Pan sin gluten con harina de sorgo

pan sin gluten con harina de sorgo

Pan sin gluten con harina de sorgo.

La semana pasada decidí que era hora de ponerme de nuevo manos a la obra con el tema de los panes.

Se me siguen resistiendo un poco y no acabo de pillarles el punto.

Sin embargo y para mí gran alegría, estos lo subo al blog porque me salieron estupendos.

Y lo sé porque superaron la prueba de los catadores oficiales: mis hijos, mi marido y por supuesto, yo misma

Una de las harinas que utilice fue la harina de sorgo, por eso el nombre de estos panes. Es una harina proteica muy fuerte de sabor, por lo que hay que poner poca cantidad. Pero le aporta una textura muy consistente a los panes.

Así que vamos allá con la receta de estos panes con harina de sorgo sin gluten por supuesto.

pan sin gluten con harina de sorgo
pan sin gluten

Pan sin gluten con harina de sorgo

200 grs almidón trigo sin gluten
130 grs almidón o fécula de patata
70 grs almidón maiz (Maizena)
50 grs trigo sarraceno
50 grs harina sorgo
10 grs sal

10 grs fibra de manzana

15 grs goma xantana
10 grs pysilium
25 grs levadura fresca
15 ml azúcar invertido
500 ml agua con gas
Semillas de lino
Semillas de chía
– Preparamos la mezcla de las harinas y los almidones junto con la sal, la pectina de manzana, la goma xantana y el pysilium.
 
– En el bol de amasadora ponemos el agua con gas, la miel y la levadura fresca, disolviendo bien esta.
 
– Sobre los ingredientes húmedos, vertemos las harinas y amasamos con el gancho durante 15 minutos a velocidad media.
 
– Pasado este tiempo, ponemos la masa en un en un recipiente previamente espolvoreado con harina de arroz.
 
– La tapamos con un film transparente y la dejamos levar en el horno apagado durante unas dos horas.
 
– Pasado este tiempo, iremos cogiendo porciones de la masa intentando no tocarla demasiado.
(Yo los hice tomando la masa con una espátula de goma engrasada en aceite de girasol, al igual que las manos. Es una masa bastante pringosa, así que no os desesperéis).
 
– Una vez hechos nuestros panes, volvemos a meter en el horno para un segundo levado.
 
– En este caso de nuevo el horno apagado pero en la parte de abajo, pondremos un bol con agua hirviendo.
Esto proporciona humedad a nuestros panes.
Dejaremos aproximadamente entre 35-40 minutos.
 
– Con el segundo levado hecho, sacamos la bandeja del horno y a nuestros panes les ponemos por encima las semillas de lino y chía (esto es opcional).
 
– Pre calentamos este a 210º calor arriba y abajo y ventilador. En el momento de hornear bajaremos la temperatura a 190º.
 
En el bol que ya teníamos agua, volvemos a poner un vaso con agua muy caliente y hornearemos 35-45 minutos, en función del tamaño de nuestros panes.
 
– Una vez horneados, dejar reposar en una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Espero que os animéis a hacerlos porque de verdad, están muy ricos. Lo mejor para mi hijo es que al partirlos, la corteza hace “cruj-cruj”… jajaja.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

Espero que os animéis a hacerlos porque de verdad, están muy ricos. Lo mejor para mi hijo es que al partirlos, la corteza hace “cruj-cruj”… jajaja.


Helena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *