Panettone

 
Hoy os traigo una receta a la que le tenía muchas ganas desde hace tiempo: un Panettone, por supuesto, sin gluten.
 

De origen italiano, concretamente se supone que milanés, surgió por casualidad tras quemarse el postre que el servicio de la corte tenía preparado para la noche de Navidad.

Entonces descubrieron que el lavaplatos, un tal Tony, había preparado una especie de brioche o pan relleno de frutas confitadas y decidieron servirlo.

El postre encantó a la corte real y de ahí su creación.

Bueno, en realidad hay varias historias que cuentan su origen pero esta es la más popular, así que me ha parecido bonito contarla.
 

Como os decía al principio, le tenía muchas ganas así que al fin, lo he hecho.

Eso sí, quiero dejar claro que es una versión mía y además expres. 

Vamos, que no necesita tiempos de levado ni nada de nada: mezclamos los ingredientes, llevamos al horno y listo.

Por supuesto, el Panettone tradicional no se hace para nada así. De hecho es una de las masas mas complicadas de hacer.

Pero os aseguro que si os apetece una versión rápida y apañada de este postre italiano, estoy segura de que este os va a encantar.

Vamos allá con ella.

Panettone sin gluten

  • Ingredientes
200 gr harina Baukhof *
40 gr harina trigo sarraceno
12 gr levadura química
2,5 gr goma xantana
25 gr levadura seca panadería
una pizca de sal
50 gr mantequilla
2 huevos L
150 ml leche
40 gr azúcar
10 azúcar invertido* (receta aquí)
20 ml miel
zumo una mandarina
un chorrito de ron
uvas pasas
chips de chocolate
un poquito de maicena
azúcar glass
  • Elaboración
– Pre calentamos el horno a 180º
 
– En un bol mezclamos el azúcar invertido, la miel, el ron y el zumo de mandarina. Reservar.
 
– En otro bol ponemos la maicena con las uvas pasas y los chips de chocolate. Mezclamos bien y reservamos (con este “rebozado” conseguiremos que estos no se queden en el fondo de la masa sino repartidos por toda ella). Reservar.
 
– En la amasadora ponemos todos los ingredientes secos por este orden: harina Baukhof, harina trigo sarraceno, azúcar, levadura química, levadura de panadería, goma xantana y una pizca de sal.
 
– Batimos suavemente para que todo se integre bien.
 
–  Incorporamos la mantequilla cortada en daditos (fundamental que esté a temperatura ambiente) y con las manos la vamos integrando en nuestras harinas.
 
– Ahora incorporamos los ingredientes líquidos: primero los huevos y seguido la mezcla del azúcar invertido, miel, ron y zumo de mandarina.
 
– Batimos con el gancho de la amasadora a velocidad baja y cuando veamos que los ingredientes comienzan a integrarse, vamos echando la leche poco a poco, dejando que se cree una masa homogénea.
 
– Amasamos unos 3-5 minutos hasta que veamos que no queda ningún grumo e incorporamos las uvas pasas y los chips de chocolate “rebozados”.
 
– Integramos bien en la masa y volcamos sobre nuestro molde de panettone hasta llenarlo 3/4 partes y cuando lo tengamos, le damos unos cuantos golpes sobre la masa para sacarles las posibles burbujas que tengan.
 
– Horneamos calor arriba y abajo entre 30 y 35 minutos a 180º. Cuando veamos que el palillo sale limpio, está listo. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
– Una vez frio, echamos azúcar glass sobre nuestro Panettone y listo para comer.
 
  • Notas
 
↪ * Como veis, he usado harina de Baukhof pero si no la tenéis, sustituidla por cualquier mix comercial que os guste o por la mezcla casera que tengáis.
 
↪ Si no le queréis poner el chorro de ron, no pasa nada, es prescindible.
 
↪ El azúcar invertido hace que las masas queden más esponjosas y se mantengan así mas tiempo. Si no tenéis, sustituid esta cantidad por azúcar normal.
 
↪ El zumo de mandarina lo podéis sustituir por uno de naranja o por esencia de vainilla.
 
↪ Si no quereis poner mantequilla, se puede hacer con aceite de oliva suave o de girasol. En este caso harían falta 100ml.
 
↪ La receta original lleva frutas escarchadas y pasas. Aquí como siempre, a vuestra imaginación y gusto.
 
↪ Por el tipo de masa que es, os recomiendo comerlo enseguida. De hecho, a nosotros nos encantó con la masa aun caliente. De lo contrario, se seca muy pronto. Así que conservadlo bien cerrado o incluso lo podéis  cortar en rodajas y congelar.
Espero que os haya gustado mi propuesta. Aunque parezca una receta muy laboriosa por la cantidad de ingredientes que lleva, realmente luego es muy sencilla. Lo fundamental es tener todos los ingredientes preparados antes de comenzar.
 
Un besote y hasta el próximo día.
Helena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *