Verona sin gluten

Si hace unos días en este post os hablaba de nuestra experiencia comiendo en los pueblos del Lago Garda, hoy le toca a la preciosa ciudad de Verona y sus restaurantes sin gluten.

Situada a 30 kms del lago Garda y perteneciente a la región del Véneto, en los tiempos romanos la ciudad de Verona fue cruce de las 4 vías más importantes de Italia y por ello, importante núcleo comercial. 

Verona está considerada por la Unesco patrimonio de la Humanidad debido a la importancia y al valor de muchos de sus edificios históricos, destacando entre todos ellos el Arena, anfiteatro romano en su momento destinado a las luchas de gladiadores, que data del año 30 d.C. y que está maravillosamente conservado.

Con capacidad para 30.000 espectadores y gracias a su espectacular acústica, durante el verano se celebra un festival de opera que debe ser una maravilla.

Pero sus elevadísimos precios (más de 150€/persona de media) y teniendo encanta cuenta que la duración media de cada opera son más de 3 horas, hizo que ni nos lo planteásemos al ir con los hijos.

Por cierto, la visita diurna al anfiteatro dos adultos y dos niños nos costó 25€ y no se pueden coger con antelación; pero no tuvimos que esperar apenas fila para entrar, la verdad.

El Centro histórico de la ciudad se recorre muy fácilmente caminando, porque es pequeño.

Personalmente me encantaron dos plazas: la Bra, donde está el Arena y la plaza del Erbe, antigua “plaza de las hierbas” donde los romanos fundaron el foro y donde ahora hay un mercadillo bastante turístico, todo sea dicho.

Entre sus preciosas callejuelas os encontrareis la Torre Lamberti y además cruzando el antiguo puente

Además, Verona es mundialmente conocida porque Shakesperare se la imaginó como escenario de una de sus obras más importantes, “Romeo y Julieta”.

Así que si se va a Verona, es imprescindible ir a tocar la teta izquierda a la estatua de Julieta (dicen que da suerte).

Se encuentra situada en un patio de libre acceso donde se supone que también está el balcón en el cual, Romeo se le declaró. Además está la casa de Julieta, pero es de pago y no entramos.

Si os digo la verdad, todo muy turístico, las cosas como son.

Centrándome en el tema sin gluten, seguimos con la tónica habitual de Italia y hay unos cuantos restaurantes donde poder comer con toda tranquilidad.

Restaurantes sin gluten en Verona

Restaurantes sin gluten en el casco histórico de Verona

– “La costa in Bra

Es el restaurante donde comimos nosotros.

Está situado en la plaza del mismo nombre y justo frente al Arena. Todo un espectáculo.

Avalados por la AIC (Asociación Italiana de Celiaquía) tienen una espectacular carta de pizzas sin gluten. Y cuando digo espectacular, es eso porque había más de 30 opciones. Varias de ellas las hacen con masa madre y os aseguro, están impresionantes.

Ojo, sin gluten no hay más que pizzas pero os aseguro que merece la pena probarlas.

La comida para los 4:
〉2 pizzas sin gluten, 1 plato de pasta, una sensalada, agua y dos cervezas nos costaron 65€.

restaurante con carta sin gluten en Verona, Italia

– Peperino Pizza & Grill

Con varias localizaciones en diversas ciudades de Italia, tienen conocimiento del tema de la celiaquía.

–  Restaurante Flora

100% sin gluten, sin lactosa y vegetariano. Me quedé con muchas ganas de probarlo porque la verdad, tiene una pinta estupenda. Avalado por la AIC.

Restaurantes sin gluten fuera del casco histórico de Verona

– Ristorante Ai Glicini

Avalados por la AIC, hay para elegir menú restaurante, con platos típicamente mediterráneos, o menú pizza.

Y por supuesto, no podemos olvidar los helados de GROM, todo un espectáculo para los sentidos y donde el gluten no entra en ninguna de las heladerías que tienen repartidas por toda Italia.

heladería 100% sin gluten en Italia

A continuación pinchando en este enlace, os dejo un mapa de los restaurantes de Verona, así como de toda la zona del Lago Garda, Milan y Bergamo.

Es todo por hoy. Sé que estos post se hacen largos pero intento resumir lo más posible sin perder nada de información por el camino.

Espero aun así que os haya resultado de utilidad.
Un besote
Helena

2 Comments

  1. Alicia

    ¡Qué suerte tuvisteis! A nosotros nos calló el diluvio universal, así que poco duramos por la ciudad!!

    1. Helena Oses Ursua

      Nosotros estuvimos en pleno Julio y casi morimos de calor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *