lunes, 29 de enero de 2018

Pan de trigo sarraceno, semillas y tomillo

Hola buenos días.

Sigo con mis "prácticas" paneras. Este año me he propuesto conseguir que mis panes sean, al menos, la mitad de ricos que mis bizcochos. Aunque siendo sincera, creo que me queda recorrer un largo camino para conseguirlo.

A mí me encanta desayunar tostadas. Hasta ahora siempre he comprado el pan de molde, siendo el de Schar o el de Beiker (este último lo venden en Mercadona),  los que más nos gustan en casa.

Pero la realidad es que estos panes tienen al final muchos ingredientes que no me convencen demasiado. Así que a partir de ahora voy a tratar de hacerme el pan de las tostadas casero siempre que pueda.

La receta que hoy os pongo toma como base una que saqué de uno de los libros de la Thermomix y luego la adapté a mi gusto y en casa ha sido todo un éxito.

Por supuesto como todas las recetas de este blog es sin gluten, pero ademas en este caso es sin lactosa, sin huevo y apto para veganos. ¿Os animáis a hacerlo?

Ingredientes
100 gr harina trigo sarraceno
120 gr harina de almendras
150 gr pipas de calabaza
60 gr pipas de girasol
60 gr semillas de lino
30 gr semillas de chía
30 grs psyllium
5 gr tomillo fresco
5 gr sal
15 gs levadura fresca 
30 ml AVOE (aceite virgen oliva extra)
400 ml agua
Elaboración
- En un bol triturar la harina de trigo sarraceno junto con la harina de almendras, las pipas de calabaza y las semillas de lino.

- Cuando tengamos todos los ingredientes mezclados,  incorporar las pipas de girasol, las semillas de chia, el psyllium el tomillo y la sal y mezclar hasta que tengamos una masa homogénea.

- En el bol de la amasadora, poner el agua (un pelín templada, entre 20 y 45 grados) con la levadura y batir ambas para que se desmigue la levadura.

- Incorporar el aceite.

- Finalmente, verter la masa con las harinas y las semillas y con el gancho, batir aproximadamente unos 7-10 minutos a velocidad media.

- Echar la masa en el molde de cake elegido y previamente engrasado, taparlo con un trapo húmedo y dejarlo levar aproximadamente una hora en un lugar seco, cálido y sin corrientes,

- Pasado la hora y con el horno pre calentado a 180 grados, calor arriba y abajo, hornear aproximadamente 30 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga seco).

- Una vez horneado, dejar enfriar en el molde unos 15 minutos y desmoldar en una rejilla para que se enfríe por completo.

Notas
- Es una masa que se trabaja bastante bien así que en vez de pan de molde, podéis hacer panecillos individuales.

- Para conservarlo, yo lo que hago es dejarlo enfriar por completo. Luego hago rebanadas y las congelo de manera individual. Cuando las quiero comer, un toque de microondas o tostadora y listas al instante.

- Por sus ingredientes, es un pan contundente y tras comerlo, tienes una gran sensación de saciedad. Esto es debido a que un 20% del trigo sarraceno cocido son hidratos de carbono en forma de almidón con un índice glucemico bajo. Esto quiere decir que no provoca picos elevados de azúcar en sangre. De hecho, se ha comprobado que el trigo sarraceno tiene un efecto regulador de los niveles de azúcar en sangre después de comer.


ALÉRGENOS: la receta contiene almendras. Si sois alérgicos, sustituidla por otra harina sin gluten. Como las almendras contienen gran cantidad de grasa, tal vez habría que aumentar un poco la cantidad de aceite.



Como veis es sencillísmo de hacer y está muy rico la verdad.
Espero que os haya gustado. Nos vemos el próximo día.
Un besote
Helena

jueves, 25 de enero de 2018

Bardenas Reales de Navarra

Hola buenos días.

Viajamos. Viajamos lejos en busca de aventuras, lugares exóticos y diferentes.

Y en muchas ocasiones, no nos damos cuenta de las maravillas que tenemos aquí. Al lado de casa.

Eso es lo que me ha pasado a mí con las Bardenas. Que sabía que existían, por supuesto. Que todo el mundo que las había visitado me decía que eran una pasada. Pero nunca íbamos.

Pero el domingo pasado, la excursión mensual del "Club de Monte" que organiza el cole de mis hijos, propuso ese destino como lugar elegido y sin duda, todos los que allí fuimos, volvimos absolutamente maravillados.

Por eso hoy os hablo de ellas y además, de un lugar donde comer estupendamente y por supuesto, sin gluten.
Ubicadas en el sur-este de Navarra, a unos 100 kms de Pamplona, sus suelos compuestos por arcilla, yesos y areniscas, han sido erosionados por el agua y el viento creado unas formas sorprendentes que en vez de encontrarte en Navarra, parece que estés metido en mitad del desierto de Arizona. O como decían los niños: parece que estamos en una película de Star Wars o en la luna.

Considerada como reserva de la biosfera por la UNESCO y dada su enorme extensión, se pueden hacer distintas rutas por diversas zonas y mediante diversos medios de transporte (bici, coche) y por supuesto, andando.

Como vereis en las fotos, cuando llegamos no había ni una nube. En cambio acabamos la excursión con un cielo gris plomizo amenazante de lluvia y un viento "cierzo" impresionante. Típico de la zona.

En el siguiente enlace os pongo la web oficial por si le queréis echar un ojo: Web Bardenas Reales.

Paisaje erosionado de la Bardena Blanca de Navarra



Si venís con niños, en el pueblo de Arguedas, donde comimos, esta el parque "Senda Viva" (aquí os dejo información) donde pasar un día estupendo con los peques de la casa en un lugar que es una mezcla de zoo-abierto y parque de atracciones.


Como os mencionaba antes, comimos en el pueblo de Arguedas, puerta de entrada de las Bardenas, en un bar que precisamente lleva su nombre: "Restaurante Bardenas"

Tienen un menú por 16€ y cuando les dije que era celíaca al momento me dijeron que era lo que podía y no comer. Y que tenían duda porque aunque no tenía gluten, en la elaboración podía haber "contaminación cruzada". Para mí, oír esas palabras fue "magia".

Al final me decante por unos espárragos frescos y una sepia a la plancha. La verdad es que tras el super almuerzo que nos pegamos en la excursión, no tenía demasiado hambre.

A mi celiaquín le había llevado por si las moscas un tuper con arroz pero le hicieron un plato combinado con arroz con tomate, lomo a la plancha y patatas fritas hechas para él.

De postre ambos arroz con leche casero.

Sin duda, si decidís visitar Navarra, os recomiendo encarecidamente esta zona porque es realmente sorprendente y además contrasta de una manera increíble con la verde Navarra del norte.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

lunes, 22 de enero de 2018

Tarta Sacher

Hola buenos días.

Hoy os traigo una de esas tartas que sin duda, se va a convertir en una de mis preferidas de este 2018. Y lo digo a 22 de enero¡¡¡¡ Pero es que esta impresionante.

No es un invento mío, obviamente. Es la mejor adaptación que he encontrado de la famosa tarta Sacher de Viena.

Creada por el aprendiz de repostero Franz Sacher en 1832 en la famosa ciudad de los Vals, se trata de un bizcocho compacto relleno de mermelada de albaricoque y cubierto por una generosa capa de  cobertura de chocolate.

Una tarta que, entre otras cosas, se hizo muy famosa porque era una de las favoritas de Sisi Emperatriz.

Se supone que la auténtica tarta Sacher la podéis encontrar en la cafetería del Hotel Sacher de Viena.  

Nosotros cuando estuvimos el verano pasado las vimos pero no las pudimos catar porque con gran pena, eran todas glutaneras. Eso sí, justo al lado en el "Café Mozart", hacen unas tartas que si vais a Viena, tenéis que probarlas. Pinchando en este enlace os dejo toda la información.

Al lío. Que ya tenía yo ganas de versionar esta maravillosa tarta a nuestro mundo sin gluten y al fin lo he hecho, siguiendo como base para ello la receta del blog "Las recetas de MJ".
Como os decía al principio, se trata de una tarta con dos partes de bizcocho. Pero es un bizcocho contundente, denso, no esponjoso. Con un intenso sabor a chocolate que contrasta con la acidez de la mermelada de albaricoque y la cobertura más chocolates aun que lleva por encima. Un auténtico placer para el paladar.

Espero que os animeis a hacerlo y me contais porque estoy segura de que os va a encantar tanto como a nosotros.


Ingredientes para el bizcocho
6 huevos L
100 gr azúcar
140 gr mantequilla sin sal
140 gr chocolate negro
110 gr harina sin gluten (en mi caso Mix C Dolci Schar)
30 gr cacao puro sin azúcar
5 grs goma xantana.
una pizca de sal

mermelada de albaricoque

Ingredientes para la cobertura
250 gr chocolate negro
30 gr de cacao
200 gr azúcar
125 ml agua

Elaboración

- Pre calentamos el horno a 170 grados.

- Derretimos el chocolate en el microondas a pequeños golpes de calor para que no se queme. Reservar.

- Tamizamos el harina junto el cacao y la goma xantana. Reservar.

- Separamos las yemas de las claras de los huevos, reservando las primeras.

- Con las claras y una pizca de sal, montaremos un merengue: lo ponemos a batir fuertemente con las varillas y cuando las claras empiecen a espumar, echaremos 50 grs de azúcar y seguimos batiendo hasta que tenemos un merengue firme (ya sabéis, dad la vuelta al bol y si no se cae, esta listo). Reservamos.

- En el bol de la amasadora, ponemos la mantequilla (fundamental que esté a temperatura ambiente) junto con el resto del azúcar y batimos hasta tener una mezcla homogénea.

- En este momento, iremos echando las yemas reservadas siempre de una en una, dejando que se vayan integrando a la masa perfectamente.

- Ahora vertemos el chocolate en forma de hilo. Este debe caer sobre las paredes del bol, no directamente sobre la masa. Batiremos hasta que tengamos una masa homogénea.

- Añadimos un poco del merengue y batimos enérgicamente, sin miedo a que se bajen las claras. Esto se hace para aligerar un poco la masa anterior, que es muy densa.

- Ahora iremos integrando el resto del merengue de manera eso sí, envolvente y despacio.

- Una vez tengamos el merengue integrado, echamos la harina junto con el cacao y la goma xantana y lo mezclamos todo bien con cuidado.

- Vertemos la masa en el molde elegido previamente engrasado y lo horneamos 42 minutos a 170 grados calor arriba y abajo (OJO: este tiempo en en mi horno. Ya sabéis que cada uno tenemos que conocer el nuestro).

- Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.

- Una vez frío, partimos el bizcocho en dos partes y lo rellenamos de mermelada de albaricoque. La cantidad, al gusto.

Vamos ahora a hacer la cobertura de chocolate:

- Ponemos en una cazuela al baño maría el agua y el azúcar y batimos hasta que esta última se haya disuelto. Así evitamos grumos en la cobertura.

- Echamos el cacao y el chocolate y batimos hasta que se hayan disuelto y tengamos una crema brillante y homogénea.

- Colocamos nuestro bizcocho sobre una rejilla y esta a su vez sobre una bandeja o papel de horno. Así el chocolate que caiga lo podremos reutilizar.

- Vertemos la cobertura sobre nuestro bizcocho, dejando que lo cubra por todos lados.

Notas:
- El molde en el que hornee este bizcocho era un molde redondo desmontable de 20 cms.
- Con estas cantidades salen unas 12 raciones.
- Si lo quereis hacer mas grande, doblad las cantidades de todo (menos de la cobertura porque con estas cantidades a mí me sobró mucho).
- Como os he puesto, la tarta original lleva mermelada de albaricoque. Lógicamente, le podéis poner la que mas os guste en casa.



ALERGENOS: esta receta lleva huevos y lactosa (en la mantequilla). Si tenéis intolerancia a la misma, en el mercado hay muchas mantequilla sin lactosa.



Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. Os aseguro que es una tarta deliciosa y aunque parezca que lleva muchos pasos, no es nada complicada de hacer.

Un besote y hasta el próximo día.
Helena

jueves, 18 de enero de 2018

Celiaquía y "enfermedades asociadas"

Hola buenos días.

"La celiaquía no diagnosticada, casi nunca viaja sola"

Esta frase que leí un día en un articulo me parece que resume todo el post de hoy.

Si como a mí, os diagnosticaron la celiaquía de adultos, lo más probable es que llevaseis varios meses, incluso años (13 en mi caso), diagnosticados de colon irritable u otro rosario de enfermedades. Incluso es posible que os dijesen que todo lo que os pasaba era porque erais nerviosos, ansiosos y tendíais a somatizar todo. ¿Os suena?
Llevo casi 4 años bien diagnosticada. Pero la secuelas de haber ingerido tantos años gluten en mi vida están en mi cuerpo. Aun no lo tienen claro, pero sospechan que padezco "Síndrome de Dolor Miofascial" derivado precisamente de haber comido tantos años un "veneno" para mi cuerpo.

Por ello, he considerado importante escribir el post de hoy.

La CELIAQUÍA es una enfermedad auto inmune. Esto significa que nuestro sistema inmune ataca por error a su propio organismo destruyendo los tejidos sanos al confundirlos como patógenos.

Precisamente por ser una enfermedad auto inmune sistémica, puede afectar a muchísimas partes de cuerpo que mucha gente, no asociaría nunca con una celiaquía.

Y precisamente porque las enfermedades auto inmunes están muy relacionadas entre sí, las personas no diagnosticadas tienen muchas probabilidades de desarrollar otras enfermedades.

Ojo, no quiere decir que alguien que tenga aftas de manera recurrente tenga que ser celiaco, pero podría ser. O no todos los celiacos tienen dermatitis herpetiforme; pero si todos lo que tienen este tipo de dermatititis tienen como mínimo, sensibilidad al gluten.

La perdida de permeabilidad intestinal podría ser la causa para desarrollar otras enfermedades autoinmunes, estimándose que la prevalencia de padecerlas está entre un 5-10% por encima del resto de la población no celiaca.

Dicho todo ello, voy a tratar de hacer un pequeño listado de enfermedades que se sabe, van estrechamente relacionadas con la celiaquía por dos motivos:

- La celiaquía es el origen desconocido de otra enfermedad.
- Un tardío diagnostico, ha conllevado la aparición de otra enfermedad.


1. DERMATITIS HERPETIFORME: Llamada también "la celiaquia de la piel" ya que todas las personas que la padecen son celiacos o sensibles al gluten. No al revés: se calcula que un 5% de los celiacos padecen esta enfermedad asociada. En este enlace os dejo más información.

2. TIROIDITIS DE HASIMOTO: Conocida también como "tiroiditis auto inmune", en ella el sistema inmune ataca a la glándula tiroides, haciendo que esta no produzca el nivel normal de hormonas. Se estima que entre un 4 y un 8% de los celiacos la padecen.

3. SIDROME DE SJÖRGEN: El sistema inmunológico ataca a las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, lo que provoca sequedad en ojos y boca. Puede afectar también a articulaciones, tendones, ligamentos, huesos y músculos.

4. ESPONDILITIS ANQUILOSANTE: denominada también como "artritis de la columna" ya que se produce inflamación de las articulaciones y el tejido entre las vértebras y la pelvis, produciendo dolor en dichas partes del cuerpo llegando a la inmovilidad.

5. LUPUS: se estima que los celiacos tienen un 3% más de posibilidades de desarrollar lupus, enfermedad autoinmune que se caracteriza por un aumento de linfocitos B, encargados de producir lo anticuerpos. De este modo, las células del sistema inmune dañan a las células del organismo dando lugar a inflamaciones y daños diversos en los tejidos.

7. DIABETES MELLITUS TIPO1: se estima que un 4% de los diabéticos son también celiacos. El problema viene cuando tienen el primer diagnostico y no se investiga nada más, por lo que el seguir comiendo gluten seguiría siendo un veneno para ellos.

8. ENFERMEDADES HEPATICAS AUTO INMUNES: Se estima que entre un 30 y 40% de pacientes con transaminasas altas (encimas que se encuentran en el hígado).


1. ANEMIA FERROPENICA: se da especialmente en adultos. Como las vellosidades intestinales están dañadas, no se absorbe ni el hierro ni otros nutrientes como la vitamina B12 y el calcio.

2. FIBROMIALGIA (Y OTRAS MIALGIAS): a pesar de que aun no hay estudios concluyentes sobre la relación entre la celiaquía y la fibromialgia, la relación entre ambas cada vez parece más estrecha.

3. FERTILIDAD / ABORTOS REPETICION: la celiaquía esta firmemente relacionada con problemas de infertilidad (en ambos sexos), abortos de repetición e incluso embarazos de alto riesgo, como fue en mi caso.

4. MIGRAÑAS: se estima que la celiaquía podía estar detrás de un 21% de las migrañas. Si os interesa, en este enlace tenéis mucha información sobre ello.

5. OSTEOPOROSIS: precisamente por falta de absorción de nutrientes, la celiaquía es la primera causa de osteoporosis en la gente joven, incluso en niños. En este enlace mas información.

El listado podría ser más largo, tristemente más largo porque el campo afortunadamente cada vez se investiga más.

¡¡ACLARACIONES¡¡ No soy médico. Este post está escrito tras haber leído mucho sobre celiaquía; buscando información en paginas solventes y también basándome en la experiencia propia y/o de otras personas celiacas de mi entorno.

Espero que os haya resultado de utilidad.
Un besote y hasta la semana que viene
Helena

lunes, 15 de enero de 2018

Rollos de Canela

Hola buenos días.

Hoy os traigo una receta de las que le tenía muchas ganas: unos rollos de canela o "Cinnamon Rolls", por supuesto, sin gluten.

En mi vida glutanera los hice una vez sin demasiado éxito la verdad. No se en que fallé pero se me quedaron secos enseguida. Así que pensar en la versión sin gluten se me hacía pelin cuesta arriba.

Así que busqué y busqué recetas y la final me decanté por la versión de Lucía del genial blog "Chez Lublu", tuneándola como siempre un poco a mi manera.

Tengo que deciros que en casa fueron un éxito total y están buenísimos.

Eso sí, como todas nuestras masas, si no los vais a comer rápido, os recomiendo congelarlos individualmente porque enseguida se quedan secos y duros. Luego, con un toque de horno, estarán como recién hechos.

Ingredientes para la masa
325 grs harina sin gluten :
- 300 Mix B Schar
-  25 grs almidón trigo sin gluten
5,5 grs levadura seca de panadería
125 ml leche sin lactosa
40 grs mantequilla sin lactosa
20 grs azúcar blanco
20 grs azúcar invertido (receta aquí)
2 huevos L
una pizca de sal
2,5 grs fibra de manzana o psyllium

Ingredientes para el relleno
85 grs azúcar moreno
20 grs harina de maíz
80 grs mantequilla sin lactosa (a temperatura ambiente)
45 grs canela en polvo 

- Mezclar bien todos los ingredientes hasta tener una especie de crema. Reservar.

Ingredientes para el glaseado
25 grs azúcar glass
1 cucharada de leche sin lactosa

Elaboración
- En un cazo, calentar la leche, el azúcar, el azúcar invertido la sal y la mantequilla.  Remover sin parar hasta que la mantequilla y el azúcar se hayan fundido. Dejar  atemperar.

- Poner la mitad de la harina junto a la levadura de panadería y la fibra de manzana (o psyllium) en el bol de la amasadora y mezclar bien.

- Incorporar la mezcla atemperada a la harina con la levadura y batir hasta que tengamos una mezcla homogénea.

- En este punto, añadir lo huevos de uno en uno, esperando a que se hayan integrado bien.

- Finalizar echando el resto de la harina a la masa y con el gancho de la amasadora, dejar amasar a velocidad media unos 5 minutos.

- Al finalizar el tiempo, hacer una bola y dejarla reposar en el mismo bol tapara por film transparente y metida en el horno (apagado) para evitar corrientes. Dejar levar aproximadamente hora y media. (Paso 1 de la foto).

- Pasado el tiempo de levado, desgasificar la masa amasándola manualmente un poco.

- Colocar la bola de masa sobre papel de horno cubierto con un poco de harina (yo maíz) y estirarla hasta dejarla fina. (Paso 2 de la foto)

- Con una espátula de goma, expandir el relleno por toda la masa de manera homogénea y después, enrollar la masa como si fuese un "brazo de gitano". (Paso 3 de la foto)

- Cortar la masa en trozos de unos 3 cms de grosor y colocarlas en una bandeja engrasada para horno.   (pasos 4 y 5 de la foto)

- Volver a tapar la masa con film transparente y dejar levar nuevamente unos 45 minutos.

- Pasado ese tiempo, pintar los rollos con huevo batido y hornear (horno precalentado) durante aproximadamente 25-30 minutos a 180 grados.

- Mientras se hornean nuestros rollos, prepararemos el glaseado simplemente mezclado el azúcar glass con la leche sin lactosa.

- Una vez horneados, dejar que se enfríen y verter el glaseado sobre ellos. Dejar que se seque unos 5 minutos y listos para comer.

Notas
* Con estas cantidades a mí me salieron unos 15 rollitos.
* Si no tenéis o no queréis hacer azúcar invertido, sustituidla por la misma cantidad de azúcar normal. Yo os lo recomiendo porque este azúcar hace que las masas sean mas esponjosas y se mantengan más tiempo en mejores condiciones.
* Si no tenéis fibra de manzana o psyllium, no es necesario.
* Si quereis, también se pueden hornear de manera individual. Tened en cuenta que si lo hacéis así, probablemente el tiempo de horneado sea algo menor.
* Calculad que el tiempo total desde que nos ponemos a hacer los rollos, hasta que nos los podemos comer son, al menos, unas 3 horas.
* Para conservarlos, yo los corto de manera individual, los tapo con film transparente y los congelo. Cuando los quiero consumir, un toque de microondas y como recién hechos.



ALERGENOS: esta receta contiene huevos.




Espero que os haya gustado mi propuesta. Es una receta fácil de elaborar pero lleva su tiempo como todas las masas levadas. Así que simplemente es cuestión de paciencia.

Un besote.
Helena

jueves, 11 de enero de 2018

Magdalenas de leche condensada

Hola buenos días.

Vamos allá con la primera receta del año.

Receta super sencilla y que os aseguro, está deliciosa. Unas magdalenas de leche condensada, por supuesto, sin gluten.

La base de la receta es el clásico bizcocho de yogur. Pero yo le he tuneado para darle una vuelta de tuerca y hacer una nueva versión de él.

Veréis que la receta lleva fibra de manzana, la cual es totalmente prescindible. Pero cierto es que le aporta un plus a nuestro bizcocho ya que entre otros beneficios, genera flora intestinal (que muchas veces bien sabemos los celiacos que se nos machaca por contaminaciones cruzadas); previene el estreñimiento y ayuda a controlar el colesterol malo.

Si queréis comprarla, en las herboristerías suelen tenerla. Y también en tiendas on Line como Minfood.

Además la receta lleva también sésamo negro, el cual tiene un alto porcentaje de hierro y de calcio.

Y ahora, vamos allá con la receta.

Ingredientes
3 huevos L (mejor camperos)
3 medidas de yogur de harina sin gluten, en este caso
  - 2 medidas de harina Schar Mix Dolci
- 1 medida de harina de quinoa
un sobre de levadura 
1/4 de cucharadita de goma xantana
1/4 de cucharadita de fibra de manzana *
una medida de yogur de leche condensada
una medida de yogur de aceite de girasol
un yogur natural
arándanos
sésamo negro

Elaboración
Pre calentar el horno a 170º.
Tamizar las harinas junto con la levadura, la goma xantana y la fibra de manzana. Reservar.
En la amasadora, poner el aceite, el yogur y la leche condensada y batir hasta conseguir una masa homogénea.
Incorporar los huevos de uno en uno, dejando que se vayan integrando bien.
Finalmente verter la harina reservada a cucharadas.
Verter sobre los moldes de magdalenas y si queréis ponerles los arándanos y el sésamo negro, es el momento.
Hornear unos 22 minutos calor arriba y abajo.
Dejar reposar sobre una rejilla.


*Notas:
- Si os apetece hacerlo en versión bizcocho, el tiempo de horneado sería de entre 35 y 40 minutos.
- El sésamo negro y los arándanos son prescindibles.
- Si no tenéis esas harinas, probad con cualquiera que sea sin gluten, siempre manteniendo esas medidas: harina de arroz, maíz, trigo sarraceno... Las combinaciones son siempre muy grandes.






Alérgenos: esta receta contiene huevos y lácteos.





Como veis es, la receta es muy sencilla y os aseguro que el bizcocho está delicioso.
Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.
Un besote y hasta el próximo día
Helena

lunes, 8 de enero de 2018

Bienvenido 2018. ¿Colaboramos?

Hola buenos días.

¡¡Feliz año Nuevo¡¡. Ya sé que estamos a día 8 de enero y que la frasecita de marras está ya mas que superada. Pero esta es la primera entrada del blog del año, así que hay que comenzarlo con los mejores deseos.

Y precisamente porque estamos en época de propósitos y cambios (es lo que tiene Enero), esta primera entrada no tiene ni recetas, ni productos sin gluten, ni experiencias viajeras. Este post está lleno de propuestas.

¿Propuestas? os preguntareis.

Pues sí, propuestas. O más bien, colaboraciones. Os cuento.

Me encanta subir recetas. Me encanta que las hagáis y las comentéis. Me encanta contaros nuestras experiencias, nuestro día a día. Nuestros viajes.

Pero he pensado que esto podía ampliarse y ser mucho más divertido si vosotros y vosotras también participáis en ello.

Así que tras darle unas cuantas vueltas al tema, se me han ocurrido un par de posibilidades.

1) "El blog invitado"
Una vez al mes voy a publicar una receta que haya preparado un/una blogger que tenga un blog sin gluten.
Si no quiere hacer una recta, nos puede contar alguna experiencia interesante, un viaje, etc..
Como os decía, la sección se llamara "El blog invitado".

Este tipo de colaboraciones me parecen muy interesantes porque de esta manera compartimos experiencias y además, nos podemos conocer mucho más entre nosotros.

2) "Recetas amigas"
O dicho de otra manera: vuestras recetas, recetas de los lectores.
Me encantaría que me mandaseis esos platos con los que triunfáis en casa y os salen estupendamente.

Si os animáis a hacerlas con fotos, las me las enviáis y las subiré tal cual. Si no, yo preparé la receta en casa, le haré las fotos chulas y la subiré.

¿Que os parecen mis propuestas?

Como os dije a finales de año, tengo en manos varias ideas todas relacionadas con el tema de la celiaquía. Poco a poco cuando vayan tomando forma, os las iré contando.

Pero para empezar, esto de las colaboraciones me hace mucha ilusión, así que espero que a vosotros y vosotras también os guste mucho.

¡¡Deseando estoy recibir muchas recetas¡¡¡

Aunque está en la página principal, os dejo mi mail de contacto:


helenaosur@gmail.com




Es todo por hoy. El jueves, la primera receta del año.
Un besote.
Helena