lunes, 22 de octubre de 2018

"Bizco-pudding" de arándanos

Hola buenos días.

Me gusta mucho trastear por internet y descubrir blogs, tanto con gluten como sin gluten, porque siempre son una fuente de inspiración constante.

Y de este "curioseo", viene la receta de hoy que me enamoró nada más verla: un bizcocho-pudding de arándanos del precioso blog de Raquel, "Cau de Sucré".

Y os preguntaréis porque lleva los dos nombres: bizcocho y pudding. Y es porque su textura está entre ambos postres, sin poder decidirme entre uno y otro la verdad.

Tengo que deciros que este bizcocho es sin gluten por supuesto como todo en este blog. Pero es que en este caso, ni tan siquiera lleva harina en sus ingredientes. Se prepara en un momento y es toda una delicia para el paladar.

Así que sin enrollarme más, vamos allá con él. Disculpadme las fotos pero es que fue hacerlo, enfriarse y comerlo...
Ingredientes
4 huevos L
150 gr de azúcar
120 gr mantequilla
120 ml leche
una pizca de sal
200 gr arándanos (frescos o congelados)

 Elaboración
⇒ Pre calentamos el horno a 170º calor arriba y abajo.

- Trituramos los arándanos y cuando estén bien desechos, les añadimos la leche y batimos hasta que tengan una textura homogénea.

       ⇹ Podéis pasarlo por un colador si no os gusta que quede rastro de la piel de los arándanos. En mi caso como lo hice con la Thermomix y tritura mucho, no fue necesario. Reservar.

- Separamos las yemas de las claras y montamos estas ultimas con una pizca de sal a punto de nieve. Reservar.

- En nuestra amasadora, batimos bien las yemas junto con el azúcar a velocidad alta, al menos 5 minutos o hasta que blanqueen y aumenten el volumen.

- Añadimos los arándanos con la leche y seguimos batiendo.

- Incorporamos la mantequilla (muy importante que esté blandita) y cuando tengamos una masa homogénea, añadimos un poco de las claras montadas. Vamos mezclando con movimientos suaves y envolvente, de abajo a arriba. Y así iremos añadiendo todo.

- Vertemos sobre el molde elegido y forrado con papel de horno y horneamos con entre 50 y 60 minutos (esto dependerá de horno y del molde elegido).

- Dejar enfriar y guardar en el frigorífico hasta que lo vayamos a consumir. 

Notas:
⤿ Si sois intolerantes a la lactosa, sustituid la mantequilla y la leche por unas sin ella.
⤿ Si utilizáis arándanos congelados (yo lo hice con estos de Mercadona), os recomiendo sacarlos un rato antes de su uso del congelador. Si no la masa por el contraste de temperaturas, puede dar sensación de que se haya cortado, aunque no sea así. Ojo, no es imprescindible y en caso de prisa, hacedlo con ellos congelados.
⤿ Podeis sustituir los arándanos por la fruta que os guste: mango, frutos del bosque, etc...
 ⤿ En mi caso, lo hice en un molde cuadrado de 18x18 cm.

❒ Nivel de Dificultad: fácil
❒ Tiempo de horneado: 50-60 minutos
❒ Tiempo total: una horas y cuarto
❒ Raciones: 10-12 raciones






Espero que os haya gustado mi propuesta y si lo hacéis, me encantaría que me lo contéis.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 18 de octubre de 2018

Tentacelia Pamplona

Hola buenos días.

Tenía yo ganas de escribir esta entrada y por diversos motivos se había ido retrasando. Pero aquí está.

Y que os quiero contar. Pues hoy os quiero hablar sobre Tentacelia, la nueva bakery (pastelería) sin gluten y sin lactosa que desde finales del mes de agosto podemos disfrutar en Pamplona.

Ubicada en pleno centro, en la calle Mercaderes, justo a medio camino entre la plaza del Ayuntamiento y la famosa calle Estafeta, el local es una antigua farmacia absolutamente preciosa.


Y, ¿que vais a encontrar en Tentacelia? pues especialmente, productos que dependen del hojaldre, que para mí, es una de las cosas mas complicadas de conseguir en nuestro mundo sin gluten.

Palmeritas de chocolate, cruasanes, napolitanas de chocolate y crema (garrotes para los que somos de Pamplona) trenzas y muchos otros dulces que os puedo asegurar, porque he catado casi todos, están buenísimos.

Además están empezando a traer alguna tarta.

Y no os podéis perder los "chistorros": txistorra entre hojaldre. Un toque de micro y delicioso nivel máximo.
Y por supuesto, no me puedo olvidar de sus panes.

Os puedo asegurar que de todos los que he probado hasta ahora, y son muchos, son los más ricos. Están francamente bien conseguidos y el "catador oficial de bocatas", vamos, mi hijo Nicolás,  se los come feliz. Y eso en un niño, es decir mucho.

Así que si venís a Pamplona, no podéis dejar de pasaros por "Tentacelia" y probar una (o muchas, estoy segura) de sus delicias.

TENTACELIA PAMPLONA
C/ Mercaderes 21
Tfno: 620 28 10 39

Horario:
Lunes a sábado:   10:00-14:30
                              17:00-21:00  
Domingo:              10:00-14:30


Y aprovecho el post para deciros, a quien no lo sepáis, que el próximo sábado 10 de Noviembre,  en el Civican de Iturrama, "Tentacelia" estará acompañándonos en la presentación del libro de Singlutenismo: "Manual ilustrado del Singlutenista".

Tengo el privilegio de poder presentar el evento así que os invito a acompañarnos en una tarde que seguro, será estupenda.

Y si no tenéis el libro de Dany, os recomiendo encarecidamente que lo compres porque es una maravilla. Aquí tenéis el enlace directo para comprarlo, ya que el día de la presentación no se pueden vender libros, así que compradlo antes y ella os los firmará a allí a todos.
Es todo por hoy. Nos vemos el próximo lunes.

Un besote
Helena

lunes, 15 de octubre de 2018

Bizcocho almendras y dulce de leche

Hola buenos días.

La semana pasada hice por el stories de Instagram, este bizcocho sin gluten para aprovechar un poco de dulce de leche que tenía en el frigorífico y debo decir que fue todo un éxito.

Mezclé 3 tipos de harinas sin gluten: avena (siempre certificada), una comercial y almendras (de la que venden en Mercadona y que por fin ha etiquetado sin gluten) y la verdad, cuando hago estos "experimentos" nunca se como van a funcionar porque sabemos que nuestras harinas no se comportan igual que la de trigo.

Pero debo decir que en este caso el resultado fue estupendo: un bizcocho consistente pero muy jugoso. Y curiosamente nada empalagoso o azucarado a pesar de llevar dulce de leche.

Os animo a hacerlo porque es muy sencillo y estoy segura, os va a gustar tanto como a nosotros.

Ingredientes
3 huevos L
85 gr azúcar moreno
30 gr azúcar blanquilla
125 ml queso batido 0% materia grasa 
100 ml dulce de leche
125 ml AVOE
10 gr levadura
2,5 gr goma xantana
315 gr harina sin gluten. En este caso:
- 170 gr harina de almendras
- 55 gr Mix Dolce Schar
- 90 gr harina de avena

Elaboración
↠ Pre calentar el horno 180º calor arriba y abajo.
↠ Tamizar las harinas junto a la levadura y la goma xantana. Reservar.

- Batir los huevos junto los azúcares a velocidad alta hasta que dupliquen el volumen.
- Bajar un poco la velocidad de la amasadora y añadir el aceite. Seguir batiendo.
- Incorporar el queso batido. Seguir batiendo.
- Añadir el dulce de leche y seguir batiendo.
- Bajar al mínimo la velocidad de la amasadora e ir incorporando a cucharadas las harinas, hasta que tengamos una masa cremosa y compacta.

- Verter en el molde elegido previamente engrasado y hornear entre 35 y 40 minutos a 180º calor arriba y abajo.

- Dejar el molde 5 minutos tras sacarlo del horno y desmoldar en rejilla hasta que esté completamente frío.

Notas:
- Si el AVOE (aceite virgen oliva extra) os resulta muy fuerte, podéis ponerle de girasol.
- Las harinas como siempre os digo, son combinables como más os gusten. La de almendras le aporta una esponjosidad extra debido a su grasa.
- El queso fresco batido lo podéis sustituir por yogur natural o griego.
- El dulce de leche lo podéis hacer, y de hecho es mejor, casero. Tengo pendiente subir la receta al blog pero mientras os dejo un enlace a una que me gusta mucho: "receta dulce de leche".
- El molde de de Silikomart yo lo compre en la tienda on-line "María Lunarillos"

* Si tenéis intolerancia a la lactosa, lo mejor es hacer el dulce de leche casero porque lo podéis hacer perfectamente con leche sin lactosa. Lo mismo para los yogures.

☐ Nivel de Dificultad: Fácil
☐ Tiempo de horneado: 35-40 minutos
☐ Tiempo total: 55 minutos
☐ Raciones: entre 8 y 10






Es todo por hoy. Os animo a hacer este bizcocho porque es muy sencillo y esta delicioso.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 11 de octubre de 2018

Verona sin gluten

Hola buenos días.

Si hace unos días en este post os hablaba de nuestra experiencia comiendo en los pueblos del Lago Garda, hoy le toca a la preciosa ciudad de Verona y sus restaurantes sin gluten.

Situada a 30 kms del lago Garda y perteneciente a la región del Véneto, en los tiempos romanos la ciudad de Verona fue cruce de las 4 vías más importantes de Italia y por ello, importante núcleo comercial.


Verona está considerada por la Unesco patrimonio de la Humanidad debido a la importancia y al valor de muchos de sus edificios históricos, destacando entre todos ellos el Arena, anfiteatro romano en su momento destinado a las luchas de gladiadores, que data del año 30 d.C. y que está maravillosamente conservado.

Con capacidad para 30.000 espectadores y gracias a su espectacular acústica, durante el verano se celebra un festival de opera que debe ser una maravilla.

Pero sus elevadísimos precios (más de 150€/persona de media) y teniendo encanta cuenta que la duración media de cada opera son más de 3 horas, hizo que ni nos lo planteásemos al ir con los hijos.

Por cierto, la visita diurna al anfiteatro dos adultos y dos niños nos costó 25€ y no se pueden coger con antelación; pero no tuvimos que esperar apenas fila para entrar, la verdad.
El Centro histórico de la ciudad se recorre muy fácilmente caminando, porque es pequeño.

Personalmente me encantaron dos plazas: la Bra, donde está el Arena y la plaza del Erbe, antigua "plaza de las hierbas" donde los romanos fundaron el foro y donde ahora hay un mercadillo bastante turístico, todo sea dicho.

Entre sus preciosas callejuelas os encontrareis la Torre Lamberti y además cruzando el antiguo puente

Además, Verona es mundialmente conocida porque Shakesperare se la imaginó como escenario de una de sus obras más importantes, "Romeo y Julieta".

Así que si se va a Verona, es imprescindible ir a tocar la teta izquierda a la estatua de Julieta (dicen que da suerte).

Se encuentra situada en un patio de libre acceso donde se supone que también está el balcón en el cual, Romeo se le declaró. Además está la casa de Julieta, pero es de pago y no entramos.

Si os digo la verdad, todo muy turístico, las cosas como son.

Centrándome en el tema sin gluten, seguimos con la tónica habitual de Italia y hay unos cuantos restaurantes donde poder comer con toda tranquilidad.

Nosotros comimos en "La costa in Bra", situado en la plaza del mismo nombre y justo frente al Arena. Todo un espectáculo.

Avalados por la AIC (Asociación Italiana de Celiaquía) tienen una espectacular carta de pizzas sin gluten. Y cuando digo espectacular, es eso porque había más de 30 opciones. Varias de ellas las hacen con masa madre y os aseguro, están impresionantes.

Ojo, sin gluten no hay más que pizzas pero os aseguro que merece la pena probarlas.

La comida para los 4:
↪2 pizzas sin gluten, 1 plato de pasta, una sensalada, agua y dos cervezas nos costó 65€.

A continuación os dejo un listado de más restaurantes que en Verona, se puede comer sin gluten:

Centro histórico de Verona

Peperino Pizza & Grill. Con varias localizaciones en diversas ciudades de Italia, tienen conocimiento del tema de la celiaquía.

⇒ Restaurante Flora. 100% sin gluten, sin lactosa y vegetariano. Me quedé con muchas ganas de probarlo porque la verdad, tiene una pinta estupenda. Avalado por la AIC.

Fuera del centro histórico

Ristorante Ai Glicini. Avalados por la AIC, hay para elegir menú restaurante, con platos típicamente mediterráneos, o menú pizza.

Y por supuesto, no podemos olvidar los helados de GROM, todo un espectáculo para los sentidos y donde el gluten no entra en ninguna de las heladerías que tienen repartidas por toda Italia.

A continuación os dejo un mapa de los restaurantes de Verona, así como de toda la zona del Lago Garda, Milan y Bergamo.


Es todo por hoy. Sé que estos post se hacen largos pero intento resumir lo más posible sin perder nada de información por el camino.

Espero aun así que os haya resultado de utilidad.
Un besote
Helena

lunes, 8 de octubre de 2018

Tarta "Brooklyn Blackout"

Hola buenos días.

La pastelería americana tiene recetas fantásticas. Y yo me he propuesto poco a poco, ir adaptando a nuestro mundo sin gluten todas las que pueda.

Para comenzar, hoy lo hago con el "Brookyn Blackout Cake": una tarta/bizcocho para los "chocolate llovers" como yo que estoy segura, os va a encantar.

La historia de esta tarta data de la Segunda Guerra Mundial, cuando el cuerpo de Defensa Civil de Nueva York decidió sumir en una total oscuridad a la ciudad con el fin de que los submarinos enemigos no pudiesen atacar los astilleros de Brooklyn.

Durante dichos apagones, la pastelería "Ebinger´s Bakery" creó este pastel en honor a la gran manzana, Nueva York. Así que como sabéis que dicha ciudad es "mi ciudad" del mundo por excelencia, aquí esta mi versión sin gluten.

Se trata de un bizcocho de chocolate relleno de un puding, también de chocolate que es desde este momento, una de mis mayores perdiciones chocolateras.

Avisados estáis de que crea "adicción". Vamos allá.

Ingredientes
Para el bizcocho
100 gr mantequilla pomada
150 gr azúcar moreno
100 gr huevo
50 gr cacao en polvo
250 ml leche
320 gr harina sin gluten
En este caso:
- 250 gr harina Mix Dolci Schar
- 50 gr harina trigo sarraceno
- 20 gr fécula patata
7,5 gr levadura química
7,5 gr bicarbonato
2,5 gr goma xantana
una pizca de sal

Para el relleno y cobertura
370 ml de agua tibia
100 gr azúcar moreno
50 gr azúcar blanquilla
7,5 gr azúcar invertido (receta aquí)
60 gr cacao en polvo
50 gr maizena
60 ml agua muy fría
50 gr mantequilla fría


Elaboración

Para el bizcocho
- Pre calentamos el horno a 170º

- Tamizamos las harinas junto con el cacao en polvo, la levadura, el bicarbonato, la goma xantana y la sal. Reservar.

- En la amasadora, mezclar el azúcar junto con la mantequilla. Es muy importante que esta esté blandita.

- Incorporamos los huevos de uno en uno, previamente batidos y dejando tiempo para que se integren bien.

- Bajamos la velocidad de la amasadora ye echamos la mitad de la leche. A cucharadas vamos incorporando las harinas y cuando tengamos la mitad, vertemos el resto de la leche y finalizamos con la otra mitad de la harina.

- Echamos en el molde elegido (en este caso uno de 15 cm) y horneamos calor arriba y abajo unos 50-55 minutos, o hasta que al pinchar el palillo salga limpio.

- Desmoldamos sobre una rejilla y cuando esté completamente frío, rellenamos o bien envolvemos en film transparente para hacerlo al día siguiente.


Para el relleno
- Mezclamos la maizena en el agua fría y removemos hasta que no tenga ningún grumo. Reservar.

- En una cazuela ponemos el agua tibia, el azúcar, el azúcar invertido y el cacao en polvo y llevamos a ebullición.

- Cuando hierva, bajamos el fuego y vertemos la maizena. Batimos enérgicamente porque la masa se espesa rápidamente, evitando que salgan grumos (en caso de que os salgan, pegadle un batido con la batidora manual).

- Cuando tengamos una crema lisa, apagamos el fuego y echamos la mantequilla fría y seguimos batiendo hasta que se funda por completo.

- Dejamos enfriar y tapamos con film transparente (poniendo este directamente sobre la crema para evitar que salga costra) y lo dejamos toda la noche en el frigorífico.


Montaje de la tarta
- Cortamos el bizcocho en 3, nivelamos y el copete lo usaremos para desmigarlo y decorar posteriormente.

- Ponemos una capa de bizcocho y sobre ella, vertemos una parte del puding de chocolate; ponemos una segunda capa y hacemos lo mismo y finalmente ponemos la tercera capa de bizcocho. O recomiendo ponerle buenas capas de puding. Es lo que le aporta toda la jugosidad a la tarta.

- Con el puding sobrante, vamos cubriendo toda la tarta y una vez listo, echamos por encima las migas reservadas del "copete" del bizcocho.

Notas:
↪ El relleno de la tarta siempre hay que hacerlo el día anterior a su consumo, ya que debe asentarse y coger consistencia para poderlo manejar bien.
↪ Los bizcochos se pueden hacer el mismo día, pero la miga está mejor de un día para otro, así que yo también recomiendo hacerlos de víspera. Una vez frío, lo envolvéis en film transparente y se conserva perfectamente.
↪ El cacao no puede ser Neskuik, tiene que ser cacao desgrasado sin azúcar tipo Valor o el que tienen en Mercadona.
↪ Las harinas las podéis combinar a vuestro gusto.
↪ Si no tenéis azúcar invertido, lo podéis sustituir por miel.
↪ Si os gusta la vainilla, le podéis añadir un poco tanto al bizcocho como al puding de relleno.
↪ El tiempo y la temperatura de horneado depende de cada horno, por lo tanto estos tiempos son orientativos.
↪ Si os sobra algo de puding, cosa difícil porque está simplemente delicioso, lo podéis congelar tranquilamente.

❒ Nivel de Dificultad: medio
❒ Tiempo de horneado: 50-55 minutos
❒ Tiempo total: 2 horas
❒ Raciones: 10-12 raciones






Espero que os animéis a hacer esta tarta porque está realmente deliciosa.

Os espero el jueves. Un besote
Helena

jueves, 4 de octubre de 2018

Mercadona sin gluten

Hola buenos días.

El post de hoy va sobre productos sin gluten.

Y además sobre esos productos sin gluten de Mercadona que algunas personas creen que nos salvan la vida.

Porque, que celíaco no ha escuchado esa frase de: "bah pero ahora en Mercadona los celiacos no tenéis problema para comer porque hay de todo, no?".

Estoy segura de que en este momento estáis sonriendo. Sí, esa mítica frase.
No vamos a negar que es cierto que Mercadona desde hace muchos años se preocupó, no se si porque es cierta esa leyenda de que un hijo/a del sr Roig es celíaco o porqué. Pero lo cierto es que como decía, se preocupó de eliminar el gluten y etiquetar bien miles de productos de la cesta de la compra básica.

Y probablemente eso ayudó a que otros supermercados, en mayor o menos medida, se pusiesen las pilas y a día de hoy en nuestro país, tengamos la suerte de tener un etiquetado sin gluten bastante decente. Y de ello te das cuenta sobre todo, cuando viajas a otros lugares.

Pero a pesar de ello, no, entrando en Mercadona no se solucionan nuestros problemas. Ojalá fuese tan sencillo.

La cuestión es que hoy os voy a contar cuales son mis productos favoritos de esta cadena. Los que nunca faltan en nuestra cocina y despensa.

Por supuesto, no hay fruta, verdura, carne o pescado. Imprescindibles de nuestra dieta pero que prefiero compara en el mercado y además, son genéricos que no dan lugar a duda.

Veréis que en mi lista he puesto algún genérico, como las especias deshidratadas o los frutos secos naturales, que por ello, no llevan el sello "sin gluten"; pero en general, son productos que lo llevan porque o no son genéricos o se han podido contaminar en el proceso de envasado.

La mayoría de ellos además responden a mi manera de hacer la compra: los mínimos productos procesados, lo más naturales posibles. Pero cierto es que hay alguno que de vez en cuanto aunque no lo sea, cae en mi cesta.

Vamos allá con ellos:
⇨ Frutos secossiempre naturales, nunca fritos, porque entonces dejan de ser saludables. En todo caso, tostados.
⇨ Ciruelas sin hueso: fuente de fibra y fantásticas cuando tienes un antojo dulce.
⇨ SemillasEn este caso he puesto el lino pero el sésamo y las semillas de chía siempre están en mi cocina (importante que vengan macadas sin gluten sean de la marca que sean porque en el proceso de envasado, aunque son sin gluten por naturaleza, se pueden contaminar).

⇨ Especias: las secas deshidratadas como el orégano o el perejil, no deben llevar sello sin gluten porque están consideradas genéricos: el resto, siempre etiquetadas.

⇨ Chocolate: siempre negro (es el único saludable). Hay otro con almendras que está buenísimo.
⇨ Cacao puro: sin azúcares añadidos, ideal para los postres y como sustituto fantástico del Neskuik.
Para postres: almendra molida (sirve como harina), los cubitos de almendra y los fideos de chocolate.

⇨ Mantequilla: siempre que lleve un 80% de materia grasa es genérica, así que no necesita etiquetado.
⇨ Yogures: los naturales sin nada mas también son genéricos. El resto, deben ir etiquetados.
⇨ Quesos: mascarpone o fresco batido, siempre con el sello sin gluten.
⇨ Nata: en este caso de un 35% de materia grasa para montar, pero también la hay para cocinar.

⇨ Legumbres: un básico que nunca falta en mi despensa. Si son cocidas, deben ir etiquetadas.
Cuidado con las lentejas secas. En ocasiones con el envasado se cuelan granos de trigo.
Solución: lavarlas bien y con cuidado. Retirar esos posibles granos y listo.

Tiras de pollo al horno: generalmente este tipo de productos son bastante malos porque la cantidad de pollo que llevan es mínima, pero en este caso es de un 99%, así que es un buen procesado. Yo lo suelo añadir al brócoli al vapor (además de la quinoa) y le da un punto muy rico.
Pasta de lentejas y trigo sarraceno: un descubrimiento. Están buenísimas.
Gazpacho: un clásico de nuestra gastronomía, sobre todo en verano. A nosotros nos gusta más este suave porque tiene menos carga de ajo.
Soja texturizada: por fin la han etiquetado. Otro gran descubrimiento: se hidrata y luego la haces en boloñesa, sustituyendo a la carne. Buena proteína vegetal.

Triángulos para dipear: hay de maíz y legumbres y de trigo sarraceno. Si los analizamos nutricionalmente llevan bastante cantidad de sal y no tanta legumbre como dicen, pero para "de vez en cuando", están bien.
Tortitas de maíz sin gluten: ideales para hacer comida mexicana.

Infusiones: me encantan y todo prácticamente una cada día tras la comida y tras la cena. Las que son de un solo ingrediente y sin aromas, son genéricas. El resto, vigilad. Y si tenéis dudas, en el siguiente enlace os dejo un artículo muy interesante de "Singlutenismo" y las infusiones.
Galletas tipo maría: sin gluten y sin lactosa, de todas las que he probado, las que mas se parecen a las antiguas glutaneras. Las metes en leche y no se deshacen.
Pan de molde de Beiker: aunque no es de marca Hacendado, lo venden en Mercadona y de todos los panes de molde, es mi preferido sin duda alguna.

Conservas en lata: caballa, sardinas y berberechos. En aceite son genéricos. Si llevan tomate u otras cosas, deben llevar el sello sin gluten.
Salsa de soja: al fin nos han hecho una salsa de soja apta. Lleva bastante carga de sal pero tampoco la tomamos todos los días.
Humus y guacamole: dos imprescindibles en mi cocina. Los hago muchas veces naturales, pero no siempre hay tiempo, así que estos dos nunca fallan. Con crudités de verduras están buenísimos.

Este es mi resumen de mis "favoritos sin gluten de Mercadona". Estoy segura de que alguno se me olvida pero en general, creo que están todos.

¿Se parecen a los de vuestra cesta de la compra?

Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 1 de octubre de 2018

Banana Bread o Pan de Plátano

Hola buenos días

Hoy vengo con una receta de esas que si tienes un blog de repostería, hay que tener sí o sí: un "Banana Bread o Pan de Plátano", por supuesto en nuestros caso, sin gluten.

La verdad es que lo he visto en miles de blogs, porque como os digo, es un clásico entre los clásicos. Pero nunca me había puesto a hacerlo aunque lo tenía en mi "lista de pendientes".

Así que el otro día cuando descubrí dos platinos pochos y maduros en el fondo del frigorífico no lo dudé ni un segundo y me puse manos a la obra.

Busque inspiración en varias recetas y al final, hice un mix de ellas sin saber muy bien como quedaría el resultado final. Porque además opté por hacer un pan sin azúcares añadidos (el plátano maduro ya de por sí es dulce) y sin lácteos.

Y tengo que decir que al menos en casa, este pan ha sido todo un éxito.

Ingredientes
2 plátanos muy maduros
2 huevos L ecológicos
100 ml AVOE*
225 gr harina sin gluten. En este caso:
- 160 gr mix pan Mercadona
- 40 gr trigo sarraceno
- 25 gr Belbake (Lidl)
5 gr levadura química
2,5 gr bicarbonato
2,5 gr Psyllium
2 gr goma xantana
sésamo
semillas de lino
pipas de girasol y calabaza

Elaboración
⥈ Pre calentamos el horno a 180º
⥈ Preparamos un molde forrado con papel de horno y lo engrasamos.

- Tamizamos las harinas junto con el bicarbonato, el psyllium, la goma xantana y la levadura. Reservar.
- Trituramos los plátanos hasta hacerlos puré. Reservar.

- En la amasadora, echamos los huevos y los batimos hasta que espumen. Incorporamos el puré de plátano y seguimos batiendo hasta que ambos ingredientes estén bien integrados.

- Vertemos el aceite y seguimos batiendo.

- Finalmente, incorporamos las harinas mezclando con la amasadora en velocidad baja.

- Cuando tengamos la masa lista, se le pueden añadir semillas, pipas... lo que queráis; tanto a la masa como sobre la superficie de la misma (en este caso, una vez volcada la masa sobre el molde).

- Vertemos la masa en el molde elegido y horneamos a 180º calor arriba y abajo entre 35 y 40 minutos.

- Cuando veamos que está listo, dejamos enfriar 10 minutos en el molde y finalmente, reposar hasta que se enfríe por completo en una rejilla.

Notas
- Si el AVOE* (Aceite Virgen Oliva Extra) os resulta fuerte, podéis elegir un aceite más suave.
- Las harinas las podeis combinar a vuestro gusto o con las que tengáis en casa. 
- El psyllium y la goma xantana son prescindibles.
- Como os he dicho al principio yo a este pan no le he puesto azúcar. Pero si lo queréis con un toque dulce, le podéis añadir entre 50 y 100 gr de azúcar moreno o panela.
- Quedaría también riquísimo si a la masa le añadimos pasas, nueces o incluso pepitas de chocolate.
- Para conservarlo bien yo lo que hago es dejarlo enfriar por completo, cortamos a rebanadas y congelarlo. Luego con un toque de tostadora, esta perfecto.

Nivel de Dificultad: Fácil
Tiempo de horneado: 35-40 minutos
Tiempo total: 50 minutos
Raciones: unas 12-14 rebanadas






Es todo por hoy. Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacer este pan porque está francamente rico.

Un besote
Helena