Dulce de leche

receta de dulce de leche

Vamos hoy con una receta básica en repostería: el dulce de leche.

Os reconoceré que no lo había probado hasta hace demasiado tiempo. Pero desde que lo hice, me ha conquistado completamente.

De origen argentino, el dulce de leche se puede usar en cantidad de postes siendo por ello, muy versátil.

Hay dos maneras de hacerlo, una exprés y otra más elaborada. Y yo os voy a contar las dos para que elijas la que prefiráis.

Así que sin más dilación vamos allá con ellas.

Dulce de leche expres

  • Ingredientes

Una lata de leche condensada

  • Elaboración

– Introducimos la lata de leche condensada en una olla rápida con agua que la cubra por completo.

– Esperamos a que suba el indicador y la dejamos hacer durante 30 minutos.

– Pasado el tiempo sacamos la lata de la olla y con cuidado, abrimos el bote de leche condensada y… ¡¡Voilá¡¡ se habrá convertido en un riquísimo dulce de leche.

dulce de leche sin gluten

Dulce de leche a la manera tradicional

  • Ingredientes

1 L de leche

350 gr de azúcar

Esencia de vainilla

2,5 gr bicarbonato

  • Elaboración

– En una cazuela ponemos la leche con el azúcar y cocinamos a fuego medio, para que el azúcar se vaya disolviendo.

-Una vez disuelta el azúcar, incorporamos el bicarbonato y la vainilla y removemos. 

– Dejamos hacer la mezcla entre hora y media y dos horas a fuego muy bajo, removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para que no se pegue (nunca debe hervir).

  • La mezcla debe ir espesando por la evaporación de la leche y cambiando de color.
  •  El tiempo de elaboración es relativo y no hay que dejar de remover para evitar que se hagan grupos ni se pegue en el fondo.

– Apagamos  fuego cuando tengamos una consistencia parecida a la de las natillas.

– Removemos un poco más y pasamos a un tarro de cristal donde dejamos que se enfríe por completo y adquiera un poco más de consistencia. 

Como veis, podéis optar por la manera simple y rápida o por la tradicional. pero ambas están igual de ricas y merece la pena hacerlo.

Prueba de ello es esta tarta de queso, plátanos y dulce de leche o este bizcocho de almendras y dulce de leche.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *