lunes, 5 de noviembre de 2018

Tarta de chocolate salado

Hola buenos días.

Viva el chocolate. Y por supuesto, ¡¡viva el chocolate sin gluten¡¡

Porque sí. Me encanta el chocolate y la tarta de hoy al igual que la "Brooklyn Blackout" que publiqué hace un par de semanas, son para verdaderos "chocolate-lovers".

Una vez más, mi fuente de inspiración es mi adorada Montes, autora de "Manzana y canela". Y donde en su blog vais a encontrar maravillas como la que tarta que he adaptado hoy a nuestro mundo sin gluten.

Os contaré que la tarta la hice para el cumple de mi prima Ana (os recomiendo que pinchéis en su nombre porque os llevará a su web de fotografía que es una pasada).

Yo tenía claro que me iba a encantar porque como os ha dicho, el chocolate me encanta. Pero es tan, tan chocolateada que me daba miedo que para el resto de comensales resultase pesada. 

Pues para nada. Es una especie de "mousse" densa, cremosa, no especialmente dulce y maravillosa al paladar.

En fin, que os recomiendo que la hagais porque no os va a defraudar.

Ingredientes
Para la base
Un paquete de galletas tipo "Oreo"
50 gr chocolate negro (minimo 70% cacao)
50 gr mantequilla derretida
1/2 cucharadita sal (mejor en escamas)

Para el relleno
400 ml nata 35% materia grasa
80 gr chocolate (mínimo 70% cacao)
50 ml leche
20 gr maizena
40 gr cacao desgrasado
10 gr café soluble 
60 gr azúcar
10 ml AVOE
1/2 cucharadita sal (mejor en escamas)
Fideos de chocolate (para decorar)


Elaboración

Para la base
- Derretimos la mantequilla en el microondas y dejamos atemperar (fundamental para que luego no nos derrita el chocolate). Reservar.

- Trituramos el chocolate. Reservamos.

- Trituramos las galletas (con la parte blanca incluida) y cuando las tengamos tipo polvo echamos el chocolate triturado, la sal, la mantequilla derretida atemperada y las escamas de sal y trituramos todo hasta hacer una masa compacta.

- La vertemos sobre nuestro molde desmontable (y mejor forrado con papel de acetato) y la extendemos bien por la base y subimos un poco por las paredes.

- La dejamos reposar en el congelador una media hora para que endurezca.


Para el relleno
- Disolvemos la maizena en la leche y removemos bien para que no quede ningún grumo. Reservar.

- En un cazo a fuego medio ponemos la nata, el chocolate troceado, el cacao, el café, el azúcar, el AVOE y la sal y removemos continuamente hasta que el chocolate esté completamente fundido.

- Retiramos un momento el cazo del fuego para añadir la leche con la maicena; removemos bien y volvemos a poner al fuego. 

- Ahora sin dejar de remover, vamos dejando que la mezcla se espese hasta conseguir una textura cremosa, que haga surcos cuando la removemos.

- Retiramos del fuego y vertemos la masa sobre nuestra base congelada y la dejamos en el frigorífico para que coja la consistencia adecuada al menos, 4 horas. Mejor si es de un día para otro.

- Decoramos al gusto (en mi caso con cacao en polvo y fideos de chocolate) y dejamos en el frigo hasta el momento de su consumo.


Notas
↪ Si no quieres poner galletas tipo "Oreo", las podéis sustituir por cualquier galleta de chocolate o incluso por cereales.
↪ Si no tenéis sal en escamas, sustituidla por sal normal.
↪ Yo lo hice en un molde desmontable de 20 cm
↪ Si os gusta la vainilla, le podéis poner un poquito.

❒ Nivel de Dificultad: fácil
❒ Tiempo de preparación: 20 minutos
❒ Tiempo total: 5 horas
❒ Raciones: 10 raciones






Pues es todo por hoy. Os aseguro que todos los que la probaron quedaron encantados y a pesar de la contundencia del chocolate, no es nada pesada.

Un besote
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.