lunes, 24 de septiembre de 2018

Galletas de mantequilla de cacahuete

Hola buenos días.

Que me encanta la crema o mantequilla de cacahuete no es ningún secreto. Me apasiona, diría yo.

Ya sabemos que en general, las que hay en los supermercados llevan de todo menos cacahuete. Pero es que,  es tan sencillo hacerla en casa. Solo necesitas un batidor-triturador potente y cacahuetes. Nada más. Aquí os dejo la receta.

En casa llegado el curso escolar tengo siempre y además de tomarla en tostadas, con pan o a cucharadas, se pueden hacer con ella postres tan maravillosos como esta tarta de queso y crema de cacahuetes.

Y hoy le tocan a unas galletas/cookies que aunque "feuchas" de aspecto, os puedo garantizar, están brutales. Por supuesto, son 100% sin gluten.


Ingredientes
130 gr mantequilla
75 gr azúcar moreno
40 gr azúcar blanquilla
1 huevo
140 gr mantequilla cacahuete (aquí receta)
1/2 cucharadita bicarbonato
1/2 cucharadita goma xantana
200 gr harina sin gluten. En este caso:
- 30 gr harina panificable Mercadona
- 30 gr almidrón trigo sin gluten
- 140 gr Mix Dolci Schar

Elaboración
- Tamizamos las 3 harinas junto a al bicarbonato y la goma xantana. Reservar

- Batimos la mantequilla (fundamental que esté a temperatura ambiente) junto con el azúcar moreno y el azúcar blanco y cuando tengamos una masa homogénea, echamos la crema de cacahuete y batimos enérgicamente.

- Incorporamos el huevo y seguimos batiendo.

- Finalmente bajamos la velocidad de la amasadora y añadimos las harinas a cucharadas, dejando que se integren bien.

- Cuando tengamos una masa cremosa y compacta, la envolvemos en film transparente y dejamos reposar una hora en el frigorífico.

- Pasada la hora, pre calentamos el horno a 180º.

- Mientras el horno se calienta, vamos haciendo bolas con la masa de unos 20-25 gr, las aplastamos en la bandeja del horno (siempre forrada con papel) y sobre ellas, presionamos un poco un tenedor para hacerles forma (este paso es prescindible).

- Horneamos calor arriba y abajo entre 12-14 minutos y una vez hechas, dejamos reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Notas:
- Si no tolerais la lactosa, buscad una mantequilla que no la tenga.
- Dejad sitio en el horno entre unas y otras porque se expanden bastante.
- Las harinas las podeis combinar a vuestro gusto siempre que sean sin gluten.
- Si no tenéis crema de cacahuetes casera, la podéis hacer con una comprada. Pero en este caso os recomiendo que busquéis una lo más saludable posible.
- Una opción es ponerle también trocitos de cacahuetes en la masa o incluso en la superficie. Yo no tenía esta vez pero quedan genial.
- También se le pueden nibs de cacao (aquí os dejo donde poder comprarlos).

❒ Nivel de Dificultad: fácil
❒ Tiempo de horneado: 14 minutos
❒ Tiempo total: unas dos horas
❒ Raciones: 30-35 galletas (25 gr cada una)






Animaros a hacerlas porque son muy sencillas y además si las hacéis con crema casera de cacahuetes, son bastante saludables.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 20 de septiembre de 2018

Lago Garda sin gluten

Hola buenos días.

Hace un par de semanas os contaba que durante este pasado verano, disfrutamos de una semana de vacaciones en Italia, concretamente en el Lago Garda

En este post os hable de donde nos alojamos: el Hotel Riel, un hotel familiar y completamente preparado para nuestro mundo sin gluten.

Pero hoy os voy a hablar sobre el espectacular Lago Garda, sus pueblos tan preciosos y donde podemos comer sin gluten en ellos y de manera increíble.

Una vez más, Italia nos ha demostrado que en general, su nivel de conocimiento de la celiaquia es altísimo y los restaurantes que quieren, están formados, informados y da gusto comer en ellos. 

Situado más o menos entre Milan Venecia, a las faldas de las Dolomitas, los Alpes Italianos, se encuentra el Lago Garda,  el mayor de toda Italia.

Tiene una longitud de casi 60 km de longitud y 17 km de anchura máxima y según nos contaron allí, más de 300 metros de profundidad de aguas limpias, cristalinas y sorprendentemente, nada frías para el baño (en verano claro).

Visitarlo requiere un mínimo de 2 o 3 días porque tiene más de 160 km de perímetro y lo ideal es hacerlo en coche. Cada uno de los preciosos pueblos que lo rodean son distintos y con su propia personalidad. Pero todos ellos tienen un ingrediente común: poder disfrutar del tiempo relajadamente. 

No me quiero enrollar demasiado así que os voy a ir contando un poco que vimos y donde comimos y al final del post os dejaré mas restaurantes aptos de la zona.

Sirmione
El pueblo donde nos alojamos y me atrevo a decir, el más bonito del lago. 

Es una península estrecha de 3 km que se adentra en el lago por el sur y cuyo caso antiguo, al cual no se puede acceder más que andado, es realmente espectacular.

A nivel turístico se pueden visitar las Cuevas de Catullo, una antigua villa romana; el castillo o uno de sus balnearios (las aguas del lago llevan mucho azufre, que es fantástico para la salud). 

Llegar al centro en bici y pasear por sus callejuelas al atardecer mientras te tomas un helado (sin gluten, por supuesto) es una auténtica maravilla.

Con respecto a los lugares son gluten donde comimos son estos:

 ⇰ Restaurante "Al Braciere y Hotel Riel: en el post pasado os hable extensamente de ellos.

  ⇰ Export Di Max
Una de las noches estuvimos cenando en esta pizzería, que está avalada por la AIC.
Sin gluten solo tienen pizzas pero estaban realmente buenas.

Además pedimos una ensaladas y para Nicolas y para mí mientras esperábamos, nos sacaron unos mini colines.

Precio cena en Export
↪2 pizzas sin gluten y dos con gluten; una ensalada para compartir; dos cervezas y agua: 55,50€

Peschiera del Garda
Situado a la derecha del lago, tiene un puerto deportivo precioso donde los atardeceres son una maravilla.

Situada en el puerto y avalada por la AIC, cenamos dos noches en este restaurante porque sencillamente, nos encantó.

Tienen una enorme carta apta para celiacos, que incluye postres y helados.

Nosotros nos decantamos por las pizzas y uno de los días, Nicolas pidió una lasagna. Todo muy rico la verdad. Y no os cuento nada del tiramisú sin gluten... ¡¡¡espectacular¡¡¡

Si vais en verano, os recomiendo reservar porque a pesar de ser muy grande, tiene muchísima clientela

Precio medio cena Pizzería Bella Vista:
↪ 4 platos, una ensalada, dos postres, una cerveza y agua: 72€.

Desenzano del Garda
Situado a la izquierda de Sirmione, es uno de los pueblos más grandes del lago y donde se encuentra la estación de tren que te lleva tanto a Milan como a Venecia (recordad que el lago está mas o menos entre ambas ciudades).

Con un puerto pesquero precioso, tiene una fantástica zona arqueológica donde se encuentran los restos de una villa romana del siglo IV d.c.

Kapperi
Escondido en una pequeña callejuela, este precioso restaurante, avalado por la AIC, nos dejó absolutamente sorprendidos cuando al llegar y decirles que éramos celiacos, nos dijeron: no hay problema, tenemos dos cocinas y podéis ir a verlas.

Y cierto era: dos cocinas, una para el con y otra para el sin gluten.

Y solo los celiacos sabemos que sentimos en ese momento: una exaltación de felicidad en grado sumo. Jajajaja.

Cuentan con una extensa carta de platos de comida mediterránea y por supuesto, pasta y pizza aptas.

Precio cena Kapperi:
↪ 4 platos, dos cervezas y agua: 65€.

Y creo que por hoy es suficiente. Me queda para contaros toda la parte norte del lago, pero eso ya lo dejamos para otro día.

Un besote
Helena

lunes, 17 de septiembre de 2018

Cheesecake de platano y dulce de leche

Hola buenos días

Como aun no tengo demasiadas ganas de encender el horno, sigo con las tartas que no lo necesitan. 

La de hoy es una tarta de queso que me llamó la atención del blog "Las María Cocinillas" y a la que tras haberle hecho unos cuantos cambios y adaptarlo a nuestro mundo sin gluten, os tengo que decir que es impresionante.

A pesar de que por la contundencia de sus ingredientes pueda parecer una tarta pesada, luego es cremosa y maravillosa al paladar: nada dulce y con un toque de plátano exquisito. De las que empiezas por un trocito pequeño y te apetece repetir.

El toque del crumble le aporta además un crujiente delicioso.


Ingredientes
Para la base
180 gr galletas o cereales sin gluten
125 gr mantequilla
canela al gusto

Para la cheesecake
250 gr queso mascarpone
200 gr nata 35% materia grasa
200 gr dulce de leche
125 ml leche
5 hojas de gelatina
200 gr platano (cuanto más maduros mejor)

Para el crumble
50 gr de frutos secos
50 gr de galletas
25 gr de mantequilla blanda
25 gr Azucar moreno o panela
canela al gusto
Elaboración
⇨ Para la base
- Trituramos las galletas o lo cereales.

- Derretimos la mantequilla en el microondas unos segundos y se la incportamemos a los cereales/galletas junto con la canela.

- Mezclamos hasta obtener una masa homogénea y vertemos sobre la base de nuestro molde (previamente habremos puesto papel de horno).

- Como en todas las bases de tartas de queso, ahora podemos o bien hornearlo 10 minutos a 180º, o bien dejar en el congelador una media hora. En este caso teniendo en cuenta que es una tarta fresca sin horno, yo dejaría en el congelador.

⇨ Para la base de tarta de queso
- Lo primero que vamos a hacer es hidratar las hojas de gelatina en agua muy fría.

- Una vez hidrataras, templamos la leche (ojo no demasiado), escurrimos las hojas y las fundimos con la leche. Reservar.

- Ahora montamos la nata. Recordad que siempre ha de estar muy fría. Reservar en el frigorífico.

- Trituramos los plátanos hasta hacerlos puré. Reservar

- En el robot de cocina, batimos enérgicamente el queso hasta que esté muy cremoso y entonces le añadimos el puré de  platanos, el dulce de leche y la leche con la gelatina que teníamos reservada.
Batir bien hasta obtener una mezcla homogénea.

- Incorporamos la nata montada con cuidado y la vertemos sobre nuestra base de galletas o cereales.

- Dejar reposar en el frigorífico al menos 4 horas. Siempre está mejor de un día para otro.

⇨ Para el crumble
- Poner todos los ingredientes en un bol y amasar con las manos.

⇨ Montaje de la tarta
- Desmoldamos nuestra tarta con mucho cuidado (ya sabeis que últimamente siempre a este tipo de tartas les pongo en los bordes del molde papel de acetato) y vertemos por encima nuestro crumble.

- Añadimos un poquito de dulce de leche por encima y lista para comer.

Notas
↪ La base como habéis visto, la podeis hacer con galletas, con frutos secos, con ambos e incluso sin ellos. Lo que más os guste.
↪ Los plátanos cuanto mas maduros estén, mejor.
↪ Si no os apetece hacer el crumble, este es prescindible. Con un poquito de dulce de leche por encima esta igual de buena.






Es todo por hoy. Espero que os animeis a hacerla porque está deliciosa.
Un besote
Helena