lunes, 30 de abril de 2018

Tarta de almendras y fresas

Hola buenos días.

La semana pasada como muchos visteis en mi cuenta de Instagram, mi celiaquín cumplio 10 años.

10 años. 4 de ellos, diagnosticado de celiaquía. Aunque la realidad es que lleva desde los 3 con muchos problemas de salud, pero a su pediatra nunca se le ocurrió que pudiese de deber precisamente a la celiaquía. Lo cual nos demuestra que aun queda mucho camino por recorrer en este sentido. 

Pero hoy estamos a otra cosa.

La cuestión es que al ser día laborable, para celebrarlo tan solo hicimos una pequeña merienda familiar en casa. Pero claro, tarta tenía que haber sí o sí.

Días antes yo le había preguntado que qué quería y el lo tuvo clarísimo: algo con fresas. Así que su señora madre se puso a buscar por internet alguna cosa que me motivase.... y la encontré el el blog de la maravillosa Montes, "Manzana y Canela" de la que me declaro fan absoluta.
Dicho y hecho, tuneé a nuestro mundo sin gluten la tarta que justo ella había hecho el día anterior, y os puedo asegurar que es absolutamente deliciosa.

Necesita sus tiempos de reposado, así que lo ideal es hacerla de un día para otro, pero ahora os cuento cómo la hice yo.

Si os gustan las fresas y las almendras, ¡¡es vuestra tarta¡¡ Y aprovechad ahora que además están en su mejor momento.
Ingredientes

Para la base
120 gr harina de almendras
120 gr harina Mix Dolci Schar
60 gr harina trigo sarraceno
80 gr mantequilla fría
100 gr azúcar
1 huevo L
una pizca de sal

Para el relleno de fresas
400 gr fresas limpias
80 gr azúcar
60 ml zumo de limón
25 gr maizena

* Para la decoración
Fresas
Almendra crocante
Elaboración

Masa de la tarta
- Lo primero que vamos a hacer es triturar la harina Mix Dolci y la de sarraceno junto con la mantequilla fría. Yo lo hice en la Thermomix, pero lo podéis hacer en cualquier triturador de alimentos que tengáis.

- Seguido añadiremos la harina de almendras, el azúcar y la sal y trituramos un poco más.

- Finalmente añadimos el huevo y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

- Volcamos la masa sobre la encimara y la trabajamos con las manos hasta que nos quede una bola compacta.

- La extendemos un poco con un rodillo y la colocamos sobre nuestra bandeja (yo utilicé una de cerámica de 23 cm de diámetro). Iremos extendiendo la masa con las manos (no se pega demasiado así que es manejable) hasta tenerla de forma uniforme por toda la bandeja, incluidos los bordes de la misma.

- Envolvemos en film transparente tirante, de manera que no pueda entrar aire y dejamos reposar toda la noche.

- Por la mañana, desenvolvemos la masa, la pinchamos con un tenedor por varios lugares, ponemos peso sobre ella para evitar que se hinche (unas alubias o garbanzos secos) y horneamos con el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo, unos 20 minutos. Pasado este tiempo, quitamos los pesos y horneamos unos 10-12 minutos más (o hasta que veáis que la masa está dorada.

- Dejamos enfriar por completo antes de rellenarla.

Relleno de fresas
- Lo primero que vamos a hacer es quitarles el rabito y limpiarlas bien.

- Las ponemos en una batidora y has hacemos puré. 

- Disolvemos la maicena en el zumo de limon con una cuchara hasta que no queden grumos y lo ponemos en un cazo junto al puré de fresas y el azúcar, removiendo de manera contínua hasta que comience a espesar (entre 10 y 15 minutos).

- Dejamos enfriar por completo y volcamos sobre nuestra masa horneada. La extendemos bien para que quede uniforme y decoramos con fresas y almendra crocante.

- Guardamos en el frigorífico hasta el momento de su consumo. 

Notas
- Montes hace una bola con la masa y la deja toda la noche en el frigorífico para extenderla al día siguiente. Yo lo hice directamente porque ya sabemos que la elasticidad de nuestras masas es más bien escasa, y me daba miedo que al extenderla se agrietase. El resultado como lo hice fue estupendo.

- Cuando hagas el puré de fresas, tal vez os queden muchas semillas. Yo las triture en la Thermomix, por lo que no me hizo falta colarlas para quitarles las semillas porque esta máquina apenas deja. Si veis que tenéis muchas, pasad el puré por un colador fino. En este caso igual necesitas más cantidad de fresas.


ALÉRGENOS: La receta contienen huevos, lácteos y frutos secos.




Como os he dicho, si os gustan las fresas os recomiendo esta tarta porque es muy sencilla de hacer y es como comer fresas a cucharadas.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 26 de abril de 2018

Granola de chocolate

Buenos días.

Además de ser celiaca y por ello, no poder comer gluten, siempre he procurado llevar una dieta lo más saludable posible.

Fruta, verdura, legumbres, han estado presentes en mi dieta de manera habitual.

Y para desayunar, los cereales. Las tostadas y los cereales siempre han sido mis desayunos preferidos.

Pero la triste realidad de nuestro mercado, y ya no hablo solo del sin gluten, sino del de los cereales en general, es que están llenos de azúcares añadidos y otros aditivos nada saludables. Por lo que cuando tú crees que está comiendo algo "sano" (porque el marketing de la industria alimentaria así nos lo hace creer), en realidad estamos tomando un ultra procesado que no aporta nada beneficioso a nuestro organismo.

Si a ello le añadimos que hacer granola en casa es sencillo a más no poder, de vosotros y vosotras depende el cambiar ciertos hábitos a otros mucho más saludables.

Así que esta es mi propuesta de hoy. Una granola de chocolate que os va a quitar el hipo. Y sí, es totalmente adictiva, os lo aviso.

Ingredientes
250 gr copos trigo sarraceno
15 gr semillas de lino
30 gr semillas de chia
30 gr cacao puro
15 gr canela en polvo
60 ml aceite de coco
60 ml miel
60 gr almendras laminadas
100 gr anacardos
higos secos
Elaboración
- Pre calentamos el horno s 150º y forramos una bandeja con papel.

- En un bol, mezclamos el aceite de coco (si está muy sólido, le damos un toque de calor con unos segundos de microondas) y le añadimos la miel, el cacao y la canela. Removemos bien hasta que los tres ingredientes estén homogéneos y reservamos.

- En otro bol mezclamos los copos de trigo sarraceno, las semillas de lino y de chía, las almendras laminadas y los anacardos (estos previamente los habremos partido en trozos en función del tamaño que nos gusten).

- A este bol, le añadimos la mezcla anteriormente reservada y mezclamos todo bien con una espátula de goma.

- vertemos la masa sobre el papel de horno, la extendemos de manera homogénea y horneamos entre 15-18 minutos, vigilando un poco para que no se queme.

- Pasado el tiempo, sacamos del bordo, dejamos enfriar una media hora y entonces con una espátula, descompasamos la masa, le añadimos los higos secos partidos en trocitos y ya la tenemos lista para comerla.

Notas:
* Aguanta perfectamente más de un mes en tarros herméticos de cristal (cosa improbable porque está buenísima).
* Si no os gustan los anacardos, los podéis sustituir por cualquier otro fruto seco que os guste.
* Lo mismo pasa con los higos: arándanos, orejones... cualquier fruta desecada que os guste le va bien.
* Si no tenéis aceite de coco, lo podéis sustituir por AOVE (Aceite Oliva Virgen Extra).
* Un toque de coco rallado al final le da un sabor espectacular.
* Esta granola queda también perfecta con avena (aseguraos de que es certificada sin gluten) o con copos de quinoa.



Alérgenos: la reta contiene frutos secos (anacardos y almendras).




Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. Os puedo asegurar que en casa cada vez que la hago vuela en pocos días. Con leche o mezclada con yogur natural; acompañado a fruta (con manzanas y plátano) o simplemente a cucharadas. Un "capricho" muy saludable.

Un besote
Helena

lunes, 23 de abril de 2018

Muffins de manzana, canela y caramelo salado

Hola buenos días.

Tengo que decir que en general, me gusta mucho la fruta. Me ha costado y reconozco que no siempre fue así. 

Pero desde que sé que soy celiaca y mi dieta tuvo que cambiar, no lo hizo solo dejando el gluten tras de sí, si no procurando llevar una alimentación lo mas natural posible, disminuyendo lo más posible el consumo de procesados y aumentado el de la fruta, verdura legumbres.

Y como os decía a principio, la fruta cada vez me gusta más. Casi toda ella. Pero las manzanas ocupan un lugar especial desde siempre.

Y ademas, se las pones a cualquier masa con un toque de canela y las convierte en absolutamente irresistibles para mí.

Así que eso es lo que hoy os presento: unos "Apple Cinnamon Muffins" o lo que viene siendo, unos muffins de manzana y canela con un toque al caramelo salado. Y por supuesto como todo en este blog, 100% sin gluten.

Ingredientes
3 huevos L
250 azúcar moreno o panela
80 ml AOVE*
125 ml leche sin lactosa
1 o dos manzanas
250 gr harina sin gluten. En este caso:
- 75 gr harina de arroz integral
- 50 gr almidón de trigo sin gluten
- 125 gr Mix Dolci Schar
15 gr levadura
5 gr canela (una cucharadita)
2.5 gr nuez moscada (1/2 cucharadita)
2.5 gr goma xantana (1/2 cucharadita)
una pizca de sal
caramelo salado al gusto (receta aquí)
Elaboración
Pre calentamos el horno a 180º.

Tamizamos las harinas junto con la levadura, la goma xantana, la canela, la nuez moscada y la sal. Reservar.

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y partimos a dados pequeños. Reservar.

En la amasadora ponemos el azúcar moreno (o panela, o mezcla de ambos) con los huevos y batimos enérgicamente hasta que dupliquen el volumen.

Bajamos un poco la intensidad de la amasadora y vertemos el AVOE. Seguimos batiendo hasta que se integre y continuamos con la leche.

Cuando la masa esté homogénea, bajamos de nuevo la velocidad e incorporamos la mezcla de las harinas, despacio, para evitar que se hagan grumos.

Finalmente y de manera manual, añadimos las manzanas a dados cortadas.

Veremos la masa sobre los moldes elegidos y horneamos entre 30 y 35 minutos a 180º calor arriba y abajo.

Una vez listas, dejamos enfriar y antes de consumir, echamos por encima el caramelo salado.

Notas
Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente. 
-- Truco: si se os ha olvidado sacar los huevos del frigorífico, mientras tamizáis las harinas y peláis las manzanas, metedlos en un cuenco con agua muy caliente. Así conseguís que su temperatura interior suba.

* AOVE: para el que no lo sepa son las siglas de "Aceite Oliva Virgen Extra".
En esta masa el toque del aceite de oliva es fundamental.

El caramelo salado es prescindible. Otra manera de integrarlo en la receta es poner un poquito directamente en la masa antes del horneado.


ALÉRGENOS: La receta contiene huevos y nuez moscada (frutos de cáscara). El caramelo salado puede llevar lactosa según se haga.


Os animo a hacer la receta porque están realmente buenos y es muy sencilla en su elaboración.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 19 de abril de 2018

Masa de "Coca"

Hola buenos días.

¿Pizza o coca? ¿Que las diferencia?

Podemos decir tal vez que la coca sea la versión española de la pizza. Y la principal diferencia es que la coca lleva manteca de cerdo y levadura. Porque los demás ingredientes, son los mismos.

También podemos decir que la masa de la coca es más gordita y más jugosa que la de la pizza.

Pero sea como sea, os puedo asegurar que está realmente deliciosa. Y por supuesto como todo en este blog, la masa de la coca de hoy es sin gluten.

Con respecto a los ingredientes que le ponemos por encima, completamente a vuestro gusto.

Ya perdonareis la calidad de las fotos, pero la hice para cenar en casa y de manera rápida les hice las fotos con el móvil para poder subir la receta.
Ingredientes
65 g aceite de oliva
65 g manteca de cerdo
185 ml de agua
una pizca de azúcar
25 gr levadura fresca
225 gr harina sin gluten:
- 38 gr harina trigo sarraceno
- 150 gr harina Mix Panificable Schar
- 38 gr almidón trigo sin gluten
1/2 cucharadita gomasio 

Para la cobertura
Los ingredientes que queráis (champiñones, cebolla, calabacín, tomates cherrys, sardinas, tomate seco, queso, espárragos, salchichas,etc..)
Elaboración

De manera Tradicional
- Calentar un poco el agua (no mucho, si supera los 37º, la levadura "muere y pierde su efectividad) y disolver en ella la levadura.

- Una vez disuelta, echar el aceite, la manteca de cerdo y el azúcar y batir hasta que todo esté bien integrado.

- Incorporar las harinas y la sal y mezclar de nuevo hasta que tengáis una masa homogénea.

- Extender la masa sobre un papel de horno (previamente pintado con un poco de aceite para evitar que se pegue); pinchar la masa con un tenedor por varias partes y dejar que repose unos 20-30 minutos y leve.

- Mientras la masa reposa, se pueden ir poniendo sobre ella los ingredientes elegidos.

- Pre calentar el horno a 220º 

- Hornear entre 20-25 minutos (o hasta que veáis que la masa se comienza a dorar).

Con la Thermomix
- Poner en el vaso el aceite, la manteca de cerdo, el agua, el azúcar y la levadura. Programar 1 min/37º/vel 3.

- Incorporar las harinas y el gimnasio y mezclar 20 seg/vel 4.

- Dejar reposar 5 minutos la masa en el vaso y luego, proceder a estirarla como en el caso manual.


Notas
* El gomasio es un condimento japonés hecho de sal y semillas de sésamo, altamente nutritivo. 
Por supuesto, si no tenéis, lo sustituís por sal normal
* A la masa le podeis incorporar alguna especia a la hora de hacerla para darle un toque diferente como tomillo, romero, etc...
* Para hacer una coca distinta, se puede sustituir el agua por cerveza (sin gluten por supuesto).
* Si no tenéis manteca de cerdo, podeis sustituirlo por mantequilla.
* Si vais con prisa, la masa se puede hornear sin dejar los 30 minutos de reposo-levado, pero saldrá menos jugosa.
* Con estas cantidades, da para una coca grande o dos pequeñas (cantidades como para 4 personas).

Os animo a hacer esta receta porque es una manera estupenda de variar con las masas de las pizza y está francamente buena. Además dependiendo de los ingredientes que le pongáis, cambia mucho.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 16 de abril de 2018

Berlin sin gluten (II)

Hola buenos días. 

La semana pasada, en este enlace, os comencé a contar como fue nuestra experiencia sin gluten en Berlin la pasada Semana Santa.

Os comentaba que mi percepción es que en Alemania, aun están años luz de como estamos en España con el tema de la celiaquía. 

El etiquetado de los productos deja mucho que desear; el conocimiento de la enfermedad en los restaurantes es muy bajo y el tema de la contaminación cruzada, casi casi para ellos ni existe.
No obstante, comer sin gluten y bien en Berlin es posible. 

Así que hoy aquí va la segunda parte de los restaurantes que visitamos y además, os voy a poner un listado de otros lugares que aunque no pudimos visitar, las referencias eran muy buenas.

- Burguerie. Pequeño local un pelin alejado de los circuitos turísticos, pero al que merece la pena ir porque tienen unas hamburguesas sin gluten que están deliciosas. 

Además las patatas fritas eran aptas y fue el único lugar de todos los que estuvimos en donde me pude tomar una cerveza sin gluten.

- Jute Backerie. Obrador orgánico y 100% sin gluten, ubicado a 20 metros de la hamburguesería anterior (por eso merece la pena visitarlos), la variedad de panes y dulces que tienen hace que no sepas que comprar.

Además funciona como pequeña y coqueta cafetería donde poder degustar alguno de sus dulces y proveen de pan a algunas tiendas orgánicas así como a algún restaurante.

¿Los precios? pues no me parecieron mas caros de lo que pagamos aquí, la verdad.

- Suzette Justo en la calle paralela a las dos referencias anteriores, está esta creperia donde en su carta, especifican los crepes y galettes de trigo sarraceno, tanto dulces como salados que podemos tomar.

Nosotros optamos por la versión dulce ya que veníamos de tomarnos las hamburguesas y elegimos una de chocolate y helado de vainilla y otra de chocolate y caramelo salado para los 4. Y lejos de quedarnos llenos como esperábamos, son tan finitas que están deliciosas.

- Currywust. Plato tipico alemán que consiste en una salchicha hervida o asada con salsa de tomate y curry y generalmente acompañado con patatas fritas.

La salsa de tomate y el curry en general no son aptas, pero sí las salchichas. Así que en los mercados de Alexander Platz eso es lo que nos merendamos Nicolas y yo: ¡¡una salchicha¡¡ Algo es algo.

Esos son los lugares en donde comimos. Pero como os decía antes, os voy a dejar unos cuantos restaurantes más recomendados o bien por la asociación o por personas celliscas que viven en Berlin y han comido en ellos.

- Rosmarín. De los pocos restaurantes donde en su web hablan claramente de celiaquía. De comida mediterránea, abren entre semana para la comida y los fines de semana sólo dan cenas. Tiene muy buenas recomendaciones.

- Cielo di Berlino. Al igual que en el anterior, en su web hablan de la celiaquía y tiene unas críticas fantásticas con respecto a sus pizzas. Está alejado del centro.

- Cha Cha. Restaurante de comida asiatica, donde marcan claramente los platos que son sin gluten. Situado cerca del Checkpoint Charlie.

- Simela Italiano donde tienen pizzas sin gluten. En su web hablan de ello y recomendado por los propios berlineses, recalcando mucho el tema de la contaminación cruzada. Tiene dos localizaciones.

- Lykke Obrador 100% sin gluten donde tienen tanto dulce como salado. Orgánico y biológico. Cuidan todo tipo de intolerancias. Cercano al East Side Gallery. Muy recomendado.

- The bowl Vegetariano donde hay muchas opciones sin gluten. Cercano a la East Side Gallery y recomendado.

Principalmente estos son los que mas me llamaron la atención por las recomendaciones que hace la gente que vive allí y son celiacos.

Además, cadenas famosas como Hard Rock ofrecen opciones sin gluten en su menú. Y otras de comida orgánica y rápida como Dean and David o Weilands Wellfood tienen marcados en sus cartas los platos aptos para nosotros.

Y con esto, cierro el capitulo dedicado a comer sin gluten en esta increíble ciudad que es Berlin.

Acordaros que siempre, estemos donde estemos, hay que decir que somos celiacos y que se tenga en cuenta el tema de la contaminación cruzada.

Os dejo el enlace del mapa de restaurantes de Berlin que hice antes de ir para que los situéis, así como más información turística de la ciudad, pinchando en ESTE ENLACE.

Espero que os sirva de utilidad.
Un besote
Helena

jueves, 12 de abril de 2018

Cheesecake de caramelo salado

Hola buenos días.

Hoy os traigo una receta que es una pequeña "bomba de relojería" calórica. Pero os aseguro que está absolutamente deliciosa y merece la pena.

Desde que comencé en el mundo de la repostería, sigo muchos blogs. Y uno de los que me encantan es Un pedacito de cielo. Blog de recetas con gluten pero que visualmente es espectacular.

Y además ya sabeos que yo siempre digo que una receta glutanera siempre es adaptable a nuestro mundo sin gluten, respetando las condiciones peculiares de nuestras harinas.

Así que cuando antes de Semana Santa ví esta receta, tenía claro que la tenía que hacer. Y aquí esta.

Es un blondie (un tipo de bizcocho) con una capa superior de tarta de queso de caramelo salado y una cubierta de manzanas caramelizadas a la canela. ¿Quien da más?

A pesar de que veáis que lleva varios pasos, la tarta en sí es fácil de hacer. Sólo respetad los tiempos y tenderéis un postre con el vais a sorprender a vuestros invitados por la combinación deliciosa de dulce-salado.
INGREDIENTES
Para el Blondie
160gr de mantequilla fundida
250gr de azúcar moreno
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 huevo y 1 clara de huevo
190gr de harina sin gluten:
- 100 gr "Gallo" sin gluten
- 50 gr trigo saraceno
- 40 gr maicena
2,5 gr  de canela
Jengibre, de nuez moscada y de pimienta negra al gusto
3gr de levadura química
1 gr de bicarbonato
2,5 gr  de goma xantana
Una pizca de sal
Media manzana picada en cubos pequeños

Para el Caramelo Salado
Pinchando aquí tenéis los ingredientes y la receta del caramelo salado.

Para el Cheesecake
340gr de queso crema 
80gr de azúcar blanquilla
60gr de azúcar moreno
150gr de caramelo salado
100 gr de nata para montar con un 35% de materia grasa.
½ cucharadita de canela

Para las Manzanas Caramelizadas
1 manzana y media en cubos medianos
2 cucharaditas de zumo de limón
5 gr de canela
1 pizca de nuez moscada y de jengibre
10 gr de azúcar moreno
20 gr de mantequilla
ELABORACIÓN
Caramelo Salado
- Lo primero que hay que hacer es el caramelo salado para darle tiempo a enfriarse, así que yo lo tengo preparado desde el día anterior y guardado en el frigorífico.

Blondie de Manzana
Precalentar el horno a 170 grados.

- Ahora vamos a forrar un molde desmoldable con papel de horno ya demás, engrasaremos los laterales del mismo.
- Tamizamos las harinas sin gluten junto con las especias, la levadura, el bicarbonato y la goma xantana. Reservar.
- Pelamos, limpiamos y cortamos la manzana en daditos pequeños. Reservar.
- En la amasadora, ponemos la mantequilla fundida junto al azúcar moreno y batimos con la ayuda de unas varillas de mano hasta que este integrado
- Añadimos el huevo, la clara y la vainilla. Batimos hasta incorporar.
- Ahora incorporamos la mezcla de las harinas en tres tandas y con la amasadora a velocidad baja para evitar que se formen grumos,
- Finalmente, agregamos la media manzana cortada y la integramos en la masa.
- Ponemos la masa en el molde y horneamos a 170 grados unos 30/35 minutos hasta que veamos que al insertar una brocheta esta sale limpia.
- Dejamos enfriar completamente antes de ponerle encima el cheesecake.

Cheesecake de caramelo salado
- Lo primero que vamos a hacer es montar la nata. Reservamos en el frigo.
- En el mismo bol mezclamos los quesos y los azúcares y la canela para que se integren.
- Añadimos el caramelo salado y por último con movimientos envolventes la nata montada.
- Vertemos el cheesecake sobre el Blondie (importante que esté bien frío) y lo dejamos enfriar en el frigorífico al menos, 4 horas (ya sabeis que a mí me gustan siempre de un día para otro).

Manzanas Caramelizadas a la canela
- Comenzamos pelando y picando las manzanas en dados pequeños. Las mezclaremos con el zumo de limón, las especias, la canela y el azúcar y las dejamos reposar unos 10 minutos.
- Ponemos la mezcla en un cazo, añadimos la mantequilla y cocinamos a fuego medio/alto durante 15 o 20 minutos o hasta que la manzana esté blandita.
- Dejamos enfriar la manzana caramelizada por completo y la ponemos sobre nuestra tarta.

Notas
- El queso crema podeis usar el que más os guste. Yo en este caso combiné Mascarpone con tipo Philadelphia.
- Para que la masa de cheesecake no se os pegue en las paredes del molde, en bueno engrasarlo. Y mejor poner unas tiras de papel de acetato pegadas al molde (también engradadas). Así el desmoldado será perfecto.
- Yo lo hice en un molde de 20 cm pero con estas cantidades, admitiría alguno mayor.
- La esencia de vainilla es prescindible.
- Sacar del frigorífico unos 20 minutos antes de consumirla.


Alérgenos: Esta receta contiene huevos y lácteos.




Como os decía al principio, aunque parece larga y laboriosa, en realidad luego es muy sencilla de hacer y os puedo asegurar que está impresionante. Así que os animo a hacerla y luego me contais.

Un besote y hasta el lunes,
Helena

lunes, 9 de abril de 2018

Belin sin gluten

Hola buenos días.

Como ya sabeis los que me seguís por Instagram, esta pasada Semana Santa hemos hecho un viaje familiar a Berlin.

Tengo que reconocer que tenía mis dudas con respecto a la ciudad. Pero lo cierto es que claramente ha superado mis expectativas. 

No se puede decir que Berlin sea la ciudad más bonita que he visto. Pero su pasado, su historia, la hacen totalmente interesante, impactante y especial.

Creo sin duda, que es necesaria visitarla una vez en la vida para aprender y no repetir los mismos errores terribles que tiene a sus espaldas.
Con respecto al tema gluten, o mejor dicho no gluten, los alemanes están aun a años luz de como estamos aquí en España.

En Berlín no es que no haya un solo restaurante 100% sin gluten, como por ejemplo encontramos en Budapest, Praga o Londres (si pinchas en los enlaces os llevan a ellos); es que en Berlin muchos apenas conocen el tema de la celiaquía y los que lo hacen, prácticamente no le dan importancia a la contaminación cruzada.

A pesar de todo, hemos comido decentemente y creo puedo decir, sin contaminarnos.

Como os decía antes, la ciudad bien merece la pena una visita, aunque haya que tirar mucho de nuestro "kit celíaco".

6 días de viaje han hecho que tenga mucha información así voy a dividirla en dos post para no hacerla demasiado pesada.

Y como siempre, en mi otro blog, Oh, ¿pero esto se come?, tenéis las rutas turísticas que hicimos por si os interesan como planificación del viaje, especialmente, si vais con niños.
  • Preparando el viaje
Como siempre hago cuando elegimos un destino, es ponerme en contacto con la asociación de celiacos del país. En este caso, la asociación alemana. Pero lamentablemente, tengo que deciros que aun estoy esperando respuesta.

A pesar de ello, busque indagué en distintos grupos de Facebook como este, o este otro. En esta página vais a encontrar muchas información. Y además, leí varios blog de chicas alemanas celiacas que viven en Berlin.

Con todo ello como os decía al principio, deduje que no iba a ser la ciudad mas fácil del mundo donde poder comer sin gluten, pero sobreviviríamos a ella. 

En este enlace tenéis el mapa de los lugares que yo o bien he visitado/comido o aquellos que tras informarme, considero que se puede comer con seguridad.

  • Vuelos
Hace un par de meses que desde Pamplona, podemos volar a Frankfurt con Lufthansa, y de allí a Berlin. Todo ello en poco más de 4 horas. Así que eso es lo que hicimos. 

En el primer vuelo de dos horas de duración, nos ofrecieron sandwiches. Pero glutaneros. En el contrato del vuelo ya ponía que esta compañía solo ofrecen comidas "de dieta" en los vuelos de más de 4 horas. También nos dieron bebidas gratis (cosa no muy frecuente en vuelos cortos).

De todos modos, no tuvimos problema en llevar comida para nosotros. De hecho esta vez hemos volado todo con equipaje de mano, sin facturar nada, y llevaba jamón y queso al vacío, pequeñas botellas de aceite (acordaros de ponerlas en bolsas transparentes para el control de seguridad), galletas, pan de molde... 

  • Alojamiento
Viendo el panorama culinario "sin gluten" y bueno, como hacemos casi siempre, nos decantamos por alojarnos en el Apartahotel Adina Checkpoint Charlie, que reservamos a través de Booking (si pinchais en este enlace y hacéis una reserva, tendréis 15€ de descuento en ella).

Ubicado en el centrico barrio de Mitte, os lo recomiendo completamente.

Contaba (en nuestro caso) con una amplia habitación y un salón-cocina-comedor con sofá cama. Además baño completo con lavadora y secadora incluidas. Todo nuevo y muy limpio.

Las zonas comunes geniales y para rematar la faena, una piscina y un jacuzzi calentitos que tras el agote del turismo y encima con frío, hicieron las delicias, especialmente de mis hijos.

Con respecto a los desayunos, una de las mañanas mis chicos bajaron a preguntar y nos ofrecieron pan sin gluten, pero nada más. Así que optamos por hacerlos todos en la habitación (hay un supermercado Lidl donde comprar justo al lado del hotel).
Fotos extraídas de la web del hotel "Adina Checkpoint Charlie", Berlin
  • Supermercados
Las cosas como son, con el etiquetado de los productos están a años luz de nosotros, pero para mal.

En el Lidl que teníamos al lado de aparta-hotel no encontramos nada etiquetado a excepción del queso Philadelphia, unas salchichas y una salsa de tomate de la marca Barilla. Así que ahí compramos los productos que por naturaleza están exentos de gluten como los huevos, la fruta y la leche (por cierto sin lactosa de la marca propia de ellos de "Milbona").

Pero por todo Berlin os vais a encontrar varios supermercados donde encontrar los productos básicos sin gluten para sobrevivir unos días.

- En "DM Droguerie" es donde más variedad encontramos, sobre todo productos de Schar. Como anécdota os contaré que el pan de molde estaba más barato que aquí.

Rossmann son otras droguerías de Berlin donde encontrareis algún producto sin gluten bien etiquetado de su propia marca, como mermeladas, tortitas y os recomiendo si la encontráis, una crema de anacardos que estaba espectacular.

Rewe es otra cadena de supermercados donde teneis un buen surtido sin gluten.

Alnatura es una tienda de productos orgánicos que en su web, pone que tienen cosas sin gluten, pero  cuando llegue ya estaba cerrada, así que no la pude visitar.

- Vitalia. Cuenta con varios supermercados por toda la ciudad y en alguno de ellos, podéis encontrar además pan horneado en Jute-bäckerei, un obrador 100% sin gluten del que os hablaré el próximo día.

Una cosa os voy a contar: en ninguna de las tiendas encontré cervezas sin gluten.
  • Restaurantes
Como os decía al principio, en Berlin no hay ningún restaurante que tenga carta 100% sin gluten (si un obrador y un par de cafeterías). Y en general me he percatado de que el tema de la contaminación cruzada muchas veces se lo pasan "por la puerta de Brandenburgo".

No obstante, nosotros hemos comido en unos cuantos de los que os voy a hablar mitad hoy y mitad otro día, que no es cuestión de hacer un post más largo que un día sin pan (sin gluten, por supuesto).

Cadenas de restaurantes aptos en Berlin

Vapiano. Comida italiano-mediterráea, ya los conocimos cuando estuvimos el año pasado en Viena.
En su carta están bien marcadas las opciones sin gluten. Lo bueno: que te hacen la comida delante de tuyo; lo malo es que hay que tener cuidado con la contaminación cruzada.

Como no teníamos demasiada hambre, pedimos una pizza margarita para compartir entre Nicolas y yo. Nos la prepararon con una masa que ya viene hecha y la hornean en unas bandejas especiales y envueltas en unas bolsas. No es la mejor pizza que me he comido en mi vida, pero hay muchas más opciones.

Hay 7 restaurantes repartidos por toda la ciudad y no hace falta reservar mesa con antelación. Nosotros estuvimos en el de Alexander Platz.

- Maredo. Cadena de restaurantes de carne al grill o a la plancha.

Tienen carta de alérgenos. Pero ya sabéis mi escepticismo con ellas así que como siempre, preguntad, preguntad y preguntad.

Nicolas y yo optamos por dos tipos de carne distintos, con patatas de boniato que estaban espectaculares. Y además yo tome una ensalada. Estas están a modo buffet y yo opté solo por las cosas sin salsas asegurándome que no habría posibilidad de contaminación cruzada.

Debo decir que yo que no soy especialmente "carnívora", la carne estaba espectacular.

- Block House. De nuevo, restaurantes de carne al grill, tienen 50 repartidos por todo Alemania. Nosotros estuvimos en el de la calle FriedichtraBe.

Nos tocó un camarero muy simpático que además hablaba castellano. Aunque debo decir que en este restaurante es el único que también tenían la carta en nuestro idioma. Nos explico que todas las carnes eran aptas pero quitando el pan (van siempre acompañadas de un pan así que avisad que sois celiacos, porque de lo contrario, es os contaminarán). Las patatas también eran aptas (las fritas y las asadas), así como el ketchup (lo hacen ellos) y la Cream sour que las acompañan.

Personalmente, me gustó más la carne de Maredo, pero comimos muy bien.

- Starbucks. Conocida cadena de cafeterías repartidas por todo el mundo, en muchos de sus establecimientos están puestos los alérgenos en las ventanas.

Nosotros vimos que los "frapuchinos" eran aptos (a excepción de uno de ellos, igual que aquí en España), así que nos tomamos un par, a pesar del frío que hemos pasado.

Lo que más nos sorprendió fue encontramos en uno de ellos, unos brownies sin gluten pero rodeados de todo el resto de pasteles glutaneros. Vamos, lo que os decía: la contaminación cruzada no existe.

Y esto es todo por hoy. La semana que viene prometo nuevo post con restaurantes y un obrador 100% sin gluten absolutamente recomendables si vais a Berlin.

Espero no haberos aburrido en exceso y que os sirva de ayuda si vais a esta increíble ciudad.

Un besote y hasta el jueves.
Helena