Tarta de queso, cuajada y mango

Tarta de queso, cuajada y mango

Tarta de queso, cuajada y mango.

El calor comienza a hacerse presente en esta primavera así que vamos a ir dando paso a las tartas que no necesitan horno.

Y para comenzar, hoy he unido varios de los sabores que más me gustan: el queso mascarpone, las cuajadas y el mango.

Una combinación que da como resultado una tarta suave, delicada y estoy segura, os va a gustar tanto como a nosotros.

No me voy a enrollar más y vamos allá con la receta.

Tarta de queso, cuajada y mango sin gluten
Tarta de queso y mango sin gluten

Tarta de queso, cuajada y mango sin gluten

Para la base

200 gr galletas y/o cereales sin gluten

100 gr mantequilla

Para la capa de queso y cuajada

250 gr queso mascarpone

280 gr cuajada

70 gr azúcar

100 ml leche de oveja

6 laminas gelatina neutra

agua

Para la capa de mango

200 gr mango maduro

120 ml agua

3 g agar agar

⇒ Preparación del molde
  • Preparamos un molde desmontable y en lavase ponemos papel de horno.
  • Para que el desmoldado quede perfecto, en los laterales ponemos hojas de acetato.
Para la capa base

– Fundimos la mantequilla en el microondas. Reservar.

– Trituramos las galletas hasta hacerlas polvo, añadimos la mantequilla y las integramos hasta hacer una masa.

– Volcamos sobre el molde cubriendo bien la base y subiendo un poco por las paredes, haciendo presos con los dedos. Dejamos reposar el el frigorífico o congelador.

Para la capa de queso y cuajada

– En un bol, hidratamos las hojas de gelatina neutra en agua fría.

– Calentamos un poco la leche. Escurrimos las hojas de gelatina ya hidratada, las vertemos en la leche y disolvemos bien. Dejar enfriar.

– En la amasadora, batimos enérgicamente el queso mascarpone hasta que este cremoso.

– Añadimos las cuajadas y seguimos batiendo.

– Incorporamos el azúcar.

– Echamos la leche con la gelatina y terminamos de batir hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

– Vertemos la mezcla sobre la base de galletas y dejamos reposar en el frigorífico un mínimo de 4 horas.

Para la capa de mango

– Pelamos el mango y lo trituramos hasta hacerlo un puré junto con el agua.

– Vertemos la mitad de la mezcla en un cazo, lo llevamos a ebullición y en ese momento, bajamos el fuego a medio, incorporamos el agar agar y batimos durante dos minutos.

– Volvemos a echar esta mezcla a la anterior, batimos bien y echamos sobre nuestra base de cuajada y queso.

– Reposamos unas 2/3 horas en el frigorífico.

Leche de oveja: se puede sustituir  perfectamente por leche de vaca.

Gelatina: es importante que la leche en la que la disolvemos no esté demasiado caliente o perderá su efecto gelificante. Si si os queda algún grumo, se puede pasar por la batidora. Se puede sustituir por sobres de cuajada.

 Molde: Esta tarta la hice en un molde de 20 cm. 

 Agar Agar: es un gelificante del que os hablo en éste post. En caso de no tener, se puede sustituir por 3 láminas de gelatina neutra. 

Mango: por supuesto, la capa de mango la podríais hacer con fresas, cerezas, pera…

Contiene Lácteos

Espero que os haya gustado esta propuesta de tarta de queso, cuajada y mango.

Personalmente me encantan estas tartas cuando empieza a hacer calorcito y no nos apetece encender el horno.

Así que si os gustan este tipo de tartas, aquí tenéis una mousse de mango increíble.

Helena 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *