Filipinos sin gluten

Filipinos sin gluten

Filipinos sin gluten.

Creo que los sentidos que más nos evocan recuerdos son los olores y los sabores.

Y de entre los sabores, a mí los filipinos me recuerdan a una época de mi vida intensa, maravillosa, dura, cañera, intensa y bonita como fue la adolescencia.

Porque sí: soy una adolescente de los años 90. Con sus hombreras y sus chorreras en las camisas; «Mecano» y «Hombres G«; y de las que se atiborraba junto con las amigas a filipinos o  morenitos a la salida del instituto (sí, justo antes de ir a comer…).

Como resultado de mi relato relato, estoy segura de que más de una u otro estáis en momento añoranza.

La cuestión es que desde que me diagnosticaron celiaquía (y van ya 9 años de aquel momento), no había vuelto a catar yo un filipino.

Por lo tanto, con esta receta que, vale, no es exactamente igual a la original, pero se le parece mucho, me he desquitado.

Hacedlos, probadlos y me contais.

Filipinos caseros sin gluten

Filipinos

Para la masa conjunta

1 huevo L

30 gr azúcar panela

30 gr aceite de coco

100 gr harina mix sin gluten

2,5 gr goma xantana

 

Para la masa de vainilla

30 gr harina mix sin gluten

esencia de vainilla

Para la masa de cacao

20 gr cacao en polvo

10 ml leche sin lactosa

 

Para la cobertura

100 gr chocolate negro postres

100 gr chocolate blanco postres

10 ml aceite de coco

- Preparamos la masa general

– Comenzamos batiendo el huevo con el azúcar hasta que ambos estén integrados y la masa haya cogido un poco de aire.

– A continuación, bajamos la velocidad de la amasadora y vamos echando a cucharadas el harina (mezclada previamente con la goma xantana).

– A mitad de proceso, vertemos el aceite de coco (que esté liquido) y terminamos con el resto de la harina.

– Finalmente, mezclar hasta obtener una masa firme. Pesarla y dividirla en dos mitades.

- Masa choco y masa vainilla

Una vez tengamos las dos bolas de masa separada, lo que haremos será lo siguiente:

  • Para hacer la masa de vainilla: le añadimos otros 30 gr de harina mix sin gluten y un poquito de esencia de vainilla y amasamos de nuevo.
  • Para hacer la masa de cacao: a la otra mitad, le añadimos los 20 gr de cacao en polvo y 10 ml de leche sin lactosa y de igual manera, amasamos.

- Damos forma a los filipinos

Una vez listas las dos masas, si tenemos el molde de filipinos, la ponemos en el mismo y dejamos una media hora en el frigorífico.

Si notemos molde, dejamos la masa envuelta en una bola en el frigorífico media hora.

Pasado el tiempo, la extendemos con un rodillo entre dos papeles de horno y con un cortador redondo de unos 5/ cm, vamos haciendo los círculos de los filipinos. Con otro más pequeño, haremos el hueco de en medio.

- Horneado

  • Pre calentamos el horno a 180º calor arriba y abajo. 
  • Horneamos durante unos 12/14 minutos y una vez lista la masa, dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

- Cobertura filipinos

– En primer lugar fundimos el chocolate blanco con 5 ml de aceite de coco (se puede hacer en el microondas- con cuidado de que no se queme) o al «baño maría».

→ Vamos introduciendo cada filipino de masa de cacao en el chocolate blanco y una vez esté bien cubierto, dejarlo en una rejilla. Bajo ésta colocaremos un plato para que caiga el excedente de chocolate, que por supuesto, se puede reutilizar.

– Haremos el mismo proceso con el chocolate negro y la masa de vainilla.

– Una vez listos, metemos un rato en el frigorífico para que la cobertura de chocolate se endurezca por completo.

Azúcar panela: se puede sustituir por azúcar moreno.

 Aceite de coco: la mantequilla es un perfecto sustituto del mismo. 

 Harina: en este caso he usado un mix comercial. Pero quedarán estupendos con 60 gr de trigo sarraceno y 40 gr de fécula de patata.

 Masa: sola masa: por supuesto que en vez de hacer las dos masas, se puede hacer toda de chocolate o blanca.

Conservación: están mas ricos a temperatura ambiente, pero si los haces en verano o época de calor, mejor mantenerlos en el frigorífico en un envase herméticamente cerrado.

Espero que os haya gustado esta propuesta de filipinos

Estoy segura de que os han recordado a una parte de vuestra infancia o adolescencia. 

Pero por si os habéis quedado con más ganas recetas «remember» como yo las llamo, ¿qué me decís de estos «Phoskitos«?

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.