La celiaquía en los niños

La celiaquía en los niños

La celiaquía en los niños.

Tradicionalmente la celiaquía siempre se había asociado a una enfermedad que debutaba en la edad infantil.

A día de hoy, se sabe que que la enfermedad celíaca puede debutar en cualquier momento de la vida de una persona.

Pero es cierto que en el caso de los niños, hay una serie de manifestaciones claras y en general, su diagnostico suele ser más sencillo que en el de los adultos.

Por lo que afortunadamente a día de hoy y al contrario de lo que sucede con los adultos, hay poco infradiagnóstico de celiaquía en niños.

Síntomas de la celiaquía en los niños

En la mayoría de los casos en niños, la enfermedad celíaca se manifiesta antes de los 3 años. Muchas veces incluso nada más comenzar con la introducción de los cereales con gluten.

De hecho, si este diagnóstico se produce pronto, la afectación al crecimiento posterior de ese niño va a ser escasa.

Pero, ¿cuales son los síntomas principales de la celiaquía en los niños?

Vamos a verlos:

Síntomas digestivos.

El 90 % de los niños presentan (y hablamos por supuesto siempre antes del diagnóstico), dolor abdominal.

Muchos de ellos suelen tener distensión abdominal (barriga hinchada), diarreas prolongadas o estreñimiento.

Síntomas neuronales.

Muchas veces se asocia la irritabilidad a los niños celíacos.

Lo que hay que tener en cuenta es que no es que estos niños sean más irritables o tengan peor humor. Es que si están con dolor o malestar permanente, se quejan.

Por ello, tras el diagnóstico, muchos padres comentan que hay una enorme mejoría en su carácter.

A día de hoy se suele estudiar también la posibilidad de celiaquía en niños diagnosticados con TDAH y/o retrasos madurativos.

Además se sabe que el dolor de cabeza afecta a un 70 % de los niños celíacos y que la depresión afecta más a los adolescentes que aun no han sido diagnosticados.

Síntomas dermatológicos.

– La dermatitis atópica afecta con más frecuencia a los niños celíacos, que además, tienen peor respuesta a los tratamientos médicos que se les da para mejorarla.

Por supuesto, tras comenzar con la dieta, mejora increíblemente.

– Si hablamos de adolescentes,  se ha comprobado que los que se saltan la dieta (por una cuestión de edad y rebelión contra el mundo) tienen muchas posibilidades de desarrollar psoriasis y alopecia areata.

Otros síntomas.

– A nivel óseo, muchos niños celíacos presentan un contenido mineral óseo mejor, que se normaliza a largo plazo con la dieta sin gluten.

– El déficit de hierro, y con ello la anemia y el cansancio, afecta al 80 % de los niños celíacos.

Boca: la presencia de aftas o llagas bucales persistentes o recurrentes también es un síntoma que nos puede hacer sospechar.

Igualmente, muchos niños celíacos presentan alteraciones en el esmalte dental (que no caries).

Otras enfermedades autoinmunes: diabetes tipo I, enfermedad tiroidea, etc…

Síntomas celiaquía niños y adolescentes

Diarreas prolongadas

Estreñimiento

Distensión abdominal (barriga hinchada)

Dolor abdominal

Parón crecimiento

Anemia (cansancio)

Irritabilidad

Mal humor

Palidez

Aftas / llagas bucales

Por supuesto, hay más, pero estos son los típicos, pudiéndose manifestar uno o varios a la vez.

Diagnóstico de la celiaquía en niños

Si tenemos sospecha de que nuestro hijo o hija pueda ser celíaco, el médico pediátrico de digestivo le hará en primer lugar un análisis serológico para ver cómo están los anticuerpos.

Los anticuerpos que se estudian son la Antitrasglutaminasa (con un nivel 10 veces mayor al valor considerado “normal) y el el antiendomisio.

Por supuesto, siempre hay que hacer estas pruebas cuando el niño está consumiendo gluten.

En el caso de que el nivel de anticuerpos sea muy elevado, se hace un análisis genético y si este es compatible con la enfermedad celíaca, muchas veces es suficiente para llegar al diagnóstico.

No obstante no siempre es así. Por o que si hay dudas, hay que hacer una biopsia de duodeno que se realiza mediante una endoscopia con sedación.

Y, ¿qué sucede si un niño tiene serología negativa?

Pues al igual que sucede con los adultos, hay niños con serología negativa (anticuerpos) que tambien son celíacos, pero esto dificulta el diagnóstico ya que muchos médicos al tener estos valores en rango de “normalidad” no siguen investigando. 

Afortunadamente, no es lo habitual en los niños.

niños y celiaquía

Seguimiento de la celiaquía en niño

Una vez tenemos el diagnóstico de celiaquía hecho, por supuesto hay que comenzar con una dieta estricta y sin gluten de por vida.

Lo habitual es que durante el primer año de diagnóstico se haga una analítica a los 3 meses, otra a los 6 y otra al año. Y a parir de ese momento, las revisiones sean anuales.

En dichas revisiones se analiza la serología y es conveniente mirar la tiroides así como con el tiempo y en algunos casos, realizar una densiometría ósea.

No hay un criterio preciso y exacto de cuando un niño normaliza su serología, pero en general, debe pasar al menos un año de dieta estricta para que esto suceda.

Padres/madres celíacas

¿Qué ocurre si el padre o la madre de un niño son celíacos?

Como sabemos, la celiaquía es una enfermedad autoinmune y de base genética.

Por ello, si uno de los progenitores son celíacos, a partir de los 18 meses de vida de un bebé y en el caso de que no haya manifestado síntomas, se le debería hacer un análisis genético y si éste es compatible con la enfermedad celíaca, habrá que realizarle un seguimiento serológico cada 2 años.

Siempre y cuando por supuesto el niño no presente síntomas.

Como decía al comienzo de este artículo, afortunadamente a día de hoy la mayoría de los niños celíacos son diagnosticados en etapas tempranas de la enfermedad, por lo que su recuperación y las posteriores consecuencias en su desarrollo son pocas.

Pero no siempre es así. Y lo digo mi propia experiencia y lo que desafortunadamente nos costó llegar al diagnostico mío y de mi hijo.

Así que ante la duda, no retiréis el gluten de la dieta de vuestros hijos e insistid en que les hagan las pruebas pertinentes.

Helena

2 Comments

  1. Eva

    Gracias por este post

    1. Helena Oses Ursua

      De nada Eva¡¡¡ Besotes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *