jueves, 1 de noviembre de 2018

Gardaland

Buenos días.

Sin duda alguna, si vais de turismo por el Lago Garda y tenéis niños, o simplemente quereis disfrutar de un parque temático estupendo, no podéis dejar de ir a Gardaland.

Ubicado en el pueblo de Castelnuevo del Garda, a 15 km de donde estábamos alojados (aquí os lo cuento), tengo que confesar que fui sin demasiadas expectativas.

Había leído que era como el hermano pequeño de "Port Aventura", parque que nosotros conocemos a la perfección porque veraneamos en la zona donde está y hemos estado muchas veces.

Pero sinceramente, me sorprendió muy muy gratamente. 

Gardaland es un parque cuidado, tematizado super bonito; mas pequeño en extensión pero más concentrado, lo cual se agradece porque no te pegas las "pateadas" de "Port Aventura".

Con respecto a las atracciones, las de agua, son iguales (yo diría que más largas) a las de su "hermano mayor"; la zona de los más pequeños, muy muy parecida a la del parque catalán (hay una parte tematizada de "Pepa Pig" preciosa) y además cuenta con 4 cuantas montañas rusas espectaculares que mis hijos y mi marido disfrutaron como locos. 

Hasta ahí, todo bien. Pero para mi, hay "Gardaland" tiene dos ventajas fundamentales con respecto a "Port Aventura":
1. La entrada cuesta 32€
2. La fila máxima de espera que tuvimos que hacer en algunas a tracciones fue de 20 minutos y en muchas de ellas era bajar y casi, casi subir, incluyendo las de agua. Y ojo, estuvimos un 13 de julio, temporada alta. Teniendo en cuenta en en Port Aventura he tenido que esperar hasta una hora (y más),  para montar en muchas de las atracciones, es un plus a tener en cuenta.

Gardaland tiene ademas una entrada combinada con otro parque que tiene un acuario y mas atracciones, pero nosotros no estuvimos.

Con respecto al tema sin gluten, pues una vez más todo genial.

Nosotros entramos con nuestra mochila con fruta, un bollo con mermelada que nos habíamos puesto en el hotel, agua y frutos secos y a pesar de que nos miraron bien todo,  no nos dijeron nada.

Y una vez dentro, en prácticamente todos los restaurantes tienes opciones sin gluten que son tortellinis, canelones y lasagnas. Todos ellos preconizados y de la marca Schar
Pero lo mejor es que en la zona árabe, hay un kiosco exclusivamente sin gluten donde te cocinan 5 tipos de pasta con varias salsas. Un auténtico lujo. 
En resumen y como os decía al principio, si disfrutas de varios días por el Lago Garda, una escapada a "Gardaland" bien merece la pena y por la comida sin gluten, no tendréis ningún problema.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.