Tarta de almendras y fresas

receta de tarta de fresas sin gluten
 
La semana pasada como muchos visteis en mi cuenta de Instagram, mi celiaquín cumplio 10 años.
 
10 años. 4 de ellos, diagnosticado de celiaquía.
 
Aunque la realidad es que lleva desde los 3 con muchos problemas de salud, pero a su pediatra nunca se le ocurrió que pudiese de deber precisamente a la celiaquía. Lo cual nos demuestra que aun queda mucho camino por recorrer en este sentido.
 
Pero hoy estamos a otra cosa.
 
La cuestión es que al ser día laborable, para celebrarlo tan solo hicimos una pequeña merienda familiar en casa. Pero claro, tarta tenía que haber sí o sí.
 
Días antes yo le había preguntado que qué quería y el lo tuvo clarísimo: algo con fresas. Así que su señora madre se puso a buscar por internet alguna cosa que me motivase…. y la encontré el el blog de la maravillosa Montes, “Manzana y Canela” de la que me declaro fan absoluta.
 
Dicho y hecho, tuneé a nuestro mundo sin gluten la tarta que justo ella había hecho el día anterior, y os puedo asegurar que es absolutamente deliciosa.
 
Necesita sus tiempos de reposado, así que lo ideal es hacerla de un día para otro, pero ahora os cuento cómo la hice yo.
 
Si os gustan las fresas y las almendras, ¡¡es vuestra tarta¡¡ Y aprovechad ahora que además están en su mejor momento.
tarta de fresas con almendras

Tarta de fresas y base de almendras

Ingredientes

Para la base
120 gr harina de almendras
120 gr harina Mix Dolci Schar
60 gr harina trigo sarraceno
80 gr mantequilla fría
100 gr azúcar
1 huevo L
una pizca de sal
 
Para el relleno de fresas
400 gr fresas limpias
80 gr azúcar
60 ml zumo de limón
25 gr maizena
 
* Para la decoración
Fresas
Almendra crocante

Elaboración

*Masa de la tarta
– Lo primero que vamos a hacer es triturar la harina Mix Dolci y la de sarraceno junto con la mantequilla fría. Yo lo hice en la Thermomix, pero lo podéis hacer en cualquier triturador de alimentos que tengáis.
 
– Seguido añadiremos la harina de almendras, el azúcar y la sal y trituramos un poco más.
 
– Finalmente añadimos el huevo y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
 
– Volcamos la masa sobre la encimara y la trabajamos con las manos hasta que nos quede una bola compacta.
 
– La extendemos un poco con un rodillo y la colocamos sobre nuestra bandeja (yo utilicé una de cerámica de 23 cm de diámetro). Iremos extendiendo la masa con las manos (no se pega demasiado así que es manejable) hasta tenerla de forma uniforme por toda la bandeja, incluidos los bordes de la misma.
 
– Envolvemos en film transparente tirante, de manera que no pueda entrar aire y dejamos reposar toda la noche.
 
– Por la mañana, desenvolvemos la masa, la pinchamos con un tenedor por varios lugares, ponemos peso sobre ella para evitar que se hinche (unas alubias o garbanzos secos) y horneamos con el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo, unos 20 minutos.
 
Pasado este tiempo, quitamos los pesos y horneamos unos 10-12 minutos más (o hasta que veáis que la masa está dorada.
 
 – Dejamos enfriar por completo antes de rellenarla.
 
 
*Relleno de fresas
– Lo primero que vamos a hacer es quitarles el rabito y limpiarlas bien.
 
– Las ponemos en una batidora y has hacemos puré.
 
– Disolvemos la maicena en el zumo de limon con una cuchara hasta que no queden grumos y lo ponemos en un cazo junto al puré de fresas y el azúcar, removiendo de manera contínua hasta que comience a espesar (entre 10 y 15 minutos).
 
– Dejamos enfriar por completo y volcamos sobre nuestra masa horneada. La extendemos bien para que quede uniforme y decoramos con fresas y almendra crocante.
 
– Guardamos en el frigorífico hasta el momento de su consumo.
 
 
Notas
 
– Cuando hagas el puré de fresas, tal vez os queden muchas semillas.
Yo las triture en la Thermomix, por lo que no me hizo falta colarlas para quitarles las semillas porque esta máquina apenas deja. Si veis que tenéis muchas, pasad el puré por un colador fino.
En este caso igual necesitas más cantidad de fresas.
Como os he dicho, si os gustan las fresas os recomiendo esta tarta porque es muy sencilla de hacer y es como comer fresas a cucharadas.
 
Helena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *