lunes, 15 de enero de 2018

Rollos de Canela

Hola buenos días.

Hoy os traigo una receta de las que le tenía muchas ganas: unos rollos de canela o "Cinnamon Rolls", por supuesto, sin gluten.

En mi vida glutanera los hice una vez sin demasiado éxito la verdad. No se en que fallé pero se me quedaron secos enseguida. Así que pensar en la versión sin gluten se me hacía pelin cuesta arriba.

Así que busqué y busqué recetas y la final me decanté por la versión de Lucía del genial blog "Chez Lublu", tuneándola como siempre un poco a mi manera.

Tengo que deciros que en casa fueron un éxito total y están buenísimos.

Eso sí, como todas nuestras masas, si no los vais a comer rápido, os recomiendo congelarlos individualmente porque enseguida se quedan secos y duros. Luego, con un toque de horno, estarán como recién hechos.

Ingredientes para la masa
325 grs harina sin gluten :
- 300 Mix B Schar
-  25 grs almidón trigo sin gluten
5,5 grs levadura seca de panadería
125 ml leche sin lactosa
40 grs mantequilla sin lactosa
20 grs azúcar blanco
20 grs azúcar invertido (receta aquí)
2 huevos L
una pizca de sal
2,5 grs fibra de manzana o psyllium

Ingredientes para el relleno
85 grs azúcar moreno
20 grs harina de maíz
80 grs mantequilla sin lactosa (a temperatura ambiente)
45 grs canela en polvo 

- Mezclar bien todos los ingredientes hasta tener una especie de crema. Reservar.

Ingredientes para el glaseado
25 grs azúcar glass
1 cucharada de leche sin lactosa

Elaboración
- En un cazo, calentar la leche, el azúcar, el azúcar invertido la sal y la mantequilla.  Remover sin parar hasta que la mantequilla y el azúcar se hayan fundido. Dejar  atemperar.

- Poner la mitad de la harina junto a la levadura de panadería y la fibra de manzana (o psyllium) en el bol de la amasadora y mezclar bien.

- Incorporar la mezcla atemperada a la harina con la levadura y batir hasta que tengamos una mezcla homogénea.

- En este punto, añadir lo huevos de uno en uno, esperando a que se hayan integrado bien.

- Finalizar echando el resto de la harina a la masa y con el gancho de la amasadora, dejar amasar a velocidad media unos 5 minutos.

- Al finalizar el tiempo, hacer una bola y dejarla reposar en el mismo bol tapara por film transparente y metida en el horno (apagado) para evitar corrientes. Dejar levar aproximadamente hora y media. (Paso 1 de la foto).

- Pasado el tiempo de levado, desgasificar la masa amasándola manualmente un poco.

- Colocar la bola de masa sobre papel de horno cubierto con un poco de harina (yo maíz) y estirarla hasta dejarla fina. (Paso 2 de la foto)

- Con una espátula de goma, expandir el relleno por toda la masa de manera homogénea y después, enrollar la masa como si fuese un "brazo de gitano". (Paso 3 de la foto)

- Cortar la masa en trozos de unos 3 cms de grosor y colocarlas en una bandeja engrasada para horno.   (pasos 4 y 5 de la foto)

- Volver a tapar la masa con film transparente y dejar levar nuevamente unos 45 minutos.

- Pasado ese tiempo, pintar los rollos con huevo batido y hornear (horno precalentado) durante aproximadamente 25-30 minutos a 180 grados.

- Mientras se hornean nuestros rollos, prepararemos el glaseado simplemente mezclado el azúcar glass con la leche sin lactosa.

- Una vez horneados, dejar que se enfríen y verter el glaseado sobre ellos. Dejar que se seque unos 5 minutos y listos para comer.

Notas
* Con estas cantidades a mí me salieron unos 15 rollitos.
* Si no tenéis o no queréis hacer azúcar invertido, sustituidla por la misma cantidad de azúcar normal.   Yo os lo recomido porque este azúcar hace que las masas sean mas esponjosas y se mantengan más tiempo en mejores condiciones.
* Si no tenéis fibra de manzana o psyllium, no es necesario.
* Si quereis, también se pueden hornear de manera individual. Tened en cuenta que si lo hacéis así, probablemente el tiempo de horneado sea algo menor.
* Calculad que el tiempo total desde que nos ponemos a hacer los rollos, hasta que nos los podemos comer son, al menos, unas 3 horas.
* Para conservarlos, yo los corto de manera individual, los tapo con film transparente y los congelo. Cuando los quiero consumir, un toque de microondas y como recién hechos.



ALERGENOS: esta receta contiene huevos.




Espero que os haya gustado mi propuesta. Es una receta fácil de elaborar pero lleva su tiempo como todas las masas levadas. Así que simplemente es cuestión de paciencia.

Un besote.
Helena

jueves, 11 de enero de 2018

Magdalenas de leche condensada

Hola buenos días.

Vamos allá con la primera receta del año.

Receta super sencilla y que os aseguro, está deliciosa. Unas magdalenas de leche condensada, por supuesto, sin gluten.

La base de la receta es el clásico bizcocho de yogur. Pero yo le he tuneado para darle una vuelta de tuerca y hacer una nueva versión de él.

Veréis que la receta lleva fibra de manzana, la cual es totalmente prescindible. Pero cierto es que le aporta un plus a nuestro bizcocho ya que entre otros beneficios, genera flora intestinal (que muchas veces bien sabemos los celiacos que se nos machaca por contaminaciones cruzadas); previene el estreñimiento y ayuda a controlar el colesterol malo.

Si queréis comprarla, en las herboristerías suelen tenerla. Y también en tiendas on Line como Minfood.

Además la receta lleva también sésamo negro, el cual tiene un alto porcentaje de hierro y de calcio.

Y ahora, vamos allá con la receta.

Ingredientes
3 huevos L (mejor camperos)
3 medidas de yogur de harina sin gluten
  * en este caso 2 medidas de harina Schar Mix Dolci
  * una medida de harina de quinoa
un sobre de levadura 
1/4 de cucharadita de goma xantana
1/4 de cucharadita de fibra de manzana *
una medida de yogur de leche condensada
una medida de yogur de aceite de girasol
un yogur natural
arándanos
sésamo negro

Elaboración
Pre calentar el horno a 170º.
Tamizar las harinas junto con la levadura, la goma xantana y la fibra de manzana. Reservar.
En la amasadora, poner el aceite, el yogur y la leche condensada y batir hasta conseguir una masa homogénea.
Incorporar los huevos de uno en uno, dejando que se vayan integrando bien.
Finalmente verter la harina reservada a cucharadas.
Verter sobre los moldes de magdalenas y si queréis ponerles los arándanos y el sésamo negro, es el momento.
Hornear unos 22 minutos calor arriba y abajo.
Dejar reposar sobre una rejilla.


*Notas:
- Si os apetece hacerlo en versión bizcocho, el tiempo de horneado sería de entre 35 y 40 minutos.
- El sésamo negro y los arándanos son prescindibles.
- Si no tenéis esas harinas, probad con cualquiera que sea sin gluten, siempre manteniendo esas medidas: harina de arroz, maíz, trigo sarraceno... Las combinaciones son siempre muy grandes.

Alérgenos: esta receta contiene lácteos y huevos. 

Como veis es, la receta es muy sencilla y os aseguro que el bizcocho está delicioso.
Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.
Un besote
Helena

lunes, 8 de enero de 2018

Bienvenido 2018. ¿Colaboramos?

Hola buenos días.

¡¡Feliz año Nuevo¡¡. Ya sé que estamos a día 8 de enero y que la frasecita de marras está ya mas que superada. Pero esta es la primera entrada del blog del año, así que hay que comenzarlo con los mejores deseos.

Y precisamente porque estamos en época de propósitos y cambios (es lo que tiene Enero), esta primera entrada no tiene ni recetas, ni productos sin gluten, ni experiencias viajeras. Este post está lleno de propuestas.

¿Propuestas? os preguntareis.

Pues sí, propuestas. O más bien, colaboraciones. Os cuento.

Me encanta subir recetas. Me encanta que las hagáis y las comentéis. Me encanta contaros nuestras experiencias, nuestro día a día. Nuestros viajes.

Pero he pensado que esto podía ampliarse y ser mucho más divertido si vosotros y vosotras también participáis en ello.

Así que tras darle unas cuantas vueltas al tema, se me han ocurrido un par de posibilidades.

1) "El blog invitado"
Una vez al mes voy a publicar una receta que haya preparado un/una blogger que tenga un blog sin gluten.
Si no quiere hacer una recta, nos puede contar alguna experiencia interesante, un viaje, etc..
Como os decía, la sección se llamara "El blog invitado".

Este tipo de colaboraciones me parecen muy interesantes porque de esta manera compartimos experiencias y además, nos podemos conocer mucho más entre nosotros.

2) "Recetas amigas"
O dicho de otra manera: vuestras recetas, recetas de los lectores.
Me encantaría que me mandaseis esos platos con los que triunfáis en casa y os salen estupendamente.

Si os animáis a hacerlas con fotos, las me las enviáis y las subiré tal cual. Si no, yo preparé la receta en casa, le haré las fotos chulas y la subiré.

¿Que os parecen mis propuestas?

Como os dije a finales de año, tengo en manos varias ideas todas relacionadas con el tema de la celiaquía. Poco a poco cuando vayan tomando forma, os las iré contando.

Pero para empezar, esto de las colaboraciones me hace mucha ilusión, así que espero que a vosotros y vosotras también os guste mucho.

¡¡Deseando estoy recibir muchas recetas¡¡¡

Aunque está en la página principal, os dejo mi mail de contacto:


helenaosur@gmail.com




Es todo por hoy. El jueves, la primera receta del año.
Un besote.
Helena

jueves, 21 de diciembre de 2017

Feliz Navidad

Hola buenos días.

Hoy no hay receta. Ni viaje. Ni productos nuevos sin gluten.

Hoy solo quiero daros las gracias y felicitaros las navidades.


Este blog que en no mucho, cumplirá 4 añitos, nació con la idea de desahogarme; de contaros como era nuestra vida sin gluten tras habernos diagnosticado a mi hijo Nicolas y a mí celiaquía.

Como siempre me había gustado la repostería, me anime a investigar y tunear recetas glutonianas a nuestro mundo. Y oye, que las cosas no salían nada mal.

Comenzamos a viajar. O mas bien, seguimos viajando en familia. Porque siempre nos ha gustado. Porque mientras podamos, lo seguiremos haciendo. Y en la mochila siempre llevamos a nuestra amiga "celiaquía", que no siempre nos pone las cosas fáciles. Pero ya ha recorrido unos cuantos países con nosotros. 

Y tenemos nuestros días. Buenos, regulares y malos. Como en botica.

Y nos cabreamos porque seguirmos pagando una burrada por unas galletas o por una harina para hacernos nuestro pan. Pero al menos, lo tenemos. Hace 20 años, esto tenía que ser un horror.

Y nos enfadamos cuando vamos a un restaurante y nos dicen: si tenemos pan y cerveza. Y tu piensas: ¡¡genial¡¡ Pero luego el resto es una ensalada a palo seco y un filete a la plancha. Ainsss.

Pero aquí estamos amigos y amigas. Muchos, cada día más. 

Me encanta saber que me leéis. Que hacéis mis recetas. Que cuando cuento historias en Instagram os reís conmigo. Y me encanta que me preguntéis vuestra dudas. Yo soy feliz si puedo ayudaros.

Y algunas veces pensareis: "esta tía esta como una regadera". Pero eso también forma parte de esto.

No a todo el mundo se le puede gustar. Soy consciente ello. Pero tampoco lo pretendo.

Soy cotorra, espontánea, cercana. Intesa.

Cuando imparto cursos me decís que os reís mucho conmigo. Que siempre veo todo de manera positiva y que desdramatizo mucho nuestra celiaquía.

Y ojo, como todo el mundo. Tengo mis momentos y mis bajones son potentes.

Pero la vida es para vivirla, disfrutarla, sentirla, llorarla.
Así que aunque las Navidades no son precisamente la época del año que más me gusta, os deseo que las paseis como las paseis, disfrutad de cada momento. Porque no vuelven. Porque cada instante es único. 

Gracias enormes por estar siempre al otro lado.

Con todo mi cariño.
Helena

PD: el blog se toma unas pequeñas vacaciones hasta el próximo 8 de Enero. Seguiré eso sí en RRSS así que ¡¡nos vemos¡¡