Polvorones de avellanas

polvorones de avellanas

Polvorones de avellanas.

Inmersos ya en mitad de Diciembre, ya sabemos que lo que toca este mes son recetas navideñas.

Y, ¿hay algo más navideño hay que los polvorones?

Ummm… seguro que algo hay, pero desde luego que los polvorones lo son.

Así que como en este blog aún no había receta de ellos, he decidido hacer unos, de avellanas además, que han sido todo un éxito en mi casa.

Perfectos para hacer con los más pequeños, una vez listos se envuelven en papel de seda y quedan perfectos para tener un detalle con alguien especial.

Así que sin mas dilación, vamos allá con la recta de éstos polvorones de avellanas sin gluten.

receta de polvorones de avellanas sin gluten
polvorones caseros

Polvorones de avellanas sin gluten

50 gr avellanas tostadas

100 gr mix harina comercial repostería

50 gr azúcar glas

50 gr manteca de cerdo

2,5 gr goma xantana

Tostar las avellanas

– En el caso de que no tengáis avellanas tostadas (yo compro las de Mercadona), tostadlas en el horno a 140º calor arriba y abajo unos 15/20 minutos.

– Pasado el tiempo, introducidlas en un trapo y frotarlas bien para que se desprendan las pieles.

– Una vez sin piel, triturar las avellanas hasta hacerlas polvo. Reservar.

Elaboración masa de los polvorones

– Colocar la harina sobre papel de horno en una bandeja y tostarla a 130º, 35 minutos. Una vez tostada, deja atemperar.

– En el bol de la amasadora, echamos todos los ingredientes: las avellanas tostadas y trituradas, la harina tostada, el azúcar glas, la manteca de cerdo (importante que esté blanda a temperatura ambiente) y la goma xantana y amasamos (si tenéis amasadora, con el accesorio del gancho) hasta que se compacte.

Le cuesta un rato, así que tened paciencia y ayudadle con una espátula de goma e incluso con las manos.

Una vez lista la masa (se puede trabajar bien porque no es demasiado pringosa), envolverla con film transparente y dejar reposar en un lugar fresco y seco (no en el frigorífico) durante una hora.

Horneado

– Pasado el tiempo de reposo, poner la masa entre dos hojas de papel de horno y extenderla con un rodillo dejándolas de un grosor de aproximadamente 1cm (o más si os gustan los polvorones más gruesos).

– Con un cortador, darles la forma deseada y hornearlas a 170º calor arriba y abajo entre 18/20 minutos (tened cuidado porque se queman muy fácilmente).

– Una vez horneados, dejar reposar en una rejilla enfriadora.

Importante: nada mas salir del horno deben estar aun blandos y son extremadamente delicados, por lo que se rompen con mucha facilidad, así que tened cuidado en el manejo. Cuando se enfrían endurecen y son mas consistentes.

Avellanas: otra opción es hacerlos con almendras.

Decoración: una vez fríos, se pueden espolvorear con un poquito de azúcar glas.

Conservación: en una lata se mantienen perfectamente al menos una semana.

contiene frutos secos

Espero que os haya gustado esta propuesta de polvorones de avellanas inspirada en la receta del blog «María Lunarillos».

Son muy sencillos de hacer y están muy ricos.

Y si queréis mas propuestas navideñas, éste turrón de coco y chocolate es irresistible.

Helena 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *