Tarta de queso y dulce de leche

Tarta de queso y dulce de leche

Tarta de queso y dulce de leche.

Tengo que reconocer que cuando ví por primera vez esta tarta, con tanto dulce de leche pensé: «esto será muy dulce».

Sin embargo, no lo es. A ver, es una tarta de dulce de leche, no nos engañemos. Pero yo le he retirado todo el azúcar y la realidad es que es una tarta cremosa y absolutamente irresistible.

Muy sencilla de elaborar, os recomiendo como siempre hacerla de un día para otro para que pueda asentar tras el horneado y os aseguro que estará mucho mas rica.

Y sin más demora, vamos a por la receta.

Tarta de dulce de leche y queso sin gluten
Receta de tarta de queso y dulce de leche sin gluten

Tarta de queso y dulce de leche sin gluten

Para la base

150 gr galletas

75 gr mantequilla

Para el relleno de la tarta

200 gr dulce de leche

150 ml nata montar (35% mg)

300 gr queso crema

3 huevos L

30 gr almidón de maíz

Para la decoración

almendras troceadas

- Elaboración dela base

– Para comenzar, triturar las galletas y cuando estén bien desmigadas, verter la mantequilla a temperatura ambiente y mezclar hasta tener una masa compacta.

– Poner esta mezcla en la base de nuestro molde (siempre desmoldable) y dejar reposar en el frigorífico mientras preparamos el relleno de la tarta.

- Elaboración de la tarta

⇒ Lo primero que haremos es pre calentar el horno a 190º, calor arriba y abajo.

– A continuación en la amasadora, echamos la nata, el queso crema, los huevos y el almidón de maíz (maicena) y batimos hasta obtener una masa cremosa y homogénea.

– Añadimos el dulce de leche y terminamos de mezclar.

- Horneado

– Una vez tengamos la masa lista, verter en el molde sobre la base.

  • Hornear unos 15 minutos a 190º. Bajar la temperatura del horno a 150º y continuar horneando una hora más (aproximadamente).

Importante: Justo en el momento de meter el molde al horno, echar dos vasos de agua sobre la bandeja. Con esto conseguiremos aportar humedad y que la tarta salga mucho más jugosa.

– Pasado el tiempo de horneado, la tarta tendrá que «bailar» un poquito en en el molde. 

– Abrir el horno y dejarla en él una media hora más (horno ya apagado) para posteriormente, reposar en el frigorífico un mínimo de 5 horas (mejor siempre de un día para otro)

Queso crema: personalmente me encanta el queso mascarpone, pero esta tarta queda perfecta con cualquier queso crema que os guste.

Nota1: los tiempos de horneado son aproximados porque cada horno es un mundo.

Nota2: las tartas de queso hay que guardarlas en el frigorífico. Pero es bueno sacarlas una media hora antes de consumirlas para que atemperen y recuperen todo su sabor. 

Espero que os haya gustado esta propuesta de tarta de queso y dulce de leche.

Os aseguro que es una tarta cremosa y absolutamente deliciosa.

Y por si os habéis quedado con ganas de más tartas de queso, os recomiendo mi favorita del mundo: la New York Cheesecake.

Helena

One Comment

  1. M. Paz

    Tiene una pinta estupenda, en casa gusta mucho el dulce de leche, y las tartas de queso. Seguro la probamos.
    Una pregunta, la panela, es un genérico, hay que ver si lleva trazas? No la he utilizado nunca,y es más sana que el azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.