lunes, 20 de noviembre de 2017

Plum Cake de Manzana y Chocolate (SIN y VEGANO)

Hola buenos días.

¿Alguien alguna vez ha dicho que un bizcocho sin gluten, sin lácteos, sin huevos y sin azúcar era posible? 

Y, de ser posible. ¿Podía estar rico?

Pues os aseguro que el bizcocho de hoy es simplemente espectacular.

Tengo que confesaros que la receta no es mía. La original pertenece a un blog americano que he descubierto hace poco, "Nirvana Cakery. Y del cual, tras el resultado de la receta de hoy, tengo claro que voy a seguir adaptando más recetas.

Y digo adaptando porque como os decía, partiendo de la receta de "Nirvana" yo he hecho la mía propia.

No es un bizcocho al uso. Por eso le he llamado "plum cake", porque tiene esa textura de los bizcochos ingleses gracias a los trocitos de manzana y la jugosidad que le aporta el puré de la misma.


Ingredientes
3-4 manzanas
Chocolate +75% cacao 
130 grs harina de arroz integral 
70 grs harina de quinoa
30 grs harina de trigo sarraceno
1 cucharadita (5 grs) levadura
1 cucharadita (5 grs) bicarbonato
1 cucharadita (5 grs) canela molida
una pizca de sal
1 cucharada (15 grs) semillas de chia
3 cucharadas (45 ml) agua
80 ml aceite girasol
30 ml vinagre de manzana

Elaboración
- Lo primero que vamos a hacer es un puré de manzana, que será parte de nuestro sustituto del huevo.
Para ello, ponemos 3 manzanas peladas y descorazonadas en agua hirviendo y las dejamos cocer unos 15 minutos o hasta que estén blanditas. Las colamos, las trituramos y dejamos enfriar hasta que las necesitemos.

- Ahora en un vaso pondremos las semillas de chía y el agua. Dejaremos reposar hasta que se vaya formando una especie de gel. Reservar.

- Pre calentamos el horno a 170 grados.

- Pelamos una manzana y la cortamos en daditos pequeños. Reservar.

- Picamos el chocolate (unos 100 grs) del tamaño que nos apetezca. Reservar.

- En un bol, tamizamos las 3 harinas (arroz integral, quinoa y trigo sarraceno) junto con la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal.

- Por otro lado, en otro bol, mezclamos el gel de semillas de chía junto con el aceite de oliva, el vinagre de manzana  y unos 150 grs del puré de manzana previamente hecho.

- Batimos hasta que todos los ingredientes estén integrados. En ese momento, vertemos las harinas reservadas y mezclamos bien.

- Sobre esa masa, vertemos el chocolate rallado y la manzana a trocitos y terminamos de mezclar.

- Os quedará una masa espesa. Si os parece demasiado mazacote, podéis echar un poquito mas de puré de manzana (yo le puse hasta casi 200 grs en total).

- Verter sobre el molde elegido previamente engrasado o forrado con papel de horno y hornear unos 40 minutos 170º calor arriba y abajo.

- Pasado el tiempo pinchad con un palillo y si sale limpio, el cake está listo.

- Dejar reposar 10 minutos en el molde, desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar por completo.

- Una vez frio, si os apetece, podeis fundir un poquito más de chocolate y verterlo por encima.

NOTAS
- Como no lleva azúcar, no es un plus cake especialmente dulce. Si os apetece darle un toque de dulzor, le podéis añadir 75 grs de azúcar moreno, lo batís junto con las semillas y los aceites y luego incorporáis las harinas.

- La mezcla del puré de manzana y las semillas de chía es lo que sustituyen el huevo. En caso de no tener semillas de chía, también se pueden usar semillas de lino. Las moléis y las cantidades son las mismas que las de chía (15 grs semillas-45 ml agua)

- El chocolate de más de un 75% de cacao no suele llevar leche o derivados, pero aseguraos de ello en caso de intolerancia a la lactosa o a la proteína de la leche de vaca.

- Os aviso de que es un bizcocho que se desmiga bastante. Ya sabéis que para solventar esto causado por la ausencia de gluten en nuestras masas, yo les suelo poner un poquito de goma xantana. En este caso, lo quise hacer lo mas natural posible y por eso, no le eché.

- Si no os gustan los trozos de fruta en los bizcochos, estos son prescindibles.

- A esta receta le irían perfectos unos trocitos de nueces, pistachos o cualquier fruto seco que os guste.


ALERGENOS: como hemos dicho al principio, esta receta no contiene ninguno de los principales alérgenos. Apto para veganos.


Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. Delicioso, sano y apto para la mayor parte de las personas, a pesar de las diversas intolerancias que se tengan.

Un beso y hasta el próximo día.
Helena

jueves, 16 de noviembre de 2017

Tablas conversoras de medidas

Hola buenos días.

Esta es una de esas entradas que me habéis pedido hace tiempo pero que siempre me ponía a escribir y la dejaba a medias porque encontraba otras mejores que publicar.

Y ¿de qué va el tema? pues de la equivalencia entre las distintas unidades de medida en cocina y repostería.

¿No os ha pasado que encontráis una receta inglesa o americana, os encanta, pero empezáis a ver esas "cup" o medidas que desaniman a seguir con ella?
Pues eso ya no os va a pasar más porque hoy os he preparado unas tablas que os podéis descargar y guardar para tener siempre bien claras las cantidades que poner en nuestros bizcochos, tartas y demás.

Importate deciros antes de nada que las medidas de los ingredientes pueden variar un poco en función de si prensamos más o menos los alimentos. Por ello, tanto cuando hablamos de tazas o cup o de cucharadas o cucharitas, siempre cogeremos los alimentos a ras y sin apretarlos.

* Medición en TAZAS O CUP
La medición en tazas o cup se usa para calcular/pesar cantidades grandes de ingredientes: harina, azúcar, leche, aceite, mantequilla, etc.

Para ello habitualmente utilizamos balanzas de precisión. Pero existen unas tazas medidoras   (cup en inglés, de ahí su nombre), que son francamente útiles. También   habréis visto alguna jarra con diferentes pesos e indicaciones. Todas ellas nos sirven para pesar, como decía al principio, cantidades generosas.

* Medición en CUCHARAS Y CUCHARILLAS
La medición con cucharas (tablespoon) o cucharillas (teaspoon) la utilizaremos para calcular pequeñas cantidades de ingredientes como levadura, especias, etc.

Lo hacemos de esta manera porque el margen de error de las balanzas es demasiado grande para estas pequeñas cantidades. Incluso muchas veces directamente no te las calcula, ya que la mayoría de ellas calcula los gramos  de 5 en 5 o incluso más.

* Temperatura del horno
Cuando adaptamos recetas de otros países, nos podemos encontrar que la temperatura del horno la miden en grados Fahrenheit. Por ello, os pongo la conversión a nuestros Celsius o grados centígrados.

Finalmente añado también el peso de los huevos aproximado.

Espero que el post os sea de utilidad.
Un beso y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 13 de noviembre de 2017

Bundt Cake de Calabaza y Queso

Hola buenos días.

El bizcocho que hoy os enseño, creo que es de los mejores que he hecho. Y no, no se trata de falsa modestia. Es que está espectacular.

Todo fue a raíz de que mi suegro me regalase una gigantesca calabaza.

Además de hacer purés y cremas, regalar a muchas amigas y congelar otra tanta, se me ocurrió hacer una encuesta en Instagram sobre que preferiais que hiciese: si una receta con calabaza o una con castañas (que también me habían regalado). La calabaza fue la ganadora.

La cuestión que es cuando me propuse hacer el bizcocho con parte de esa calabaza asada, quería que tuviese un punto diferente. Y creo que he dado con la tecla adecuada: el bizcocho de hoy es jugoso, agradable, no especialmente dulce. De esos que pegan en un desayuno, una merienda con un café o simplemente porque te apetece algo dulce.

Ingredientes
225 gs harina Mix Dolci Schar
180 grs azúcar moreno
3 huevos L
115 grs mantequilla
250 puré de calabaza asada 
125 grs queso tipo Philadelphia
60 ml agua
5 grs levadura
5 grs bicarbonato
una piza de sal
canela al gusto
genjibre al gusto
1/4 cucharadita psyllium *opcional
1/4 cucharadita fibra de manzana *opcional
1/4 cucharadita goma xantana *opcional

Elaboración
- Pre calentamos el horno a 170º
- Lo primero que vamos hacer es batir el queso crema con 30 grs de azúcar hasta que tengamos una masa muy cremosa. Reservar a temperatura ambiente.
- Tamizamos las harinas con la levadura, el bicarbonato, la sal, las especias, el psyllium, la goma xantana y la fibra de manzana. Reservar.
- En la amasadora, batimos los huevos con el resto del azúcar hasta que dupliquen el volumen. En ese momento, vertemos la mantequilla (fundamental que esté a temperatura ambiente tirando a muy blandita) y seguimos batiendo.
- Añadimos el puré de calabaza. Batimos
- Añadimos el queso previamente batido. Seguimos batiendo.
- Añadimos el agua. Batimos.
- Cuando tengamos una masa homogénea y cremosa, bajamos la velocidad de la amasadora y comenzamos echando las harinas a cucharadas, poco a poco, dejando que se integren bien.
- Vertemos en el molde elegido previamente engrasado y horneamos aproximadamente unos 40-45 minutos (en mi caso fueron 42, pero ya sabéis que cada horno es un mundo).
Pinchad con un palillo y si este sale limpio, esta perfecto.
- Dejar 10 minutos en el molde, desmoldad en una rejilla y dejar enfriar por completo.

Notas
- El puré de calabaza asada de se hace simplemente pelando la calabaza y horneándola a 180º durante aproximadamente 50 minutos, depende del tamaño de la misma. También lo podéis hacer al microondas.
- A esta receta le irían genial nueces troceadas. O incluso pepitas de chocolate.



ALERGENOS: esta receta contiene HUEVOS y LACTEOS. De todos modos éstos últimos los podéis sustituir por unos que no tengan lactosa.

Espero que os guste mi propuesta de hoy. Os aseguro que es un bizcocho super jugoso y agradable de comer.

Un beso y hasta el próximo día.
Helena

jueves, 9 de noviembre de 2017

Colines sin gluten

Hola buenos días.

Hoy os traigo una receta sencilla e ideal para picotear, para ponerles de almuerzo a los niños o para echar a las cremas de verduras. Unos grisinis, colines o como les llaman mis hijos, "palitos de pan con sabor a pizza".

Y, ¿por qué con sabor a pizza? por la combinación de la masa con el orégano y el queso que se le puede poner.

Son muy sencillos de hacer y además, la masa no es nada pegajosa como les suele pasar a nuestras masas sin gluten. Al contrario, se compacta perfectamente y es fácil hacer darle al forma deseada a los palitos.

Así que os animo a hacerlos porque de verdad, son un vicio.

Ingredientes
300 grs harina sin gluten:
- 50 grs harina quinoa
- 100 grs harina trigo sarraceno
- 150 grs harina pan Mercadona
60 grs manteca de cerdo
15 ml aceite de oliva
15 grs azúcar
20 grs sal
10 grs levadura seca panadero
160 ml agua templada
3 grs psyllium *opcional
5 grs goma xantana

Otros ingredientes:
- queso partisano rallado
- orégano
- sesamo
- pimienta negra
- semillas lino molidas

Elaboración
Pre calentamos el horno a 180º calor arriba y abajo
Templamos un poquito el agua en el microondas y le echamos la levadura seca de panadero. Removemos y dejamos reposar.

Mientras, en un bol pondremos las harinas, el azúcar, la sal, el psyllium, la goma xantana y los ingredientes que queramos ponerle a nuestros grisines. En este caso yo le puse unos 15 grs de semillas de lino molidas, pimienta negra y orégano.

Una vez bien mezclados, añadiremos el aceite de oliva y removemos bien.
Hacemos un agujero en la masa y sobre él, vertemos el agua con la levadura y amasamos un par de minutos.
Finalmente añadimos la manteca de cerdo y volvemos a amasar hasta que tengamos una masa compacta.

A pesar de no tener gluten, es una masa manejable y que no se pega a las manos, así que iremos cogiendo pequeños pedacitos, y sobre una bandeja de horno forrada con papel, haremos churretes del tamaño que más os guste.

Horneamos unos 7-8 minutos, les damos la vuelta y de nuevo, horneamos unos 7-8 minutos, en función de vuestro horno o lo dorados que os gusten.

Dejamos enfruar en una rejilla y guardamos en una lata hermética.

Están deliciosos y como dicen mis hijos, si les ponéis queso parmesano y orégano, ¡¡saben a pizza¡¡

Espero que os haga gustado mi propuesta de hoy.
Un besote
Helena