollo.
– Una vez bien escurridas, las trituramos bien con una batidora. Reservar.

En el caso de que sean frescas, simplemente las trituramos bien. Reservar.

– A continuación, separamos las claras de las yemas de los huevos y montamos estás últimas apunto de nueve con una pizca de sal. Reservar.
– En una amasadora / batidora, batimos las yemas de los huevos con las espinacas trituradas, un poquito de pimienta blanca y nuez moscada.
– Una vez estén todos los ingredientes bien mezclados e integrados, vamos incorporando las claras montadas con suavidad, haciendo movimientos envolventes de arriba a abajo, hasta que tengamos una masa homogénea.
– Vertemos la masa sobre una bandeja de horno forrada con papel y la extendemos por toda la superficie de manera homogénea.

⇒ Horneado

– Horneamos nuestro bizcocho de espinacas a 180º calor arriba y abajo entre 22/24 minutos, hasta que vamos que está bien cuajado.
– Nada más sacarlo del horno, lo cubrimos con un paño húmedo y lo enrollamos sobre sí mismo hasta que se atempere y pierda un poco de calor.

⇒ Rellenado del rollo

– Una vez atemperado (ojo: es importante no dejar que se enfríe por completo o de lo contrario, se puede cuartear mucho), lo desenrollamos, extendemos una capa de queso sobre él-
– Encima del queso colocamos el jamón serrano cubriendo toda la superficie y encima, las nueces esparcidas.
– Volvemos a enrollarlo sobre sí mismo, haciendo un poquito de presión y guardamos en el frigorífico envuelto en film transparente hasta el momento de su consumo.
Relleno: en vez de con jamón serrano, se puede rellenar de salmón ahumado, sobrasada o cualquier cosa que os apetezca o guste.
Conservación: como os decía al decía al principio,  es un plato que se puede preparar tranquilamente con un día de antelación. Para conservarlo mejor sin que se seque, lo que  hay que hacer es forrarlo con film transparente y guardarlo en el frigorífico.
 Cortado: mejor siempre en frío para que no se desmigue ni rompa.

Animaros a hacer este rollo de espinacas porque os aseguro que está delicioso y además lo podéis tunear a vuestro gusto.

Y si os gustan este tipo de platos, os recomiendo probar también este otro rollo de pimientos del piquillo. Espectacular.

Helena

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.