Semi frío de cava

Semi frio de cava

Semi frío de cava.

Desde hace años, la cena de nochevieja se celebra en mi casa.

Tengo la suerte aún de contar con mis padres y mis suegros, así que esa noche la pasamos todos juntos y nos hacemos una foto en la que se ve cómo mis hijos van creciendo y el resto… pues eso, también crecemos.

La cuestión es que este año andaba yo con las ideas un poco espesas sobre el postre a elaborar (es obvio que soy yo quien se encarga de esta parte de la cena), hasta que ví una mouse de cava y pensé: «ahí está nuestro postre».

Os diré que a mí el champan/cava no me gusta casi nada. Me mojo los labios para brindar con él y poco más.

Pero oye, este semi frío tiene un toque que me ha encantado. Así que espero que os guste tanto como a nosotros.

Vamos allá con la receta.

Postre para nochevieja
Semi frio de cava sin gluten

Semi frío de cava sin gluten

Para la mouse

6 yemas huevo L

75 gr azúcar

300 ml cava o champan

340 nata montar 35%mg

Para la decoración

Spray blanco mate

Uvas

– Comenzamos montando la nata hasta que ésta haga picos duros. Reservar en el frigorífico.

⇒ Sabañón de cava

– En primer lugar separamos las yemas de las claras de los huevos y reservamos estas últimas para otro postre.

– Ponemos las yemas en la amasadora y comenzamos a batir, echando poco a poco el azúcar en forma de lluvia y batiendo hasta que blanqueen y dupliquen el volumen.

– A continuación, vertemos esta mezcla en una sopera que pondremos al baño maría (no dejar que el agua de abajo llegue a hervir) y vamos «cocinando» un poco las yemas y añadiendo despacio el cava.

Este proceso puede durar entre 7 y 15 minutos.

– Una vez listo el sabañón, dejamos enfriar por completo.

⇒ Elaboración de la mouse

– Una vez el sabañón se haya enfriado por completo, vamos añadiendo la nata montada con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

– Vertemos la mouse en los moldes elegidos (siempre de silicona o desmontable) y dejamos en el congelador un mínimo de 10 horas.

⇒ Decoración (opcional)

– Una vez ha pasado el tiempo, desmoldamos el semi frío, lo ponemos en el stand o plato donde vayamos a servirlo y rociamos con spray blanco.

– Dejarlo en el frigorífico 5/10 minutos y comer.

Molde: es importante que sea un molde de silicona o desmontable, de lo contrario, se podría romper con facilidad. A mí en encantan los de este estilo.

Decoración: el spray por supuesto es opcional. tambien queda perfecto fundiendo un poco de chocolate blanco y vertiéndolo por encima una vez congelado.

 

Espero que os haya gustado esta propuesta de mouse de champán.

Ademas de rica, lo mejor es que se puede hacer un día antes y así, no estar pendientes del postre justo antes de la cena.

Y por supuesto, otro clásico que no debe faltar en cualquier mesa navideña: un turrón casero, en este caso de caramelo salado.

Helena 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.