Helado de dulce de leche

Helado de dulce de leche

Helado de dulce de leche.

Reconociendo a primeras que el helado de dulce de leche no está entre mis preferidos, tengo que admir que este en su versión casera, me ha conquistado.

Tal vez sea porque es mucho menor dulce que los industriales; de hecho no lleva azúcares añadidos. O porque cuando una hace las cosas en casa, siempre le gustan más.

La cuestión es que este helado a subido a mi top 5 de entre mis favoritos.

Además es que no puede ser más sencillo de hacer.

Así que no me enrollo más y vamos con la receta de este deliciosísimo helado.

Helado sin gluten de dulce de leche
Helado casero de dulce de leche

Helado casero dulce de leche

400 gr dulce de leche

20 ml nata para montar +35% mg

1 yogur griego

150 ml leche

- Preparamos el helado

– Lo primero es poner en la amasadora todos los ingredientes.

– Batimos con las varillas hasta que tengamos una masa cremosa y homogénea.

- Proceso de congelación

– A continuación, vertemos la masa en un molde, a poder ser metálico y forrado con film transparente o con papel de horno y, lo dejamos en el congelador una hora.

– Pasado el tiempo, ponemos de nuevo el helado en la amasadora y volvemos a batir.

– Esto lo hacemos en un par de ocasiones más y de este modo, conseguimos un helado cremoso y sin cristalizar.

  • Cuando lo vayáis a comer, sacarlo del congelador unos 5 minutos antes para poder hacer bolas perfectas.

Dulce de leche: puede ser comprado. Pero si lo hacéis casero siguiendo esta receta, mucho mejor.

Nata: es importante que sea para montar. De más de un 35% de materia grasa (mg). La nata para montar es genérica, por lo que NO debe ir etiquetada como «sin gluten».

Yogur griego: se puede sustituir por un yogur natural básico.

Versión polos: por supuesto, también podéis poner la masa en moldes de helados y hacer unos estupendos polos. En este caso, no es necesario darle vueltas a la masa. En unas 5 horas están listo.

LACTEOS

Espero que os haya gustado esta propuesta de helado de dulce de leche.

Como habéis visto, no puede ser más sencillo de elaborar y lo malo que tiene es lo que hay que esperar para que se congele.

Pero por si os habéis quedado con más ganas de helados, estos polos al mas puro estilo Magnum Ruby os van a entusiasmar.

Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.