Merengues: tipos y usos

Merengues: tipos y usos

Merengues: tipos y usos.

Cuando una está inmersa diariamente en la terminología repostera, se olvida de que no todo el mundo entiende lo que dices.

Supongo que es algo que sucede en cualquier trabajo. Porque si a a mí me hablan de conceptos matemáticos… os juro que me quedaría igual.

Es por ello por lo que hoy he decidido explicar en este post los distintos tipos de merengue que existen y cómo y dónde los podemos usar en repostería.

Así que no me enrollo mas y vamos a por ello.

Merengue suizo

¿Qué es el merengue?

El merengue así en bruto es una mezcla de claras de huevo y azúcar.

Pero en función de cómo lo mezclemos, cuánto, en qué proporciones y qué azúcar usemos, tendremos distintos tipos de merengue.

Vamos a ver cuales son éstos y por supuesto, donde y para qué usarlos.

Nota: para montar cualquier buen merengue, es necesario tener una amasadora con una cierta potencia. Por supuesto, el merengue se puede montar a mano, pero igual nos dejamos el brazo.

Tipos y usos de merengues

Merengue frances

El mas sencillo y básico de los merengues.

Para elaborarlo se montan las claras y cuando estas están firmes, se va añadiendo el azúcar a modo “lluvia” y listo.

  • Utilización: su vida es corta y se puede utilizar como cobertura de tartas o bien horneado a baja temperatura para hacer los “suspiros”.
En este post os hago una propuesta de “huesos de merengue” perfectos para Halloween.
Huesos de merengue francés
tarta sin gluten de chocolate y crema kinder

Arriba izda: huesos hechos con merengue francés; dcha: tarta cubierta con merengue suizo de crema kinder

Merengue suizo

Es un merengue que se realiza en caliente, al baño maría, mezclando las claras de huevo con el azúcar hasta que éste se funde por completo.

En ese momento se retira del fuego y se monta hasta que esté bien firme.

  • Utilización: Una vez montado, se le puede añadir mantequilla y lo convertimos en una crema maravillosa para rellenar tartas o cubrir cupcakes.

En este post tenéis la receta del merengue suizo que yo hago.

Merengue italiano

Posiblemente el más complicado de elaborar.

Hay que realizar un almíbar con agua y azúcar. Por otro lado se montan las claras y cuando estás están firmes, se va añadiendo el merengue en forma de “hilo” sin dejar de batir de manera rápida.

  • Utilización: Es el más firme de los merengues se usa para coberturas, glaseados y para hacer los famosos macarons

Espero que os haya sido interesante este post sobre el merengue, sus distintos tipos y cómo utilizarlo.

Si es así, contádmelo y seguiré haciendo post de “trucos” reposteros.

Helena

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *