Tarta de queso y kiwi

Tarta de queso y kiwi

Tarta de queso y kiwi.

De vez en cuando se me ocurren ideas locas. Y justo eso es lo que me paso con esta tarta.

El otro día me fijé que en la despensa tenía una mermelada de kiwis (ni idea de cuándo la había comprado) y pensé: hay que usarla ya.

Así que me puse a mirar qué mas ingredientes tenía para poder combinarla y el resultado es esta vistosa pero sobre todo, deliciosa, tarta de queso mascarpone y kiwi.

Una tarta fácil de hacer nivel principiantes y que de verdad, es suave, cremosa y bonita. Porque no me digáis que no es bonita.

No me enrollo más y vamos con la receta.

tarta sin gluten de queso y kiwi
Tarta de queso mascarpone y kiwi sin gluten

Tarta de kiwis y queso mascarpone sin gluten

Para la base

150 gr galletas o cereales

80 gr mantequilla

Para la crema de mascarpone y kiwi

240 queso mascarpone

200 ml nata montar 35% mg

5 hojas gelatina neutra

50 gr azúcar

mermelada de kiwi

Para la decoración

Kiwis

Fresas

Arándanos

Merengue

Para la base de la tarta

– Comenzamos fundiendo la mantequilla. Reservar.

– Trituramos los cereales 0 galletas hasta obtener la textura deseada e incorporamos la mantequilla.

– Hacemos una masa con ambos y la vertemos sobre un molde de horno redondo, desmontable y cubierto por papel. Aplastamos hasta hacer una base homogénea y dejamos en el frigorífico.

Para la crema de mascarpone y kiwi

– En primer lugar, ponemos a hidratar en agua fría las hojas de gelatina.

– Mientras se hidratan, en un cazo ponemos la mermelada de kiwi y la calentamos un poco. Una vez caliente, escurrimos las hojas de gelatina, las incorporamos y batimos bien hasta que estén completamente disueltas. Reservar.

– Batimos que queso mascarpone junto con el azúcar. 

– Incorporamos la nata y seguimos batiendo.

– Finalmente, echamos la mermelada con la gelatina (importante que haya atemperado para que no se corte la masa con el contraste calor/frío); mezclamos bien todos los ingredientes y una vez homogeneizados, vertemos sobre la base.

– Dejar cuajar en el frigorífico un mínimo de 4 horas. Mejor de un día para otro.

Para la decoración

– En este punto podéis poneros todo lo creativos que queráis o dejar la tarta tal cual.

Relleno: una opción que queda muy bien es poner trocitos de kiwi en la propia masa.

Mermelada de Kiwi: en mi caso la compre hecha y se puede sustituir por la de la fruta que mas os guste.

la receta contiene lacteos

Espero que os haya gustado tarta de queso mascarpone y kiwi.

Una combinación sorprendente pero deliciosa.

Y por si os habéis quedado con ganas de más tartas de queso, esta otra tarta de queso y aguacate os va a encantar.

Helena 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *