jueves, 21 de septiembre de 2017

Praga sin gluten

Hola buenos días.

Con este post, cierro la última etapa de nuestro viaje veraniego familiar por las capitales imperiales europeas con la preciosa ciudad de PRAGA.

Si queréis ver las entradas anteriores, aquí tenéis la info de Budapest y aquí tenéis la de Viena. Y en este enlace tenéis el mapa con todos los restaurantes y lugares a visitar en las tres ciudades.
Con su reloj astronómico y su Catedral de Tyn.
Con su puente de Carlos y su maravillo castillo.
Con su historia y pasado intensos.
De cuento y maravillosa Praga

Alojamiento
De nuevo, contratamos a través de Booking (si pinchas en este enlace y hacéis una reserva en el lugar que os apetezca, os llevareis 15€ de descuento). Y nuevamente elegimos un apartamento.

En este caso fueron los 4 Arts Suites. Ubicados justo en el corazón de la parte vieja de Praga, contaban con una enorme habitación, un baño impecable y un salón con cocina y en el que había un sofá-cama pero que en realidad tenía colchón de cama. A nosotros nos tocó el "Dvorak" y os aseguro que nos encantó.

Supermercados
En este caso traíamos bastante comida acumulada de Budapest y Viena, pero como en ambas ciudades, hay varios supermercados donde poder encontrar productos sin gluten, siendo los principales:
Dm-drogeriemarkt
Supermercados Billa
Supermercados Tesco
Supermercados Albert. En este estuve en uno que hay en el centro comercial "Palladium" y tienen línea propia de productos sin gluten, además de Schar y alguna otra marca.


Pero quiero destacar la tienda Country Live. Situada en una pequeña calle al lado de reloj astronómico, esta especializada en productos sin gluten y tenían una gran variedad de ellos. Además nosotros compramos pan hecho por ellos para los bocatas del día siguiente y la verdad, estaba muy bueno.

Idioma
Los checos, como los húngaros, son un poco secos. Madre mía lo que cuesta sacarles una sonrisa.

Nosotros nos entendimos perfectamente en ingles. Pero en los supermercados, a la hora de buscar productos, sin gluten es "bez lepku".

Restaurantes
Como suelo hacer siempre, lo primero que hice fue escribir a la asociación de celiacos de Chequia. Su página web es esta, pero os digo que yo aún estoy esperando respuesta.

En segundo lugar, comencé a buscar información en grupos de Facebook, en blogeros viajeros e incluso escribir a los propios restaurantes que iba encontrando.

En el caso de Praga, desde ya os digo que hay unas cuantas muy buenas opciones para comer sin gluten. Y lo mejor es que además de las que yo llevaba bien estudiadas, callejeando me encontré con unas cuantas más. Creo que estoy empezando a desarrollar un radar para el tema "sin gluten".

Vamos con los restaurantes que visitamos nosotros:

- Alriso Risottería. Restaurante italiano 100% sin gluten, situado en la zona de Staré Mesto, centro histórico de la ciudad. Si vais en verano, podréis comer en una estupenda terraza en una plaza encantadora.
Como os digo, toda la carta es sin gluten por lo que nos costó decidirnos porque las sugerencias eran realmente apetecibles.

Al final pedimos una ensalada, una lasagna, un risotto y un plato de pasta todo para compartir entre los 4. Y todo, buenísimo.

La carta de postres era genial pero como estábamos llenos pedimos un helado casero que estaba muy muy rico.

En resumidas cuentas, un lugar genial donde comer en Praga. Con seguridad absoluta de que no te vas a contaminar y en relación calidad/precio muy decente.

Meet Burguer. Situado al lado de la iglesia de San Nicolás, en una de las esquinas de la plaza más famosa de Praga, lo encontramos por casualidad un día volviendo de nuestra ruta turística. Nos fijamos que ponía que tenían hamburguesas con pan sin gluten (con un suplemento de 50 CZK = 2€) y aunque nuestra idea era cenar en el apartamento pero nos entró la flojera y decidimos para allí.

El local es chulo y las hamburguesas debo decir que estaban buenas (el pan francamente rico). Pero si os soy sincera, me pareció muy caro para lo que comimos: pagamos unos 60€ por 4 hamburguesas, una cerveza y agua.


Svejk Restaurant U KarlaSi queréis probar la cocina típica checa en un restaurante típico checo, no podéis dejar de visitar este restaurante.

A pesar de estar pelin alejado de la zona más turística de la ciudad, la carta sin gluten es verdaderamente amplia.

Yo me pedí un gulash. Aunque realmente es un plato típico húngaro, los checos tienen su propia versión del mismo y como en Budapest no lo pude probar, lo hice aquí. Y no sé como será la "versión original" pero el que me comí,  estaba espectacular.

Mi celiaquín se volvió a pedir un "wiener Schnizel" o lo que viene siendo un escalope gigante con sus patatas y su ensalada.

Y claro, a pesar de estar llenos, ver un montón de postres sin gluten hace que tengas que probarlos sí o sí. Tras mucho pensarlo, nos decantamos por unas tortitas con su nata y una crema casera de manzana y un "apfelstrudel" (una especie de crep relleno de manzana, canela y almendra). Espectaculares ambos.

Todo ello, sin mencionar el medio litro de cerveza que me pusieron. Casi salimos rodando de allí.

Con respecto al precio, pues 4 platos principales, 2 postres, 2 cervezas de medio litro cada una y dos refrescos: 60€. Que digo yo, más que apañado.

Otros restaurantes sin gluten en Praga
Uno Restaurant. Ubicado en la planta superior del centro comercial Palladium, en la Plaza de la República, es un restaurante de comida ítalo-mediterránea con carta sin gluten exclusiva.
En la web está perfectamente señalizado.

Maitrea. Restaurante vegetariano famoso en Praga donde encontrareis bastantes opciones sin gluten. Lo recomiendan en muchas guías.

Lehka Lava. Otro vegetariano con opciones sin gluten.

Country Life. De los mismos propietarios que la tienda de productos, conocen perfectamente el tema y adaptan los platos.

Olympia Restaurant. Situado en el margen izquierdo de la ciudad, muy cerca del puente de la "Legión, en la carta están marcados todos los platos sin gluten.

Hasta aquí toda la información que he podido recopilar tras nuestro viaje.

Sin duda, tres ciudades: Budapest, Viena y Praga increíbles cada una a su manera. Y donde comer sin gluten, es relativamente sencillo.

Espero que os sirva de ayuda y os anime a viajar.
Un besote
Helena

lunes, 18 de septiembre de 2017

Bundt Cake de higos (sin gluten ni lactosa)

Hola buenos días.

Tengo la sensación de que conforme se van cumpliendo años, los gustos culinarios van cambiado. O mejor dicho, van ampliándose.

Yo siempre he sido de buen comer, no os voy a engañar. Y me ha gustado casi todo. Pero siempre había cosas que bueno, no me entusiasmaban demasiado.

Y de pronto un día dices: "venga, voy a volver a probarlo" y entonces descubres todo lo que te has perdido durante años por decir: "no, eso no me gusta".

Pues es lo que el año pasado me pasó con los higos. Que de no poder con ellos, ahora se han convertido en una de mis frutas favoritas de final de verano.

Y como me encanta poner frutas en los bizcochos, mi propuesta de hoy es un jugoso bundt cake relleno de confitura casera de higos.
BUNDT CAKE DE HIGOS
Ingredientes
4 huevos L (temperatura ambiente)
250 grs queso mascarpone sin lactosa
200 grs nata 35% materia grasa sin lactosa
180 grs azúcar panela
300 grs harina sin gluten
 - 100 grs Mix Dolci Schar
 - 150 grs Gallo sin gluten
 - 50 grs harina trigo sarraceno
15 grs levadura
5 grs bicarbonato
1/4 cucharadita goma xantanta
1/ cucharadita fibra manzana * (prescindible)
una pizca de sal
Confitura casera de higos.

CONFITURA DE HIGOS
200 g de higos maduros 
35 g de azúcar moreno
15 g de sirope de ágave o miel
10 g de mantequilla sin sal.

Lavamos y secamos los higos. Los cortamos en pequeños trozos. Reservar.
En un cazo, fuimos la mantequilla con el sirope y/o la miel  y cuando esté fundido todo, agregamos los higos, dejando que se cocine a fuego lento hasta que espese y tenga textura de mermelada.
Dejamos enfriar.
*Yo generalmente este paso lo hago el día anterior. 

Elaboración del bundt cake
- Pre calentamos el horno a 180 grados.
- Tamizamos las harinas junto con la levadura, el bicarbonato, la goma xantana, la fibra de manzana y la sal. Reservar.
- En la amasadora, batimos los huevos junto con el azúcar a velocidad alta hasta que dupliquen el volumen.
- Incorporar el queso mascarpone y la nata y batir enérgicamente hasta que obtengamos una masa cremosa (ojo con no batir en exceso y que la nata se nos pueda cortar).
- Finalmente echar las harinas a cucharadas, dejando que se integren, batiendo a velocidad lenta.

Una vez la masa lista, la vertemos la mitad sobre el molde elegido previamente engrasado.
Sobre ella, vertemos la mermelada de higos al gusto y echamos el resto de la masa.

Hornear entre 45-50 minutos o hasta que el palillo salga limpio.
Dejar enfriar en el molde unos 10 minutos y finalmente desmoldar sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo.

El resultado es un bizcocho jugoso pero compacto; no excesivamente dulce e ideal para servir acompañado de helado de vainilla.


ALERGENOS: esta receta contiene huevos.




Un besote y hasta el próximo día.
Helena

jueves, 14 de septiembre de 2017

Viena sin gluten

Hola buenos días.

La semana pasada, en este post os conté la primera parte de nuestro viaje veraniego por tierras centroeuropeas: la maravillosa ciudad de Budapest.

Así que hoy toca la segunda de las paradas: VIENA.
Viena, ciudad de Sisí Emperatriz.
Viena, ciudad de música, de Opera, de Mozart.
Viena, ciudad de los maravillosos castillos.
Viena, ciudad del Prater.
Viena, imperial Viena.

Alojamiento
Generalmente cuando viajamos por Europa, siempre nos alojamos en apartamentos.

En este caso hicimos una excepción porque no encontramos ninguno que nos cuadrase y optamos por un hotel, el Novotel Wien, reservado como siempre a través de Booking.

Conocíamos esta cadena de hoteles por nuestra estancia en Madrid y en Paris. Las habitaciones familiares son correctas. Pero en este caso como nuestros chicos se estaño haciendo mayores, nos dimos cuenta de que el sofá cama en el que dormían se les quedaba muy justo para los dos.

De todos modos el hotel estaba muy bien y situado a escasos 10 minutos andando del centro de Viena y a otros tantos del parque Prater. 
Teníamos el desayuno incluido pero como suele ser tristemente habitual, quien lo disfrutó fueron los no celiacos de la familia ya que Nicolas y yo apenas teníamos nada apto, tan sólo algún zumo y fruta.

Lo único que nos dieron ambos días fue un par de panecillos a cada uno (ricos, todo hay que decirlo). Así que para mi peque nos bajábamos galletas.

Eso sí, los cafés eran espectaculares y además con leche sin lactosa.

Supermercados
En este caso, sólo visitamos un par de Spar, uno que teníamos al lado del hotel y otro que está en la estación de trenes. Como os dije, tienen línea propia de productos sin gluten.

Pero también encontrareis productos sin gluten en las "DM Drogueries" o los supermercados Billa.

Idioma
En Viena casi todo el mundo en habla ingles así que a nada que os majes un poco con el idioma, es suficiente.

De todos modos, el etiquetado de los productos suele estar en alemán, así que la palabra que debéis buscar es "Gluten Frei", además de la espiga barrada.

Restaurantes
Os voy a hablar con detalle de los 3 en los que estuvimos, pero al final del post, al igual que hice con Budapest,  os dejaré un listado de todos los que yo llevaba "fichados". 

Además, en este mapa os dejo la situación de todos ellos (incluyendo los de Budapest y Praga, así como los supermercados).

Situado justo al lado de nuestro hotel, es un restaurante de comida típica austriaca.

Cuentan con una extensa carta de comida sin gluten, lo más destacable son los "wiener schnizel", enormes escalopes típicos de la zona.

Como hacía mucho calor, comimos en la terraza y todo estaba delicioso. Los schnizel suelen ir acompañados de ensaladas de patatas o la famosa coleslaw.

Vapiano
Cadena de restaurantes alemanes pero de comida italiana-mediterránea, que también cuentan con sedes en Austria (y según nos contaron, se van a expandir y entre ellos, España).

Con carta apta sin gluten, lo destacable es que la comida te la hacen allí mismo, tipo show cooking, así que puedes controlar y/o preguntar todo los que necesitas. 

En nuestro caso cenamos allí y la primera noche y volvimos a comer al día siguiente porque nos gustó, nos pareció seguro y además, no es nada caro.

Schweizerhaus
Situado en el parque Prater, donde se encuentra la noria más antigua del mundo, es toda una institución en Viena.

Un inmenso restaurante (caben cerca de 800 personas) casi todo al aire libre, cubierto por arboles y miles de lucecitas encendidas que le da un toque precioso. Absolutamente irresistible ver como tiran cervezas a la velocidad del rayo.

Sirve especialidades vienesas y en la carta están marcados los platos sin gluten, que no son muchos pero suficientes. Nosotros tomamos salchichas, un clásico.

Por cierto que abren del 15 de marzo al 31 de octubre.

Otra institución Vienesa.

Situado en el edificio del famoso hotel Satcher, donde Sisi iba a tomarse la no menos famosa tarta, en una plaza frente al Museo Albertina y justo detrás de la Opera. 

Allí nos dimos el capricho de tomarnos unas de las tartas más ricas que yo me tomado nunca. Yo que soy curiosa por naturaleza, no llevaba este lugar como "apto para celiacos", pero entré para ver las tartas que había y cual fue mi sorpresa que estaban estupendamente etiquetadas como "gluten frei".

Así que allí que nos sentamos y degustarnos 3 maravillosas tartas y una limonada hecha con frambuesas de lo mas fresquita.

Listado restaurantes en Viena
Todos los restaurantes que os pongo a continuación los descubrí a través de visitas a otros blogs de compañeros celiacos, del grupo de "Facebook" 500.000 establecimientos y también escribiendo a la ACA, la Asociación Celiacos de Austria quienes me escribieron super rápido y me mandaron un estupendo listado de lugares aptos.

Además en este mapa tenéis marcados todos los restaurantes de Viena, Praga y Budapest.
                     ------------------------------------------------------------------------
Vapiano (anteriormente explicado)
Gasthauss Nestroy (anteriormente explicado)
Schweizerhaus (anteriormente explicado)
Mcdonalds La cadena de restaurantes de comida rápida más famosa del mundo, tiene menú apto para celiacos en Viena.
Hard Rock Café Otra cadena donde también tenemos menús aptos.
Yamm Restaurante vegetariano con opciones sin gluten.
Pizzería Scarabocchio Avalados por la ACA.
Maredo Restaurante donde principalmente tienen carne a la plancha. Opciones aptas.
Blueorange Sandwiches y bagels sin gluten. Recomendado en las guías y avalado por la ACA (Asociación Celiacos Austria).
Allergiker Cafe  Pastelería sin gluten donde también tiene algún plato salado. Avalados por la ACA
Alla Salute Pizzeria 100% sin gluten y sin lactosa. Cierran los lunes y dependiendo de la temporada, sólo abren para cenas. Avalada por la ACA. 

Pastelerías en Viena
Broeselei Pastelería 100% sin gluten. Avalada por la ACA.
Cafes Chopenhauer De dueña celiaca, pastelería 100% sin gluten. Avalada por la ACA.
Simply Raw Bakery Pastelería 100% sin gluten y sin lactosa. Avalados por la ACA.
Grimm Pastelería 100% sin gluten. Avalados por la ACA.
Café Mozart Arriba os he hablado de ella.
Aida Pastelerías repartidas por toda Viena donde hay opciones sin gluten. Entré a verlas y las cosas como son, no me dio demasiada seguridad porque estaban muy próximas a los pasteles glutonianos y además algunas dependientas no sabían nada del tema.

Y esta es toda la información que os puedo aportar sobre la preciosa ciudad de Viena
Un besote y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 11 de septiembre de 2017

Brownie de aguacate

Hola buenos días.

Me encanta el aguacate. Me encanta.

Y no porque en instagram sea una de las frutas (sí es la fruta de un árbol de origen americano que se llama Persea americana) más fotografiadas por lo bonitos que quedan en ellas. Ojo: yo me quedé sin él para las fotos de esta sesión... así soy.

No, el aguacate siempre me ha encantado. Y lo mejor es lo bueno, buenísmo que es para nuestro cuerpo ya que tiene grasas saludable beneficiosas para el corazón y para la disminución de los niveles de colesterol; además es rico en antioxidantes y minerales y contiene mucha vitamina E y ácido fólico (fundamental en las mujeres embarazadas).

Reconozco que si están maduros, soy capaz de comérmelos a mordiscos con un pelín de aceite de oliva por encima.

Generalmente los aguacates los asociamos a ensaladas, tostadas, comida salada vamos. Pero sorprende cuando se utiliza para postres. Pues la jugosidad y esponjosidad que les aportan son espectaculares.

Hace un año ya hice un bizcocho que contenía aguacates (aquí tenéis la receta) pero el otro día trasteando por internet ví un brownie (con lo que a mí me gustan) así que tardé 0 y nada en adaptarlo a nuestro mundo sin gluten y os puedo asegurar que la combinación chocolate-aguacate ¡¡es lo más¡¡

Como os pongo abajo en alérgenos, en este caso el chocolate que utilicé es con lactosa pero se puede hacer perfectamente con un chocolate que no la contenga.

Y para veganos o intolerantes al huevo, sustituyendo el éste por plátano, también sería apto.

Y ya, vamos con la receta.
 BROWNIE DE AGUACATE

Ingredientes
2 aguacates maduros
250 grs de chocolate negro para postres (sin gluten)
2 cucharadas de sirope de ágave *
15 grs de cacao puro en polvo (Valor)
15 grs de harina sin gluten (Schar+quinoa)
3 huevos
una pizca de sal
anacardos

Elaboración
- Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
- Fundir el chocolate.
Personalmente me gusta hacerlo al baño maría porque controlo más el proceso de fundido que en microondas, donde si no tenemos cuidado, el chocolate nos puede quemar.
- Una vez fundido, dejar enfriar.
Este punto es importante porque de lo contrario al mezclarlo luego con los huevos, estos se nos puede cuajar.
- Mientras el chocolate se atempera, triturar los aguacates con un tenedor o una batidora hasta conseguir un puré.
- Añadir los huevos previamente batidos y mezclar ambos ingredientes.
- Cuando tengamos una masa homogénea, añadir la harina, el cacao y la sal y seguir batiendo.
- Finalmente incorporar el chocolate fundido hasta conseguir una mezcla compacta.
- Volcar sobre nuestra fuente de horno, poner anacardos sobre la masa y hornear aproximadamente unos 40-45 minutos, hasta que veáis que por fuera está hecho pero por dentro está jugoso.


ALERGENOS: esta receta contiene lactosa (en el chocolate) y huevos. Actualmente en el mercado se pueden encontrar chocolates sin lactosa para los intolerantes a la misma. Igualmente, los huevos se pueden sustituir por plátanos maduros (unos 3/4 de una taza).


Notas:
* Si no tenéis sirope de ágave lo podéis sustituir por miel.
- Los anacardos son prescindibles. También estaría muy rico con almendra molida o con pistachos.

Os recomiendo que lo hagáis. Si no os gusta el sabor del aguacate no os preocupéis porque lo que hace esta fruta es aportar jugosidad más que sabor. Estoy segura de que os va a encantar.

Un besote y hasta el próximo día
Helena