Tarta de queso y café

Tarta de queso y café
Tarta de queso y café.
 
No tengo remedio y lo he vuelto a hacer. Otra tarta de queso más.
 
 La verdad es que tengo pasión por ellas y como os digo siempre, son tan versátiles y tienen tan poco que ver unas con otras que creo, nunca me cansaré de hacerlas en sus mil y una posibilidades.
 
Además cuando aprieta el calor, las tartas de queso que son sin horno son fantásticas porque sólo hay que mezclar, respetar las horas de cuajado y listo.
 

La que hoy os traigo no puede ser más fácil y mas rica si os gusta el café.

Así que no me enrollo más y vamos a por esta apetitosa tarta de queso y café por supuesto, sin gluten.

Tarta sin gluten de café y queso
tarta de café y queso

Tarta de queso y café sin gluten

Para la base
125 gr de cereales o galletas
70 gr mantequilla
 
Para la crema de queso y café
300 queso tipo Philadelphia
200 gr de nata para montar ( 35% mg)
25 ml leche condensada
30 gr café soluble
25 gr azúcar moreno
5 hojas de gelatina 
 
Para la gelatina de café
160 ml de agua
15 gr azúcar moreno
20 gr de café soluble
2 hojas de gelatina
 
Para la decoración
Chocolate rallado o nibs de cacao
 

Elaboración de la base

– Triturar los cereales y/o galletas.

– Fundir la mantequilla en el microondas e incorporar a los cereales triturados.

– Cuando tengamos una masa homogénea, la verter sobre el molde desmontable y forrado en la base con papel de horno y en los laterales, con papel de acetato.

– Meter nuestra base en el congelador mientras elaboramos la tarta de queso.

Elaboración de la crema de queso

– Hidratar las hojas de gelatina neutra en agua helada.
 

– Calentar 25 ml de nata y una vez  caliente, añadir el café soluble y disolver.

– Escurrir bien las hojas de gelatina y las añadir a la nata caliente con el café, removiendo bien hasta que estén completamente disueltas en la mezcla. Reservar

– En la amasadora, batir el queso mascarpone con el azúcar a velocidad alta hasta que ambos ingredientes estén bien mezclados. Añadir la leche condensada y seguir batiendo.
 
– Finalmente, incorporar a nata disuelta con el café y la gelatina el resto de la nata (esto se hace para bajar la temperatura que la masa no se corte al mezclarla con el resto de los ingredientes fríos).

– Verter sobre la masa y batir hasta obtener masa cremosa y homogénea.
 
– Echar la crema sobre la base de las galletas y dejar cuajar al menos, 2 horas.

Elaboración de la gelatina de café

– Nuevamente, hidratar las hojas de gelatina en agua muy fría durante unos 10 minutos.
– En un cazo, poner el agua con el azúcar moreno y calentamos hasta que el azúcar esté completamente disuelto. Añadimos el café soluble dejamos que se enfríe un poco.
– Incorporar las hojas de gelatina bien escurridas, disolvemos tras dejar atemperar nos 5 minutos, vertemos sobre la crema queso y café.
– Llevamos la tarta al frigorífico para que cuaje durante al menos, 4 horas. Mejor siempre de un día para otro.

Café: si la tarta la van a tomar niños, se puede hacer con café descafeinado. Además, dependiendo de la intensidad que querías que sepa a café, le podéis añadir un poco más o menos. Igualmente, se puede hacer con cualquier café que os guste tipo capuchino o de cafetera. 

Queso: en este caso hice la tarta con queso tipo Philadelphia pero con mascarpone queda también deliciosa.

Molde: la hice en un molde desmontable de 16 cm. Si queréis que sea más grande, duplicad las cantidades de todos los ingredientes.

Nibs de cacao: son prescindibles. La tarta se pude decorar con conguitos, fideos de chocolate, cacao espolvoreado o dejarla simplemente con la gelatina de café.

Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.

Sin duda, una tarta perfecta para cualquier comida o cena veraniegas.

Y si os gustan las tartas sin horno, ésta de yogur y melocotón os va a encantar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.