Tarta queso japonesa

Tarta queso japonesa
Tarta queso japonesa.
 
Me atrae mucho la cultura japonesa.
 
Son una gente tan educada, tan respetuosa y tan distinta a nosotros que sé que algún día, iré a Japón para conocerla más.
 
Pero mientras planeo ese soñado viaje, hoy he decidido adaptar a nuestro mundo sin gluten uno de sus postres más conocidos: la tarta de queso japonesa.
 

Se trata de una tarta diferente a las habituales porque aunque es una tarta de queso, tiene un punto abizcochado al comerla.

Seguro que la habéis visto por la red porque es una tarta famosa, pero yo hoy os hago mi propuesta.

Así que sin más dilación, vamos allá con la receta.

Receta de tarta de queso japonesa
Tarta de queso japonesa sin gluten

Tarta de queso japonesa sin gluten

4 huevos L

80 gr azúcar

zumo medio limón

160 gr queso crema

20 gr mantequilla 

50 ml leche

40 gr fécula patata

2 gr goma xantana

Elaboración de la tarta de queso
  • Precalentar el horno a 160º calor arriba a abajo.
  • En la bandeja podremos bien de agua para crear el efecto “baño maría”.
– Separar las claras de las yemas.
 
– En un bol limpio y seco, montar las claras y cuando estén semi montadas, incorporar el azúcar y el zumo de limón a modo de lluvia. Terminar de montar el merengue hasta que esté bien firme. Reservar.
 
– En una sopera, calentar la mantequilla, el queso crema y la leche, batiendo con varillas hasta que los tres ingredientes estén bien integrados.
 
– Retirar del fuego e incorporar poco a poco la harina junto con la goma xantanta, procurando que no salgan grumos.
 
– Cuando tenemos una masa cremosa, verter las yemas de los huevos e integrarlos bien.
 
– Una vez tengamos una crema homogénea, iremos incorporando poco a poco el merengue, utilizando una lengua de silicona y mezclando de forma envolvente para que no se baje.
Horneado tarta
– Echar la mezcla al molde y hornear 20 minutos a 160 grados (* justo antes de cerrar el horno, volver a poner un poco de agua en la bandeja).
 
– Pasado el tiempo, abrir el horno, contar 10 segundos y volver a hornear, en este caso una hora a 110º (calor arriba y abajo).
 
→ Al sacarlo del horno, “baila” un poco pero debe estar así.
 
– Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo meteremos al menos un par de horas antes de desmoldarlo.

 Harina: en mi caso, hice la tarta con fécula de patata. Pero podéis usar cualquier mix comercial o cualquier harina almidonada (arroz blanco, almidón de trigo sin gluten, de maíz, etc..).

 Lactosa: se puede hacer perfectamente sin ella con leche y mantequilla aptas.

Molde: en este caso usé éste de metal de 15 cm de diámetro por 10 de alto.

√ Como es una tarta muy suave de sabor, le va muy bien ponerle una pequeña capa de miel por encima.

 

La receta contiene huevos y lácteos

Espero que os haya gustado esta receta de la clásica tarta de queso japonesa.

Tiene una textura diferente a la que estamos acostumbrados, pero absolutamente deliciosa.

Y si os hables quedado con ganas demás, esta tarta de queso de tres chocolates, os va a encantar.

Helena

2 Comments

  1. Iratxe Ayala

    Qué buena!! Con lo que me han gustado a mi siempre las tartas de queso en cualquier versión… Justo esta se puso de moda cuando yo ya no podía tomar lácteos y me he quedado con las ganas de probarla. Pero tiene una pinta de estar de muerte!!
    Muás

  2. Sandra A.

    Mnnn que me gusta!!! Se ve deliciosa!!! Quiero un trocito!!! Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *