lunes, 19 de febrero de 2018

Galletas árabes

Hola buenos días.

Las galletas que hoy os traigo son simplemente irresistibles. 

Cuando las ví en el blog de Iratxe "Ni blanco ni en botella", me llamaron la atención desde el primer momento. Así que creo que tardé menos de una semana en adaptarlas a nuestro mundo sin gluten.

De hecho, seguro que las que me seguís en Instagram, me visteis como las hacía hace unos días por el stories.

Como base, llevan mucha harina de almendras, de la cual yo me declaro fan absoluta. Así que de antemano sabia que no me iban a decepcionar. Si además las combinamos con el toque de agua de azahar, ya es ponerte a comer una y no poder parar.

Ingredientes
125 gr harina de almendras
35 gr harina trigo sarraceno
20 gr harina "Mix Dolci Schar"
70 gr azúcar blanquilla
20 gr azúcar invertido (receta aquí)
1 huevo L
1 cucharadita levadura
1 cucharadita goma cantan
1 cucharadita agua azahar
azúcar blanquilla 
azúcar glas
Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.

- Tamizar la harina de almendras junto con la de trigo sarraceno, la Mix Dolci, la goma xantana y la levadura.

- Ponemos la mezcla en el bol de la amasadora, echamos el azúcar blanquilla y mezclamos.

- A continuación, vertemos el huevo previamente batido, el azúcar invertido y el agua de azahar y batimos hasta obtener una masa homogénea.

- Ahora vamos a hacer bolitas con la masa. Las rebozamos en primer lugar en azúcar blanquilla y luego en azúcar glas y las colocamos sobre nuestra bandeja de horno (siempre cubierta con papel sulfurado).

- Horneamos 15 minutos. 

- Dejamos enfriar en una rejilla y listas para comer.

Notas:
* Si no tenéis harina de trigo sarraceno o Mix Dolci, las podeis sustituir por cualquiera que os guste. La base eso sí, son las almendras.

* Si no tenéis harina, podéis perfectamente triturar almendras. Eso sí, procurad que no sean fritas sino al natural.

* Si no tenéis azúcar invertida, sustituid por la misma cantidad de azúcar blanquilla. Lo que consigue el azúcar invertido es que las masas se conserven mejor más tiempo.

* Las galletas crecen bastante en el horno, así que a a la hora de ponerlas en la bandeja, hacedlo con espacio entre unas y otras.

* Yo las hice relativamente grandes y las aplasté. pero las podéis hacer más redonditas y pequeñas. Eso a vuestro gusto.

* Recién hechas, están blanditas y van endureciendo rápido. Así que os recomiendo comerlas pronto. De todos modos en una caja metálica os aguantan perfectamente 4-5 días.






Os animo a que las hagáis porque estoy segura de que os van a gustar tanto como a nosotros y además, son super sencillas.

Un besote.
Helena

1 comentario:

  1. Oooooohhhh!!!! Qué bien que te han quedado!!! Me encantan! Muchas gracias ^_^
    La verdad es que estas galletas son una maravilla lo buenas que están. Este finde las hago otra vez!
    Muás

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.