lunes, 2 de julio de 2018

Cerramos por vacaciones

Hola buenos días.

Pues ha llegado Julio. Mi mes preferido del año por muchos, muchos motivos:

❜ Julio es el mes del cumpleaños de mi hermana y del mío. De hecho, ella abre el mes y yo lo cierro.
❜ Julio es el mes de los Sanfermines. Y ya sabéis mi pasión por ellos.
❜ Julio es el mes de mi retiro vacacional a mi rincón preferido del mediterráneo.

¿¿Se necesitan mas motivos para hacer de Julio el mejor mes del año??

Pues os voy a dar uno más: echando cuentas de cuando nacieron mis hijos, creo que ambos son de creación "juliera"... jajaja.

Así que sí, hoy es la ultima entrada del blog hasta mediados de agosto.
Me encanta el blog, me encantan las redes sociales y me encanta el contacto con todos vosotros y vosotras. Pero cero que es necesario hacer un pequeño parón para cargar pilas, para volver con más fuerza y sobre todo, para descansar y desconectar.

Así que eso es lo que pienso hacer este mes y medio.

Playa, piscina, cervecitas (sin gluten, por supuesto); amigos, familia y un viajecito por las tierras altas de Italia es lo que me espera, así que la cosa pinta muy bien.

Este primer semestre del 2018 ha sido muy intenso. Y a partir de septiembre hay sorpresas. Espero que buenas y que os gusten. Pero eso... lo dejamos para septiembre, ¿vale?

Ahora solo me queda daros las gracias, infinitas y de todo corazón.

Semana tras semana leéis mis recetas. Muchas las hacéis y me enviáis fotos (cosa que me encanta), me veis a través de de mis stories (a veces locas) de Instagram; me preguntáis vuestras dudas y yo trato de contestaros siempre, aunque a veces no pueda ayudaros.

Así que gracias. Porque sin duda, sois parte de "Disfrutando Sin Gluten".

Quiero recordaros además que si queréis planear un viaje perfecto y sin gluten para este verano, en este enlace o pinchando en la foto de abajo, tenéis la guía "Una maleta sin gluten", que os podéis descargar de manera gratuita y que estoy segura, os ayudara en esa organización.

Y eso es todo por hoy. Disfrutad vuestro verano a tope. Desconectad de redes, que es muy necesario.

El mundo real esta en la calle, en las experiencias que vivimos, con la gente que "tocamos, abrazamos y besamos" Nunca olvidemos eso.

Un beso con todo el cariño del mundo.
Hasta pronto.
Helena

jueves, 28 de junio de 2018

Semi-helado de piña y coco

Hola buenos días.

Hoy toca receta rápida pero que es perfecta para las tardes de verano: un semi-helado de piña y coco. Delicioso y saludable a partes iguales.

Ya sabemos que la fruta mejor siempre comerla tal cual, sin hacerla zumo o triturarla, porque al hacerlo, perdemos parte de la fibra y de los nutrientes que tiene.

Pero de vez en cuando un buen batido sabe a gloria. Y más cuando además hemos congelado la fruta y esta se convierte en una especie de granizado-helado.

Así que si os gusta la piña, estoy segura de este batido os va a encantar.

Ingredientes
Una piña madura y congelada
100 ml leche de coco
30 gr azúcar de coco
coco rallado
Elaboración
→ Un cuarto de hora antes de hacer nuestro batido, sacaremos la piña del congelador y la dejamos a temperatura ambiente. 

→ Pasado el tiempo, ponemos nuestra piña en la batidora o procesador de alimentos junto con la leche y el azúcar de coco y batimos enérgicamente hasta obtener una masa cremosa.

→ Servir en vasos, espolvorear coco rallado por encima y tomar de inmediato.

Notas
⃕ Si no tenéis azúcar de coco lo podéis sustituir por azúcar moreno.
⃕ Si la piña no estaba demasiado madura, igual tenéis que añadir un poco mas de azúcar. Probadlo y a vuestro gusto.
⃕ La leche de coco también se puede sustituir por la que más os guste. Incluso por zumo de naranja.
⃕ Si quereis hacer este granizado pero no tenéis piña congelada, hay una variante que también es posible. Y es hacerlo con hielo. Sale más líquido, más tipo granizado, pero está igual de rico.


Como veis, es un batido super fácil y que además es apto para los intolerantes a la leche o a la proteína de leche de vaca ya que lleva leche coco. También es apto para veranos y vegetarianos.

Y si no os gusta la piña, probadlo a hacer con frutas del bosque o con mango. Ummmmm delicioso.

Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 25 de junio de 2018

Tarta Mousse de Mango

Hola buenos días.

Me encantan las tartas que llevan fruta. Pero también las que llevan chocolate. Ummm.

En realidad, creo que me gusta el dulce. En general. Sí, este blog lo demuestra semana tras semana. Y por supuesto, el dulce sin gluten.

Pero volviendo a las tartas de fruta, son "bonitas a la vista", generalmente suaves al paladar y perfectas para la época estival cuando encender el horno con las altas temperaturas no es lo que más apetece.

Además os puedo decir que esta tarta es facilísima de hacer, así que todos manos a la obra.
Ingredientes
Para la base
140 gr de cereales de trigo sarraceno
50 gr de mantequilla

Para la Mousse
Un mango maduro (de unos 500 gr)
150 gr azúcar
zumo de una naranja
5 hojas de gelatina neutra
200 ml nata para montar (35% materia grasa)
50 gr azúcar glass
Cacao en polvo
Elaboración
Elaboración de la base
→ Trituramos los cereales hasta hacerlos polvo y vertemos sobre ellos la mantequilla que habremos fundido previamente en el microondas.

→ Batimos un poco más y echamos la masa sobre la base del molde elegido, forrado este con papel de horno la base y con acetato las paredes. Extendemos de manera homogenea.

→ Metemos la base en el congelador mientras preparamos la mousse para que se asiente.

Elaboración de la Mousse
→ Lo primero que haremos será montar la nata, que estará muy fría para que monte bien. Cuando veáis que empieza a "espesar", echaremos los 50 gr de azúcar glas y seguimos batiendo hasta que monte por completo. Reservar en el frigorífico.

→ En un bol con agua muy fría, ponemos las hojas de gelatina a hidratar.

→ Pelamos y deshuesamos el mango y lo ponemos junto con el azúcar, la mitad del zumo de naranja y los 150 gr de azúcar en la batidora. Batimos enérgicamente hasta conseguir un puré. Reservar.

→ Calentamos unos segundos el resto del zumo de naranja en el microondas y echamos en él las hojas de gelatinas hidratadas y bien escurridas. Batimos un poquito hasta que se fundan por completo y añadimos al puré de mango. Volvemos a darle un toque a la batidora para que se integren bien todos los ingredientes.

→ Ahora poco a poco añadimos la nata montada con cuidado de que no se baje mucho y cuando tengamos una masa homogénea, la vertemos en el molde sobre nuestra base congelada.

→ Dejamos reposar en el frigorífico mínimo 5 horas. Mejor de un día para otro.

→ Una vez desmoldada, vertemos un poco de cacao desgrasado por encima.

Notas
↪ Para que la nata monte bien, yo siempre la tengo en el frigorífico, así como la base de la Kitchen. Las varillas, en el congelador como una hora antes.

↪ Es importante que el mango este bien maduro. En caso contrario, igual habría que añadir un poco más de azúcar.

↪ La base de la tarta la podeis hacer con los cereales que más os gusten; con galletas, con mezcla de frutos secos e incluso esta tarta se puede hacer sin base.

↪ El papel de acetato en las paredes del molde no es necesario, pero de esa manera, garantizamos un desmoldado perfecto.

↪ Si no quereis ponerle cacao, también quedaría deliciosa con coco rallado por encima.


ALÉRGENOS: la receta contiene lácteos.




Espero que os guste mi propuesta. Es una tarta muy sencilla de hacer y os aseguro que triunfareis con ella.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 21 de junio de 2018

Carta a los restaurantes de parte de una celiaca

Hola buenos días.

Este post va dirigido a todos los restaurantes que quieran leerlo. De parte de una celiaca y madre de un niño celíaco.
Estimados chefs, camareros, propietarios de restaurantes, etc...

Mi nombre es Helena y sé que soy celíaca desde hace 4 años. También soy madre de un niño celíaco que ahora tiene 10 años.

Como a cualquier persona, cuando podemos nos gusta salir a comer fuera de casa y disfrutar de la gastronomía.

A causa de la celiaquía, la enfermedad que padecemos, porque sí, es una enfermedad y no un capricho o una moda pasajera, no podemos comer ningún alimento que contenga gluten. Y tampoco ninguno que haya estado en contacto con el mismo, lo que se llaman trazas, porque entonces se contamina y también nos hace daño al intestino.

Aunque nos gustaría que fuese de otra manera, entendemos que no tienen porqué saber de ello. Pero en ese caso no nos ofrezcan comida si no tienen la seguridad de que está bien hecha.

Y tampoco nos pueden preguntar cuanto de celíacos somos. Porque no hay grados de celiaquía. Se es o no se es celíaco. Y a todos los cualquier mínima traza de gluten nos contamina.

También entendemos que no podemos comer en ocasiones, lo mismo que los demás. Es obvio.

Pero además de todas estas consideraciones generales, les voy a hacer unas cuantas observaciones:

✦ ¿Tan difícil es tener pan sin gluten? el pan sin gluten suele estar congelado y las fechas de caducidad son altas. Muchos de ellos viene envasados en bolsas individuales, por lo que no hay problema de que se contaminen en el horneado de los mismos.

Y si tienen pan. ¿Los han probado? Sabemos que nuestros panes sin gluten no son como los que lo contienen. Pero a día de hoy en el mercado hay muchos panes muy muy decentes. Y otros que no lo son para nada. A los celiacos también nos gusta un buen pan.

Y finalmente, si tienen pan congelado, ¿tan difícil es hornearlo? porque les aseguro que de lo contrario, la mayoría de ellos son incomestibles. Y como decía al principio, muchos vienen en bolsas para precisamente, hornearlos con seguridad.

✦ Está muy bien adaptarnos los platos.

Pero me surgen varias dudas: si nos ofrecen por ejemplo una "ensalada césar", no vale con quitarle los panecillos. Nuestra ensalada estará contaminada.

Otra cosa es que suele pasar es que directamente no nos ponen los panes. Perfecto.

Pero, en el mercado hay varias marcas con panes aptos para nosotros. Entonces, ¿por que no se molestan en ofrecernos lo mismo que a los demás? les aseguro que como con el pan, a los celiacos nos gusta comer lo mismo que a los demás. 

Salsas, mayonesas, ketchup, palitos de cangrejo... Como en el punto anterior, afortunadamente en el mercado la gran mayoría son ya sin gluten. Así que, porque no optar por una que no lleve gluten y así todo el mundo los pueda comer?
✦ Patatas fritas. Siempre, siempre, en una freidora donde no se haga otra cosa. El aceite se contamina.

Nos gustan las ensaladas y los filetes a la plancha. Pero cuando salimos a comer fuera, no suele ser precisamente lo que más nos gusta comer. ¿De verdad no se os ocurren más opciones para nosotros?

✦ Postres. Nos encanta la fruta. De hecho yo soy una gran consumidora y defensora de la misma. Pero si un día salgo a comer/cenar fuera de casa, igual no es lo que me apetece. Ni tampoco un yogur o una cuajada. Hay montones de postres que se pueden hacer sin gluten. Este blog lo demuestra. Y a los celiacos nos gustan los postres y los dulces como al resto de los mortales. 

✦ Menús infantiles: no acabo de entender porque todos los menús infantiles son pasta, croquetas, filetes y patatas fritas. Les aseguro que a los niños les gustan muchas más cosas que eso. Pero dado que son así: ¿no creen que a los niños celiacos les gustará lo mismo? Doy fe de que precisamente es fuera de casa donde peor y más diferentes se sienten.


En resumen, los celiacos bien sabemos que comer fuera de casa siempre es un poco complicado. Pero les aseguro que precisamente por ello, cuando en un restaurante nos tienen en cuenta como "comensales normales" somos agradecidísimos.

También nos gusta comer como a los demás: con nuestro pan, nuestra cerveza y si es posible, un postre dulce para terminar.

Y tengan en cuenta una cosa: si cada vez somos más las personas que tenemos celiaquía y por ello, a la hora de elegir un restaurante donde comer, somos los que "mandamos" en nuestras familias o grupos de amigos, ¿no creen que merece la pena invertir un poquito en nosotros?

Muchas gracias,
Atentamente
Helena


Es todo por hoy. Espero que os haya gustado mi reivindicación y bueno, si alguien "afectado" lo lee, lo tenga en cuenta.

Nos vemos el lunes.
Un besote
Helena

lunes, 18 de junio de 2018

Galletas de chocolate, avena y nueces

Hola buenos días.

Hoy toca receta de galletas, que hace mucho que no subía una.

Podemos decir que en el mercado actual y afortunadamente, tenemos un buen surtido de galletas sin gluten y por ello, aptas para los celiacos.

Y comerlas de vez en cuando no está mal. El problema es que generalmente si echamos un vistazo a sus ingredientes, están llenos de aditivos, grasas insanas y sobre todo, una cantidad ingente de azúcar.

No voy a decir que nunca compro galletas compradas porque mentiría como una bellaca. No siempre tengo ni tiempo ni ganas de hacerles a mis hijos (y a mí), galletas caseras.

Pero en la medida de lo posible, procuro mezclar ambas opciones intentando equilibrar y mejorar su alimentación y evitando los ultraprocesados que tan insanos son para nuestra salud.

Dicho lo cual, las galletas que hoy os traigo son irresistibles.

Adaptadas del blog "Cocinando con mi Carmela", llevan chocolate, nueces y avena. Sí, avena apta para celiacos. Y como os decía antes, son maravillosamente ricas, sanas y además, muy fáciles de hacer.

Ingredientes
80 gr mantequilla
1/4 cucharadita sal
75 gr azucar moreno o panela
1 huevo M
100 gr harina sin gluten:
- 60 gr harina de avena sin gluten
- 40 gr Mix Dolci Schar
1/4 cucharadita levadura
1/4 cucharadita goma xantana
50 gr nueces troceadas
50 gr chocolate postres
Elaboración
▷ Pre calentamos el horno a 180º.

 ▫ Pelamos las nueces y las partimos en trocitos pequeños. Lo mismo con el chocolate. Reservar.

 ▫ Mezclamos las harinas junto con la levadura, la goma xantana y la sal. Reservar.

 ▫En la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una masa cremosa y homogénea. Añadimos el huevo sin dejar de batir.

 ▫ Incorporamos las harinas junto con la levadura, la goma xantana y la sal y mezclamos todo buen con una espátula de goma.

 ▫ Finalmente añadimos el chocolate y las nueces y acabamos de batir hasta tener una masa cremosa.

▫ Hacemos bolitas y las ponemos sobre una bandeja de horno forrada de papel, dejando espacio entre ellas porque crecen bastante.

▫ Horneamos unos 10 minutos y tras el horneado, las dejamos reposar sobre una rejilla para que se enfríen por completo.

Notas
✓ Para triturar el chocolate yo lo hago con un rallador o también con la Thermomix. Las nueces dejadlas del tamaño que más os guste.
✓ Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
✓ El tiempo de horneado depende del tamaño de las galletas.
En mi caso las hice muy grandes y me salieron solo 9. Por eso las tuve 15 minutos horneando. Si las hacéis más pequeñas, os rendirá como para unas 15 galletas y con 10 minutos de horneado igual es suficiente.
✓ Si os gustan con mucho chocolate, podéis añadir un poco más.
✓ Si tenéis intolerancia a las nueces, estas son prescindibles.
✓ También le podéis poner anacardos, pistachos o el fruto seco que más os guste.
✓ Si tenéis intolerancia a la lactosa, buscad una mantequilla que no la lleve.



ALÉRGENOS: la receta contiene lácteos, huevos y frutos secos



Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacerlas porque os aseguro que os van a encantar.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 14 de junio de 2018

Disfrutando San Fermín, sin gluten

Hola buenos días.

Dentro de un mes, día como hoy, estarán finalizando las mejores fiestas del mundo mundial: mis adorados Sanfermines

Lo sé, no soy objetiva. Ahora me diréis que también están las Fallas de Valencia; la Feria de Abril de Sevilla y miles de fiestas de cada una de las ciudades y pueblos de todo el país que para cada uno, lógicamente son las mejores.

Pero os aseguro que si venís a Pamplona del 6 al 14 de Julio de cada año, repetiréis seguro.
Txupinazo del 6 de Julio: Plaza del Ayuntamiento y Plaza del Castillo
Uno de los momentos más emocionantes del año para cualquier pamplonés o pamplonesa.
Me da mucha pena que lo que se ve en los telediarios solo sea borracheras, gente salida de madre, suciedad y desenfreno. Porque vale, como en cualquier fiesta multitudinaria, eso lo hay. No lo vamos a negar.

Pero os aseguro que los Sanfermines son mucho, mucho más que eso: son gente vestida de un impoluto blanco y rojo, desde el más anciano hasta el bebé recién nacido; son procesiones que seas o no creyente, tienen un sentimiento único y maravilloso.
Arriba, procesión de San Fermín el 7 de Julio.
Abajo: Gigantes de Pamplona bailando en la Plaza del Ayuntamiento.
Los Sanfermines son charangas y bailes por las calles con sus gigantes y cabezudos a los que siguen miles de niños (y padres abnegados); son almuerzos, comidas y cenas (muuuuchos almuerzos, comidas y cenas) con las cuadrillas de toda la vida.

Son fuegos artificiales a los que va, ¡¡¡tooooodo el mundo¡¡¡ y verbenas que duran hasta el amanecer.
Los Sanfermines son amores adolescentes de 4 días y otros amores que se quedan para siempre.

Como anécdotas, contaros que mi marido y yo nos conocimos un 6 de julio en un almuerzo que organizaron amigos comunesantes del Txupinazo; y que en Abril (9 meses después de las fiestas) en Pamplona siempre aumenta la natalidad. ¿Casualidad? 
Y los Sanfermines también son RESPETO. Respeto a todo el mundo. Por mucho que los últimos acontecimientos o algunos medios de comunicaron se hayan empeñado a mostrar lo contrario. Porque con fuerza, con mucha fuerza, los pamploneses y pamplonensas decimos NO A LAS AGRESIONES SEXISTAS.

Así que por todo eso y mucho más, los Sanfermines son y serán, "las mejores fiestas del mundo mundial".

Y ahora os preguntareis. ¿Y como sobrevive un celíaco a los Sanfermines?

En Pamplona actualmente tenemos varios restaurantes donde, durante el año, podemos comer sin problemas. Pero la realidad es que durante las fiestas, la marabunta de gente que abarrota la ciudad hace que algunos lugares no garanticen que las cosas se hagan bien y por ello, se dejan de hacer. 

Que por un lado es una faena, pero por otro, al menos son sensatos y no nos contaminan.

Así que yo os recomiendo que llevéis siempre con vosotros un mini-kit de supervivencia (unas galletas, un bocata, unos frutos secos...).

No obstante, hay una serie de lugares donde poder ir a comer con tranquilidad, así que ahí van mis recomendaciones.

➞ Bar Jesus Mari. Sin duda alguna, el mejor lugar de todo Pamplona para comerse un buen bocata.

Ubicados en pleno centro de la ciudad, el "Jesus Mari", tiene los mejores bocadillos de la ciudad y con conocimiento de lo que hacen. Durante el año su carta es muy extensa pero se reduce en Sanfermin por motivos de logística (ojo, se reduce para todo el mundo, no solo para los celiacos).

Así que sin duda, tras llevar horas bailando en los bares de "La cuesta de Labrit" un bocata del Jesus Mari os llenará de energía para seguir con la juerga.

Dirección: C/ San Agustín 21, bajo

Si lo que os apetece es una hamburguesa en sin salir del centro de Pamplona, estas son mis recomendaciones.

➞ Burgerheim. Hamburguesas contundentes con un pan sin gluten muy muy rico. Tienen también cerveza apta. Si queréis mas información, en este post os hable largo y tendido de este restaurante.

Dirección: C/ Amaya 2B, 31002 Pamplona
Tfno: 948 228855

➞ Bambaluna. Otra fantastica opción para comerse una rica hamburguesa sin gluten, demostrando que la comida rápida puede ser rica usando productos de primera calidad. Aquí os hablo de nuestra visita a este restaurante.

Dirección: C/ Navas de Tolosa 19.
Tfno: 948 346356

De nuevo en el centro de la ciudad, sigo con mis recomendaciones, ahora de restaurantes:

➞ Baserriberri. Ubicado en una de las calles con más bares por metro cuadrado de la ciudad, cuentan con varios pintxos aptos.

Además el menú del chef Iñaki Andradas lo adaptan para que podamos degustarlo sin problemas. He estado ya en tres ocasiones y sin duda, relación calidad precio es increíble. Gastronomía moderna 100% recomendable.

Dirección: C/ San Nicolás 32.
Tfno: 948 222 021

➞ Basaburua. Otro clásico entre los clásicos, comida tradicional navarra con adaptaciones para los celiacos. No os podéis perder sus fantásticas croquetas.

Dirección: C/ Florencio de Ansoleaga, 16.
Tfno: 948 223226

➞ La Tasca de don José. Con tres ubicaciones en Pamplona, una de ellas en la Plaza del Castillo, punto neurálgico de las fiestas, tienen platos aptos y recientemente han añadido en su carta un plato combinado especial celiacos que incluye filete a la plancha, croquetas, jamón y patatas.

Dirección: Plaza del Castillo, 12
Tfno: 948 223535

➞ Bar CaraVinagre (Hotel Maisonave). Tengo que deciros que yo no he estado, pero Alicia, del blog "Trotamundos sin Gluten" lo recomienda sin duda alguna: huevos estrellados, mini bocadillos y coulant de chocolate están entre los platos aptos para nosotros.

Dirección: Calle Nueva, 20
Tfno: 222600

Y si os apetece un helado, en la plaza del Castillo esquina con San Nicolás, tenéis "La turronería", helados artesanales donde hay cucuruchos sin gluten y tiene un cuidado extremo para evitar cualquier tipo de contaminación.

Como os decía al principio, hay muchas más opciones en Pamplona para comer sin gluten.

Yo he resumido en este post las que me parecen más interesantes por estar en el centro de la ciudad, donde está "la fiesta", y además, ser de un precio económico o medio.

De todos modos, abajo os dejo el mapa de google maps que tengo creado de Pamplona con todos los restaurantes en los que he comido y se que podemos hacerlo.

Espero que os animeis a venir, a descubrir y a DISFRUTAR LOS SANFERMINES SIN GLUTEN.

Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 11 de junio de 2018

Tarta de Piña

Hola buenos días.

Me parece mentira que nunca hubiese hecho para el blog el postre que hoy os traigo.

Pero claro, por otro lado, es que nunca lo había preparado yo. Me explico: es el postre que desde hace años, mi madre hace por Nochebuena sin excepción porque nos encanta a todos.

Y supongo que por ello, lo tenía como "olvidado".

Pero eso no es posible porque os aseguro que es uno de los mejores postres del mundo mundial: fresquito, cremoso, con ese toque de piña espectacular y del que coges un trocito y el cuerpo te pide más.

Y si a eso le sumamos que es facilísima de hacer, no tenéis excusa para no prepararla para cualquier evento veraniego ya que además, no necesita horno, tan sólo, unas horas de reposo en el frigorífico.

Vamos allá con la receta.

Ingredientes
6 rodajas de piña en su jugo
zumo de medio limón
110 gr de azúcar
6 láminas de gelatina neutra
200 ml nata para montar (mas de 35% materia grasa)
50 gr azúcar glas
caramelo líquido
Elaboración
- Cubrimos con papel de horno la base del molde que vayamos a utilizar. Vertemos caramelo líquido y lo esparcimos por toda la base. Reservar.

- Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

- Montar la nata junto a los 50 grs de azúcar glas. Reservar en el frigorífico.

- En una batidora, echamos las rodajas de piña, el zumo de limón y el azúcar y batimos bien hasta que tengamos una especie de puré. 

- En un vaso, coged unas 3 cucharadas del jugo de la piña y calentadlas un poquito en el microondas. Escurrid las hojas de gelatina, echadlas en el jugo y batid hasta que se hayan disuelto por completo.

- Agregamos la mezcla a la crema de piña y batimos un poco para homogeneizar todos los ingredientes.

- Finalmente incorporamos la nata a la crema de manera envolvente, para evitar que se nos baje.

- Echamos nuestra masa al molde y dejamos reposar como mínimo, 8 horas en el frigorífico.

- Al dia siguiente, desmoldamos y dejamos en el frigorífico hasta 10 minutos antes de consumirlo.

Notas:
* Yo trituro en la Thermomix la piña, el azúcar y el zumo de limón y sale perfecto. Pero si tenéis una batidora manual y os queda alguna hebra de la piña, lo podéis colar. 

* Con estas cantidades rinde como para unas 6-8 raciones. Si queréis hacerla más grande, doblad las cantidades de todos los ingredientes y listo.

* La tarta queda muy bien también si a las paredes del molde le ponéis caramelo líquido como en la base.

* Yo la hice en un molde desmontable de 20 cms. Si es más pequeño, quedará mas alta y también más bonita estéticamente.

* Alérgenos: la tarta lleva nata, por lo que contienen lactosa y proteína leche vaca.
Os animo a hacer esta tarta de piña porque de verdad, es una delicia para el paladar.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 7 de junio de 2018

Me he contaminado con gluten. ¿Y ahora que hago?

Hola buenos días.

A todos nos ha pasado que salimos un día a comer fuera de casa y por mucho cuidado que hayamos puesto en elegir el restaurante y/o hayamos preguntado como estaba hecha nuestra comida, nos contaminamos porque ingerimos aunque sea, una mínima cantidad de gluten.

Pero también nos puede pasar en nuestra casa por un pequeño descuido: un niño ha usado un cuchillo para poner crema de cacao en su bocata con gluten y luego meteremos el mismo cuchillo en nuestra crema sin gluten.


Doy por hecho que todo celiaco o celiaca NUNCA va a transgredir de manera voluntaria la dieta y va a comerse un trozo de tarta con bien de gluten y de ahí va a venir su contaminación.

Pero en ambos casos, tanto en una contaminación indeseada como en una transgresión de la dieta, debemos saber que aunque no manifestemos síntomas externos de contaminación, el daño a nuestro intestino siempre se produce. 

Cada vez que nuestro cuerpo recibe algo de gluten en el intestino, este lo ve como si fuese "un enemigo a combatir. 

¿Y como lo combate? pues lesionando nuestras vellosidades intestinales. Siempre, sin excepción. A todo el mundo. Y si estas contaminaciones se producen de manera frecuente, a la larga tendremos un serio problema de salud.

Lo que no es siempre igual en todo el mundo son los síntomas externos por contaminación de gluten.

Hay personas asintomáticas. Es decir: que ante una ingesta de gluten, no manifiestan ningún síntoma de malestar.

Pero la mayoría de los celiacos somos sintomáticos. Es decir, tenemos síntomas tras una contaminación por gluten, siendo los más frecuentes los siguientes:

1. Dolor e hinchazón abdominal: uno de los más frecuentes. Nuestro abdomen se hincha, tiene dolor e incluso muchas veces, se presenta con sensación de fuertes cólicos.

2. Vómitos: pueden darse de manera casi inmediata a la ingesta o estar varios días con sensación de nauseas.

3. Diarreas: al igual que los vómitos, se pueden presentar de manera inmediata o estar varios días con el cuerpo revuelto.

4. Estreñimiento

5. Reflujo y acidez

6. Dolores de cabeza y migrañas

7. Gases

8. Cansancio: Tener la sensación de haber corrido una maratón y no poder "con tu vida".

9. Dermatitis: muy frecuente en niños, brotes de dermatitis en cualquier parte del cuerpo. Por supuesto, esto aumenta en las personas que padecían dermatitis herpetiforme.

10. Irritabilidad: especialmente también en los niños, la sensación de malestar aumenta de manera exponencial su irritabilidad

11. Dolores articulares

12. Recaída de enfermedades asociadas a la celiaquía: lupus, fibromialgia, etc...

Todos estos síntomas pueden aparecer solos o varios de ellos juntos.

Y además hay que tener en cuenta que dependiendo de cada persona, se pueden manifestar de manera casi inmediata a la ingesta o hasta incluso tras varios días después de ella.


  • Y ¿que hacer tras una contaminación por gluten?
No existe ningún medicamento específico para tomar tras una contaminación por gluten.

Sí una serie de recomendaciones para aliviar los síntomas que podemos presentar tras la contaminación. Son las siguientes:

- Dieta blanda: si nuestros síntomas tras una contaminación son principalmente digestivos, lo más recomendable es hacer una dieta blanda para ayudar al intestino a no trabajar demasiado los siguientes días.

- Beber mucha agua: tras una intoxicación, es fundamental estar bien hidratado y además conseguir eliminar el gluten lo antes posible. En caso de diarreas o vómitos, se pueden tomar soluciones salinas para evitar la deshidratación. 

- Tomar probióticos y prebióticos: Aunque como decíamos al principio, no existen medicamentos específicos para tomar tras una contaminación por gluten, sí que en ocasiones tras una contaminación, podemos tomar prebióticos y probióticos que nos pueden ayudar en la recuperación de la flora intestinal.

En este caso es importante que lleven la cepa bifidobacterium longum, que es la que nos ayuda a nosotros en concreto.

- Descansar. Puede parecer una obviedad pero dependiendo de los síntomas, es fundamental dejar tranquilo al cuerpo para que se pueda recuperar lo antes posible.

Si los sintomas perduran durante varios días, siempre es bueno acudir aun médico porque también es cierto que tendemos a achacar a la celiaquía o a contaminaciones muchos de nuestros males y luego, no siempre es por ello.

Espero que el post os haya ayudado y por muy pesada que sea, siempre os diré lo mismo:

NUNCA, NUNCA, DEBEMOS SALTARNOS LA DIETA SIN GLUTEN

Un besote y hasta el lunes
Helena

lunes, 4 de junio de 2018

Brownie Cheesecake con barritas tipo "Kinder Bueno"

Hola buenos días.

Hoy toca receta mega-calórica: con su brownie, su cheesecake y sus barritas tipo "Kinder bueno". Todo en uno.

Vamos, que si estais en plena operación bikini, tal vez no sea la receta más recomendable del mundo. 

Pero os aseguro que por un trocito de esta tarta, merece la pena saltarse cualquier dieta.

Bueno, cualquiera no, que ya sabemos que jamás nos debemos saltar nuestra dieta sin gluten. Así que digamos que bien merece la pena un pequeño michelín en el cuerpo pero catar esta maravilla.

Los y las que me seguís en Instagram, la tenéis el vídeo de como la hice la semana pasada en los stories destacados.

Y aunque parezca complicada, es una tarta muy sencilla de hacer. Eso sí, como con todas las tartas de queso, os recomiendo siempre hacerla de un día para otro para que se asiente.

Ingredientes
*Para el brownie
160 gr chocolate negro postres
120 gr mantequilla sin sal
80 gr harina sin gluten
2 huevos L
120 gr azúcar de coco*
16 barritas de chocolate tipo Kinder
Pepitas de chocolate
Una pizca de sal

*Para el Cheesecake
450 de queso (tipo mascarpone, Philadelphia)
2 huevos L
120 gr azúcar blanquilla
Elaboración
- Comenzamos pre calentando el horno a 180º calor arriba y abajo y forrando un molde cuadrado de 20x20 cm con papel de horno (si utilizáis un molde desmontable, con engrasarlo sería suficiente).

*Brownie de chocolate
- Derretimos al baño maría el chocolate y la mantequilla y dejamos atemperar.
- Batimos los huevos hasta que empiecen a espumar y añadimos el azúcar de coco y seguimos batiendo. 
- Cuando estén bien integrados, vertemos en forma de hilo la mezcla ya fría del chocolate y la mantequilla y batimos a velocidad baja.
- Tamizamos la harina con la pizca de sal y la incorporamos a cucharadas, batiendo a velocidad baja sin meter demasiado aire a la masa.
- Finalizamos incorporando las pepitas de chocolate e integrándolas con una espátula de goma de manera manual.
- Vertemos la mezcla sobre el molde elegido.

- Ahora ponemos las barritas tipo "Kinder" sobre la mezcla de manera homogénea.

*Cheesecake
- Batimos con las varillas enérgicamente el queso elegido hasta que esté blandito y cremoso.
- Incorporamos el azúcar y dejamos que se integren bien.
- Echamos los huevos de uno en uno y previamente batidos, dejando tiempo para que se incorporen bien a la mezcla.

- Lista la masa de la cheesecake, la vertemos sobre la masa de brownie y las barritas. Con una espátula, la esparcimos de manera homogénea por todo el molde.

- Horneamos a 180º calor arriba y abajo sin ventilador unos 40 minutos.

- Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego al menos, 4 horas en el frigorífico.

Notas
- Podeis usar la harina sin gluten que más os guste. O mezclar varias.
- Si no tenéis azúcar de coco, la podéis sustituir por panela o azúcar moreno.
- Las barritas tipo "Kinder" y las pepitas de chocolate son prescindibles. Tan sólo le dan un toque especial a la receta. Y compré ambas en Mercadona.
- Si os gusta la vainilla, le podéis poner un toque tanto en el brownie como en la cheescake.
- Con respecto a los quesos, yo puse 250 grs de mascarpone y el resto tipo Philadelphia. Pero haced la combinación que más os guste. O incluso tan solo con uno de ellos.
- Todas las tartas de queso están mejor de un día para otro. Si no os da tiempo, como mínimo necesita 4 horas de frigorífico.


ALÉRGENOS: la receta contiene huevos y leche (lactosa y proteína leche vaca)




Como veis, es una tarta espectacular, buenísima y nada complicada así que os animo a hacerla y me decís que tal.

Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 31 de mayo de 2018

Guía "Una maleta sin gluten"

Hola buenos días.

Hoy es un día importante para mí ya que tras un tiempo de trabajo, por fin publico:

 "Una maleta sin gluten
Guía para viajeros celiacos


Los que lleváis tiempo leyéndome y siguiendo este blog, sabéis que somos una familia a la que nos encanta viajar.  Y cundo hace 4 años llegó nuestro diagnostico familiar de celiaquía, simplemente decidimos incorporarla a nuestra maleta como una compañera mas de viaje.

A lo largo de estos años, cada vez que os contaba nuestras experiencias por distintos lugares, he ido percibido que a mucha gente le da miedo viajar. Y especialmente al extranjero: no entenderse en otro idioma, no saber cómo y donde encontrar información para buscar restaurantes, hoteles...

Por ello he decidido escribir esta guía.

"Una maleta sin gluten" recoge todos aquellos aspectos que debemos tener en cuenta antes de organizar un viaje, teniendo en cuenta nuestra condición de celiacos.

Por supuesto que uno se puede ir a cualquier parte del mundo improvisando. 

Pero cuando tu alimentación y por ende, tu salud, depende de poder o no poder comer ciertas cosas, es importante al menos, llevar información sobre como está la situación de la celiaquía en el lugar que queremos visitar.

Así que en resumidas cuentas, lo que os vais a encontrar en esta guía es mucha información sobre:

1.        Asociaciones de Celiaquía
2.        Alojamiento
3.        Restaurantes
4.        Supermercados
5.        Medios de transporte
6.        Kit celiaco
7.        Seguros médicos

En resumidas cuentas, todo lo necesario para organizar un estupendo viaje con la seguridad de que la celiaquía solo será una compañera más.

Y para conseguir esta guía, ¿que tengo que hacer? 

Pues es tan sencillo como PINCHAR EN ESTE ENLACE o en la foto de arriba, y tras dejarme vuestro mail, os la podéis descargar completamente GRATIS.


Espero de todo corazón que os guste y lo más importante, os sea útil y os anime a preparar vuestros viajes por todo el mundo.

Porque teniendo toda la información, lo único que tenemos que hacer es: "una maleta sin gluten".

Hasta el próximo lunes
Helena