lunes, 14 de mayo de 2018

Bizcocho con Aquafaba

Hola buenos días.

Los que me seguís en Instagram, el viernes me vistes como hacía esta recta en directo a través del stories y además descubristeis que es el Aquafaba.

Para los que no, os lo cuento.

El o la aquafaba es el líquido espeso y generalmente de color amarillento que resulta de colar las legumbres en conserva previamente cocidas. 

Y ahora os preguntaréis: ¿de verdad podemos aprovechar ese líquido?, ¿cual es su gran innovación?

Pues aunque parezca mentira, es un sustituto fantástico del huevo. Lo cual convierte a la aquafaba  en un ingrediente esencial en las elaboraciones de recetas para intolerantes/alergicos al huevo o personas veganas o vegetarianas.

Generalmente el que más se utiliza es el de los garbanzos, por tener un sabor más neutral, pero podéis colar lentejas, alubias blancas, cualquier legumbre y usarlo.

Tiene además la ventaja de que se puede congelar y usarlo cuando más nos convenga.

Y como decía antes, no os preocupéis por el sabor. Tras el horneado, no se nota nada. Y especialmente si a nuestra receta le añadimos aún ingrediente que le aporte un sabor intenso como esencia de vainilla, canela, chocolate, etc...

Con respecto a las cantidades, los pongo las que se estiman aproximadas, pero todo es jugar un poco con la textura que queramos conseguir.

* Para sustituir 1 huevo: 45 ml aquafaba (3 cucharadas)
* Para sustituir 1 clara: 30 ml aquafaba (2 cucharadas)
* Para sustituir 1 yema: 15 ml aquafaba (1 cucharada)

Y ahora vamos allá con la receta.
Ingredientes
135 ml de Aquafaba
2 medidas de yogur de azúcar
3 medidas de yogur de harina sin gluten
1 medida de yogur de AVOE (aceite virgen oliva extra)
1 yogur natural (en este caso sin lactosa)
15 grs de levadura de repostería
2,5 grs toma xantana
Elaboración
Pre calentamos el horno a 170º calor arriba y abajo

Tamizamos las harinas junto con la goma xantana y la levadura. Reservar.

Batimos la aquafaba con el azúcar a velocidad alta hasta que tengamos una especie de merengue blanco y firme.

Añadimos el aceite y seguimos batiendo.

Incorporamos el yogur y seguimos batiendo.

Bajamos la velocidad de la amasadora y vamos vertiendo las harinas despacio, dejando que se integren bien a la masa.

Echamos la masa a nuestro molde elegido y previamente engrasado y horneamos entre 40 y 45 minutos, dependiendo del horno/molde o hasta que veamos que a pinchar con un palillo, este sale limpio.

Al sacar del horno, dejamos 10 minutos en el molde y desmoldamos en una rejilla hasta que se enfríe por completo.

Notas
* Con respecto al harina, en mi caso yo puse una mediada de Mix Dolci de Schar, otra de harina de algarroba (de ahí el color a chocolate del bizcocho) y otra de harina de arroz integral.
* Si no teneis problema con la lactosa, podéis poner un yogur con ella, un yogur griego, o incluso 125 ml de nata para hacerlo más cremoso.
* Si no os gusta el AVOE por su intenso sabor, podéis poner aceite de girasol.
* Si sois intolerantes a la proteina de leche de vaca, sustituid el yogur por 125 ml de la leche vegetal que más os guste.
* Por la ausencia de huevo, el bizcocho no es tan esponjoso como los que estamos habituados a comer.

ALÉRGENOS: este bizcocho NO CONTIENE ni lactosa, ni huevo ni gluten.

Os animo a probar alguna receta con la aquafaba y me decís que os ha parecido. A mí me sorprendió que cuando lo mezclas con el azúcar, en cuestión de nada se monta un merengue muy espeso y firme. ¡¡Todo un descubrimiento que estábamos desperdiciando¡¡

Un besote y hasta el jueves.
Helena

1 comentario:

  1. Hola! Lo vimos en tus stories y nos encantó como te quedó! Muchas gracias por las medidas para sustituir la acuafaba! Recuerdo que Cristina de un pedacito de cielo hizo incluso macarons con acuafaba! Besis

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.