lunes, 12 de marzo de 2018

Bizcocho de Chocolate y Coco

Hola buenos días.

Me encanta el chocolate en cualquiera de sus versiones: en onzas con una infusión; un buen coulant; en tartas de queso; en helados... Eso sí, me gusta el chocolate negro. Y cuanto más amargo mejor. 

Se considera que a partir de un 70% de cacao ya es chocolate negro. Y para los que no lo sepáis, lleva un buen número de antioxidantes; es bueno para la circulación de la sangre; y produce endorfinas, que nos ayudan a estar más felices. 

Así que, ¿nos tomamos un poquito de chocolate? Eso sí, recordad que todos estos beneficios solo los tienen el chocolate negro. El con leche o el blanco, nada de nada. 

Si buscáis por el blog, tengo un montón de recetas con chocolate: desde este bizcocho llamado  "Muerte por chocolate", este "Brownie de chocolate y queso mascarpone" o esta "Mousse de fresas sobre base de chocolate".

Y la favorita entre mis favoritas: la Tarta Sacher.

Pues bien, hoy os traigo un bizcocho chocolatero con un toque afrutado gracias a la mermelada y una cobertura sorprendente de coco que aunque no es la Sacher por su distinta elaboración, está francamente bueno. Espero que lo disfrutéis. 

Ingredientes
150 ml leche sin lactosa
200 grs chocolate negro fundir
150 grs harina sin gluten
12 grs levadura química
2,5 grs goma xantana
2,5 grs fibra de manzana
4 huevos camperos M
130 gr azúcar blanquilla
80 ml aceite girasol
Mermelada al gusto

Ingredientes cobertura chocolate y coco
25 grs aceite de coco
25 grs sirope de ágave o miel
2 cucharadas de caco puro (tipo Valor)
Coco rallado al gusto
Elaboración
- Pre calentamos el horno a 170 grados

- Tamizamos las harinas elegidas junto con la levadura, la goma xantana y la fibra de manzana. Reservar.

- En una cazuela, ponemos la leche a calentar y cuando comience a hervir, echamos el chocolate troceado. Dejamos un par de minutos y luego batimos con las varillas hasta que el chocolate se disuelva por completo. Resevar.

- En la amasadora, ponemos los huevos con el azúcar y batimos a velocidad alta hasta que al menos, dupliquen el volumen. Cuanto más rato batamos, más aire va a entrar en nuestra masa y por ello, más esponjosa estará al final.

- Una vez el azúcar y los huevos hayan duplicado el volumen, añadimos el aceite y seguimos batiendo.

- Bajamos la velocidad de la amasadora y vamos echando la mezcla de leche y chocolate en modo hilo, despacio, para que se vaya integrando bien en la mezcla y no pierda aire.

- Finalmente bajamos la amasadora a velocidad mínima y vamos incorporando las harinas a cucharadas. 

- Vertemos nuestra masa en el molde elegido (en este caso uno desmontable de 22 cms) y horneamos calor arriba y abajo aproximadamente unos 40-45 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio).

- Desmoldamos pasados unos 5 minutos tras sacar el bizcocho del horno y dejamos enfriar por completo en una rejilla.

Elaboración de la cobertura
- Mezclamos el aceite de coco con la miel y cuando tengamos una masa homogénea, echamos el cacao y batimos hasta tener un sirope.

- Una vez que el bizcocho este frío, partimos por la mitad. Rellenamos de la mermelada que más os guste (en este caso de frambuesas). Volvemos a cubrir y vertemos por encima nuestro sirope. 

- Para decorar, espolvorearemos coco rallado por encima al gusto.


Notas
* Si sois muy fans del coco, podemos sustituir unos 25 grs de harina por coco rallado y así el bizcocho tendrá más sabor.

* Si queréis cubrir más lo laterales con sirope, aumentad la cantidad al doble de los ingredientes y listo.

*Si el aceite de coco está muy frío, tiende a solidificarse. Metedlo unos segundos en el microondas y se os quedará perfecto.

* Yo le puse mermelada de frambuesa pero al chocolate le va casi cualquier mermelada, así a vuestro gusto: albaricoque, fresas, higos e incluso si os gusta, naranja amarga para darle aun más contraste de sabores. Imaginación al poder.


ALERGENOS: la receta contiene huevos. Si los queréis sustituir, en este enlace os doy un montón de ideas de cómo hacerlo.



Espero que os haya gustado mi propuesta. Es un bizcocho muy sencillo de hacer y os aseguro que si batís mucho los huevos con el azúcar, queda super esponjoso.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

1 comentario:

  1. Qué buena pinta!!! Me encantan el coco y el chocolate, así que... Además como el frío no se nos va, hay que seguir calentándose con el horno! Jejeje.
    Muás

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.