Helado de fresa

Helado de fresa
Helado de fresa.
 
Aunque oficialmente estamos en primavera, en Pamplona lo del calor como que le cuesta. Le cuesta mucho llegar. 
 
Y nos pasamos más de la mitad de los días primaverales con abrigos. Con sol pero con temperaturas de puro invierno.
 
Pero aprovechado que estamos casi al final de la temporada de fresas, me he venido arriba y he decidido que a pesar del frío, iba a hacer helado con ellas.
 
Tal vez por que están maduras, porque me encantan o porque es el primer helado que me como este año, os digo que se ha convertido en uno de mis preferidos.
 

Así que vamos raudos con la receta de helado casero de fresas.

helado de fresas casero sin gluten
helado de fresas sin gluten

Helado de fresas

500 gr de fresas
250 ml de nata 35% materia grasa
130 gr azucar glass
50 ml azucar invertido (receta aquí)
zumo de un limón o una naranja
– Limpiar las fresas bien quitándoles los pedúnculos. Partirlas en trocitos y reservar.
 
– Montar la nata hasta conseguir picos duros. Recordad que para ello es imprescindible que la nata esté muy fría. Reservar.
 
– Triturar las fresas hasta tener una textura de puré.
 
* Si se trituran en un procesador tipo Thermomix, no hará falta colar el puré. Si tu trituradora no es tan potente, cuela el puré en un tamiz para evitar las pequeñas pepitas.
 
– Mezclar bien en un bol el puré de fresas con el azúcar glass, el zumo del limón/naranja y el azúcar invertido.
 
– Añadir la nata montada, batiendo despacio hasta que todos los ingredientes estén integrados y volcar sobre el molde elegido.
 
– Dejar reposar en el congelador y pasadas dos horas, volver a triturar el helado. De esta forma no se cristalizará y se quedará muy cremoso. Se puede repetir incluso esta operación un par de veces.
 
– Volver a poner el helado en el molde y deja congelar unas 24 horas.
Azúcar invertido: Si no tenéis azúcar invertido, poned la misma cantidad de azúcar glass. Lo que hace dicho azúcar es evitar la cristalización de los helados dejándolos más cremosos.
 

Nata: se puede sustituir por dos yogures naturales tipo griego.

Lactosa: en caso de intolerancia a la lactosa, buscad yogures que no la contengan y aunque no sean tan cremosos como los griegos o la nata, el helado sale igual de rico.

la receta contiene lacteos

Os animo a hacerlo porque os aseguro que es un helado de fresas que sabe a fresas, y además siempre son mejores los helados caseros que cualquiera comprado.

Y si queréis más propuestas de helado, éste de avellanas o este otro helado de nutella os van a encantar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *