Tarta de calabaza

Tarta de calabaza

Tarta de calabaza.

No es el otoño la estación del año que más me gusta. 

Pero reconozco dos cosas: la primera que el campo, el monte con sus miles de totalidades desde el rojo más intenso hasta el amarillo, es todo un espectáculo.

Y segundo: los postres relacionados con esta estación del año son bonitos a nivel estético y por supuesto, están deliciosos.

Hoy me he inspirado en una de las tartas más famosas otoñales de los EEUU: la tarta de calabaza o pumpkin pie que se cocina como postre para la noche de Halloween o la cena de Acción de Gracias, celebrada el cuarto jueves del mes de Noviembre

Para la elaboración de la misma se necesitan varios pasos (es una larga receta, pero nada complicada) así que hay que realizarla con un poco de previsión.

Pero os aseguro que el resultado merece la pena.

Así que vamos allá con la receta de la tarta de calabaza o pumpkin cake.

Tarta de calabaza sin gluten
Gluten free pumpkin cake

Tarta de calabaza sin gluten

Para la base

250 gr harina trigo sarraceno

100 gr almidón maíz

75 gr almidón trigo sin gluten

10 gr goma xantana

240 mantequilla

40 gr manteca cerdo

80 ml agua fría

una pizca de sal

1 huevo

Para el relleno

300 gr calabaza horneada

50 gr azúcar panela

55 gr azúcar blanca

2 huevos L

200 ml leche evaporada

5 gr canela en polvo

5 gr jengibre en polvo

una pizca de sal

nata montada (opcional)

Asamos la calabaza

– Para comenzar esta receta, tenemos que tener un puré de calabaza asada.

– Para ello, ponemos la calabaza troceada en el horno y la horneamos unos 45 minutos a 180º calor arriba y abajo.

– Finalizado el tiempo comprobamos que está blanda y si es así, la sacamos del horno; de lo contrario, la dejamos hornear un poco mas.

– Dejamos atemperar y hacemos un pure con ella aplastándola con  un tenedor. Reservar.

  • Este paso se puede hacer con dos o tres días de antelación y conservar la calabaza horneada en el frigorífico.
Elaboración de la masa

– En primer lugar rallamos la mantequilla (debe estar muy fría).

– La echamos en el bol de la amasadora y sobre ella, echamos las harinas, la goma xantana, la manteca de cerdo y la sal.

– Ponemos la pala y amasamos hasta obtener una masa arenosa y semi compacta.

  • En el caso de no tener amasadora, se puede hacer perfectamente a mano.

– Una vez tengamos la masa compactada, vertemos  el agua fría y volvemos a amasar.

– Ponemos la masa sobre papel de horno y con la manos, terminamos de amasarla hasta que esté completamente homogénea y no se pegue en las manos.

Preparación de la masa en el molde

– Dividimos la masa en dos partes  (una con un poco mas de cantidad que la otra) y estiramos cada una con un rodillo entre dos papeles de horno (así no se pega nada).

– En este momento, llevamos ambas masas al frigorífico unos 20 minutos para que se enfríen.

– Pasado el tiempo, volcamos la masa con mas cantidad sobre el molde, imprimiendo con los dedos un poco de fuerza para que los bordes queden bien pegados.

– Una vez tengamos bien ajustada la masa en el molde,  con un cuchillo vamos limando los bordes.

– Finalmente, dejamos de nuevo enfriar en el frigorífico.

Preparación y horneado de la masa para las hojas de la decoración
  • Este paso es prescindible. Solo en el caso de que queráis decorar la tarta con las galletas. Si no lo hacéis, con la mitad de cantidad de harina para la base de la tarta seria suficiente.

– Elegimos los cortadores de hojas/flores que más nos gusten y vamos cortado la otra mitad de masa que teníamos reservada en el frigorífico. 

– Una vez todas listas, llevamos de nuevo a refrigerar 15 minutos.

– Pre calentamos el horno a 170º calor arriba y abajo.

– Pincelamos las hojas con huevo batido y horneamos unos 12/15 minutos (cuidado si son diferentes tamaños que no se os quemen las más pequeñas).

– Una vez horneadas, dejamos enfriar en una rejilla.

Subimos la temperatura del horno a 200º mientras hacemos el relleno de la tarta.

Para el relleno de calabaza

– Comenzamos vertiendo en el bol de la amasadora el puré de calabaza junto con el azúcar, el jengibre y la canela y batimos con las varillas hasta obtener una mezcla cremosa.

– Incorporamos los huevos de uno en uno, dejando que se integren por completo.

– Terminamos el relleno vertiendo la leche evaporada y finalizamos la mezcla.

Horneado de la tarta

– Con el horno a 200º calor arriba y abajo, vertemos el relleno sobre la masa y horneamos poniendo la tarta a media altura 15 minutos.

– Pasado el tiempo, bajamos la temperatura del horno a 175º y horneamos unos 45 minutos (al terminar, la tarta tiene que bailar un poco pero verse cuajada).

– Apagamos el horno, abrimos la puerta y dejamos la tarta unos 10 minutos dentro para que baje la temperatura poco a poco y no se cuartee el relleno.

– Finalmente, dejamos que atempere por completo fuera del horno.

Decoración final de la tarta

– Para finalizar esta tarta, una vez que la masa se haya enfriado, colocamos las hojas de galleta alrededor de los bordes y si nos apetece, la acompañamos de nata montada.

 Harinas: con la combinación de harinas sin gluten y las cantidades que yo la hice, quedó una masa perfecta y muy fácil de manejar. pero por supuesto, podéis hacer la combinación casera de harinas que mas os guste o usar un mix comercial.

 Manteca de cerdo: se puede sustituir por la misma cantidad de mantequilla. Pero es cierto que aporta una perfecta textura hojaldrada a la masa.

 Azúcar: se puede usar tan solo de un tipo.

 Leche evaporada: se puede sustituir por nata para cocinar e incluso nata de un35% de mg (nata para montar)

Molde: yo hice la tarta en un molde como este de 24 cm de diámetro. Si la hacéis mas o menos grande, ajustad las cantidades.

Tiempos: la masa se puede dejar hecha sobre el molde con un día de antelación, guardada en el frigorífico (sin hornear).

La receta contiene huevos y lácteos

Espero que os haya gustado esta propuesta de tarta de calabaza.

De hecho, aquí os dejo otra variante con calabaza, en este caso, en versión tarta de queso.

Helena 

 

PD: para la realización de esta tarta me he basado en una de Bake Street, realizando pequeños cambios en ella y adaptándola a sin gluten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *