Huesos Fantasmales de merengue

huesos de merengue sin gluten
Dadas las fechas que estamos, casi 31 de Octubre, vamos allá con una receta perfecta para la fiesta de Halloween: unos huesos fantasmales de merengue.
 
Supongo que como a muchas de vosotras de cierta edad, estas fechas significaba “el día de todos los santos”.
 
Para nuestros hijos, para bien o para mal, significa la fiesta de Halloween: noche divertidísima en la que disfrazarse y ponerse hasta arriba de caramelos y otros dulces con sus amigos.
 
Yo reconozco que al principio fui muy reticente con esta fiesta pero finalmente he acabado sucumbiendo porque cierto es que da un juego en cuanto a la decoración de la casa y la repostería increíbles.
 
Así que hoy os traigo unos dulces muy fáciles de hacer y que estoy segura, a vuestros pequeños les van a encantar (bueno, y a los no tan pequeños).
 

Huesos de merengue

50 gr de claras de huevo
100 gr de azúcar
unas gotitas de limón
Esencia al gusto sin gluten

– En una sopera poner las claras de huevo junto con el azúcar y cocinarlas al baño maría ir batiendo con unas varillas hasta que cuando metamos el dedo, no se noten los grumos de azúcar.

 
En este proceso, es muy importante que el agua de la sopera de abajo no toque la sopera de arriba. 
 
– Dejar enfriar un poquito la mezcla y verterla en la amasadora. Añadir las gotas de limón y la esencia elegida al gusto (en mi caso le puse de frambuesa).
 
– Batir enérgicamente con las varillas hasta que se monte un merengue duro (al levantar las varillas, de debe quedar en ellas y no caer. Si lo hace, seguir batiendo).
 
– Poner el merengue en una manga pastelera con una boquilla redonda y sobre una bandeja forrada con papel de horno, hacer los dibujos de los huesos.
 
– Hornear a 90º aproximadamente durante una hora (yo los hice a 100 y por eso se me rajaron).
 
– Apagar el horno y  dejar los huesos al menos un par de horas más para que se sequen bien (si se puede, toda la noche).
la receta contiene huevos
fantasmas de merengue
 
Como veis, hacer estos huesos de merengue es la cosa más sencilla del mundo y os aseguro que a los más pequeños de la casa les encanta.
 
Otra idea sería hacerlos en forma de fantasma como estos de aquí.
 
Espero que os haya gustado mi propuesta.
Helena

2 Comments

  1. Tatiana Un detalle diferente

    Hola Helena, ya estoy por aquí de nuevo, ya era hora. Cómo me alegro que hicieras estos huesos sin gluten para tu niño, para que disfrute también de Halloween, te quedaron ideales. Un besico y te seguiré leyendo.

  2. Anónimo

    Pero si son merengues!! No pueden ser más geniales!!! 🙂
    Por cierto, creo que quedan mejor rajados!! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *