Celiaquía y diabetes

Relación entre la celiaquía y la diabetes

Relación entre la celiaquía y la diabetes.

Desde hace ya un tiempo y tras muchos estudios hechos al respecto, a día de hoy se sabe, aunque se desconoce el motivo, que existe una estrecha relación entre la Diabetes tipo I y la enfermedad celíaca.

Ambas enfermedades son de origen autoinmune y se estima que entre un 5 y un 6% de los pacientes diabéticos, lo son también celíacos.

Tipos de diabetes

Cuando hablamos de relación entre diabetes y celiaquía, hay que decir que existen dos tipos de diabetes:

Diabetes Tipo I: 

Enfermedad autoinmune, suele debutar en los niños y en adultos jóvenes.

Se produce porque nuestro cuerpo ataca por error (de ahí la autoinmunidad al igual que en la celiaquía), las células que producen la insulina en el páncreas.

La insulina es una hormona encargada de movilizar el azúcar en la sangre para que ésta se introduzca en las células y les aporte energía.

Sin esta insulina, los niveles de azúcar en sangre no son los adecuados y pueden provocar serio riesgo para la salud del paciente.

Diabetes Tipo II

Enfermedad en la que a pesar de que el cuerpo segrega insulina, los malos hábitos de vida, la mala alimentación, la falta de deporte, etcétera hacen que el azúcar no se metabolice bien en el cuerpo.

Se suele diagnosticar en adultos y personas mayores.

Diabetes Gestacional:

Podríamos añadir además este tipo de diabetes, que es la que se puede producir en mujeres embarazadas.

Suele debutar a mediados del embarazo (la prueba se realiza entre la semana 24 y 28) y aunque generalmente se controla con buena alimentación y ejercicio, hay mujeres que deben administrarse insulina durante el embarazo.

En general, suele desaparecer una vez nacido el bebe.

Diabetes I y celiaquía

Tras haber visto los tipos más frecuentes de diabetes, la que tiene una relación directa con la celiaquia, es la tipo I, por presentar como hemos dicho antes, un origen autoinmune.

Ambas enfermedades comparten un existe enlace genético.

El gen HLA DQ2 está presente en más del 90% de los celíacos, se sabe que también está presente en más del 50% de los diabéticos tipo 1.

Por ello se considera que los pacientes diabéticos son grupo de riesgo para para padecer celiaquia ya que su predisposición genética es positiva

Y por ello se recomienda que los diabéticos se hagan controles de celiaquía cada 3 años.

Según un estudio de la Dra. Carme Farré, del Servicio de Bioquímica del Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona; aproximadamente 1 de cada 15 pacientes diagnosticados de diabetes tipo I desarrollará a lo largo de su vida la celiaquía. 

Conclusiones

Una vez más, como vimos en el artículo de la dermatitis herpetiforme, la relación entre la enfermedad celiaquía y otras enfermedades autoinmunes es muy alta.

Por ello debemos seguir una dieta estricta y de por vida sin gluten. Añadiendo además que esta dieta sea lo más natural y saludable posible; hacer deporte de manera regular y manteniendo unos hábitos de vida saludables.

Helena

NOTA: una vez más recuerdo que no soy médico.

Ante cualquier duda, acudid a vuestro doctor de familia o digestivo. 

Este tipo de artículos los escribo leyendo mucha información de diversas fuentes divulgadoras de la enfermedad celíaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *