Madeleines

receta de madeleines sin gluten
 
Hoy os traigo una de esas recetas que llevaba tiempo queriendo hacer: unas madeleines sin gluten.
 
Dulce tradicional francés, su peculiaridad consiste en que la mantequilla que usaremos para hacerla la tenemos que calentar en el fuego, dándole un toque de sabor a avellana que por supuesto, luego pasa al bizcocho.
 
Para darles la forma de concha característica de ellas hay un molde, este de la tienda María Lunarillos. Pero si no las tenéis, las podéis hacer en cualquier otro que os apetezca.
 
De hecho si me seguisteis por el stories de Instagram el día que las hice, como en el molde que tengo yo solo da para 12 madeleines, el resto de la masa yo la hice en otros moldes individuales y quedaron geniales.
 
Así que sin más rollos, vamos allá con la receta.

Madeleines

Ingredientes

3 huevos L
150 azúcar
75 gr Mix Dolci Schar
50 gr trigo sarraceno
25 gr fécula patata
5 gr levadura
120 gr mantequilla
60 ml leche
15 ml AVOE
2,5 gr goma xantana

Elaboración

– Lo primero que vamos a hacer es fundir la mantequilla y cocerla un rato hasta que veáis que toma un color marrón claro. Dadle vueltas con cuidado de que no se os queme. Reservamos
 
– Mientras la mantequilla se atempera, tamizamos las harinas junto con la levadura y la goma xantana. Reservar.
 
– Batimos los huevos con el azúcar a velocidad alta, dejando que espumen y dupliquen el volumen.
 
– Incorporamos las harinas tamizadas y seguimos batiendo hasta que tengamos una masa homogénea.
 
– Echamos la leche y el Avoe y batimos.
 
– Finalizamos incorporando la mantequilla fundida.
 
– En ese momento tendremos una masa densa que tenemos que dejar enfriar en el frigorífico al menos una hora.
 
– Pasado el tiempo, pre calentamos el horno a 200º.
 
– Vertemos la masa de las madeleines sobre nuestro molde elegido (3/4 de cada hueco)  previamente engrasado y horneamos con calor arriba y abajo y bajando la temperatura del horno a 180º durante 12/15 minutos (cada horno es diferente)
 
– Desmoldamos inmediatamente.
 

Notas

– Si os gusta el sabor del limón o la naranja, le podéis añadir la ralladura de cualquiera de ellos. Lo mismo con un poquito de vainilla en pasta.
 
– Es importante que la bandeja de horno donde pongáis vuestro molde con la masa esté en el horno mientras este se calienta.
 
– A la masa le podéis añadir también nueces o incluso bañarlas en chocolate fundido.

Espero que os animéis a hacerlas porque están francamente buenas.

Helena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *