lunes, 30 de octubre de 2017

Chesecake de boniato para Halloween

Hola buenos días.

Mañana es Halloween. Nos guste o no, para los que tenemos hijos menores de unos 15 años, esta fiesta se ha convertido en una de las mejores para ellos durante el año: disfrazarse, decorar la casa, el cole o lo que se tercie; comer chuches y pegar sustos... ¿Hay algo mejor?

A mí tengo que deciros que también me gusta. Yo soy mucho de celebrar todo lo bueno, que lo malo llega solo. Así que desde hace años siempre hacemos algo especial por esta fecha. Y logicamente, el postre corre de mi cuenta.

Los años anteriores mi propuesta fueron estas galletas con forma de "dedos de bruja" o unos riquísimos "huesos fantasmales de merengue. Así que este año tocaba pensar en algo diferente. Y aprovechando la temporada de boniatos, he tuneado a nuestro mundo sin gluten una idea vista en el blog de "María Lunarillos".

Se trata de una tarta de queso sin horno, hecha con boniato y con el toque decorativo de la tela de araña hecha con chocolate, perfecta para darle un toque "Hallowinero".

Vamos allá con ella.
Cheesecake de Boniato

Ingredientes para la base
150 grs galletas sin gluten
80 grs mantequilla
cacao en polvo

Elaboración de la base
- Trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo.
- Añadimos la mantequilla derretida y el cacao y amasamos hasta tener una masa e masa compacta.
- Vertemos sobre el molde elegido, previamente engrasado y expandimos tanto por la base como por las paredes, hasta dar con la altura deseada.
- Meteremos en el congelador mientras hacemos el resto de la tarta.

Ingredientes para la tarta
250 grs boniato (previamente asado -unos 50 minutos en el horno- y luego hecho puré).
250 grs queso crema
125 grs azúcar
250 grs nata para montar (mas de un 35% de materia grasa)
conguitos o chips de chocolate (opcional)
3 láminas de gelatina neutra
30 ml de leche
caramelo líquido

Elaboración de la tarta
- Lo primero que vamos a hacer es montar la nata. Para ello sabéis que tiene que estar muy fría. Yo la hago en la Kitchen Aid y siempre la tengo en el frigorífico desde el día anterior y las varillas las dejo en el congelador. Una vez montada, reservamos.
- En agua fría pondremos las hojas de gelatina para que se vayan hidratando.
- Batimos el queso crema con el azúcar hasta que tengamos una masa homogénea y le añadimos el boniato y seguimos batiendo.
- Calentamos un poquito la leche con el fin de que al poner la gelatina en ella, se disuelva (no hace falta calentarla mucho, simplemente templarla).
- Una vez disuelta la gelatina en la leche, la vertemos sobre nuestra masa incorporándola bien.
- Si queremos poner los conguitos o chips de chocolate, es el momento de hacerlo
- Finalizaremos añadiendo la nata montada previamente (mejor guardarla en el trigo) y lo haremos mezclandola con una espátula de goma mediante movimientos envolventes para evitar que se nos baje.
- Sacamos el molde con la galleta del congelador y vertemos la masa sobre el de manera homogénea.

- Para hacer las telas de araña, con el caramelo líquido haremos círculos concéntricos y luego con un palillo le haremos las marcas (cuidado porque el caramelo tiende a expandirse y pierde con las horas la forma, que es lo que me pasó a mí).

- Metemos la tarta en el frigorífico y la dejamos cuajar al menos 4 horas y mucho mejor si es de un día para otro.
Otra manera de presentar esta tarta o si os sobra un poco de masa, como fue mi caso, es poner en vasitos de cristal parte de la masa de las galletas. Sobre ella se pone la crema de queso y de nuevo galletas. Os aseguro que quedan genial.

Esta es una tarta de queso con un toque de mousse porque no queda absolutamente cuajada, teniendo el toque suave y dulce del del boniato. En casa nos encantó.


ALERGENOS: esta receta contiene lácteos, por lo que no es apta para intolerantes a la lactosa o a la proteína de la leche de vaca.


Notas:
- Los conguitos o las chips de chocolate son totalmente prescindibles. Yo tenia unos por casa y decidí ponerlos a última hora.
- La tela de araña tampoco es necesaria. Pero en caso de quererla hacer, en vez de con caramelo se podría perfectamente con chocolate fundido.

Espero que os haya gustado mi propuesta para Halloween.
Un besote y hasta el jueves.
Helena

1 comentario:

  1. Hola! Qué pinta más buena tiene esta tarta! Aún no hemos probado el boniato y tenemos mucha curiosidad..si los encontramos puede que nos animemos porque nos encantan las tartas sin horno! Ya hemos visto en tu otro blog las ideas para Halloween y son geniales, muchas nos acordábamos de ellas. Feliz semana! Besis

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión y me los leo todos y siempre aprendo de ellos.