lunes, 29 de mayo de 2017

Tarta de Queso de Piña Colada

Hola buenos días.

Seguimos con el verano adelantado. Yo no recuerdo en Pamplona un mes de Mayo tan caluroso como el que estamos viviendo. Así que como dije el otro día, lo que apetecen ahora son postres fresquitos.

El pasado lunes publiqué la receta del helado de tarta de queso sin gluten que para mi gusto, es de los mejores que he hecho. Y hoy seguimos con el queso, pero esta vez en versión tarta fresquita, sin horno y con unos sabores plenamente veraniegos: piña y coco.

Con el fin de que fuese ligera, la hice sin base de galletas o cereales. Pero si queréis ponerle base, en esta o esta receta tenéis como hacerlo.

En este caso además conseguí queso crema sin lactosa y lleva leche de coco por lo que es apta para intolerantes a la lactosa.

Ingredientes de la masa
500 ml de queso crema sin lactosa 
100 grs de azúcar
100 ml de leche de coco
5 hojas de gelatina neutra
8 rodajas de piña en almíbar 
Zumo de la piña en almíbar

Elaboración de la masa
- Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua muy fría.
- Partimos la piña en trocitos pequeños. Reservar.
- En un cazo calentamos la leche junto con el azúcar y 30 ml del zumo de piña hasta que hierva. En este punto lo apagamos, dejamos que se enfríe un poco y añadimos las hojas de gelatina escurridas removiendo bien para que se disuelvan por completo. Dejamos enfriar.
- Mientras, en nuestra amasadora vamos batiendo el queso crema (deberá estar muy frío) y cuando esté muy cremoso le añadimos la mezcla de la gelatina con la leche y el azúcar y el zumo de piña.
- Cuando tengamos una masa homogénea, vertemos los trozos de piña y con una espátula de goma, los repartimos bien por toda la masa. 
- Finalmente, echamos esta mezcla sobre nuestro molde y metemos en el frigorífico durante al menos, 3 horas.

Ingredientes para la gelatina
3 hojas de gelatina neutra
Zumo de la piña en almíbar
2 rodajas de piña en almíbar
50 ml leche de coco
25 grs de azúcar
piña al gusto para decorar
coco rallado al gusto

Elaboración de la gelatina
- Hidratamos la gelatina en agua muy fría.
- En un cazo ponemos a calentar la leche de coco, el zumo de piña y el azúcar y revolvemos hasta que esta ultima esté disuelta. 
- Añadimos las hojas de gelatina escurridas y batimos hasta que se disuelvan por completo.
- Dejamos atemperar un rato esta mezcla y la vertemos sobre nuestra masa de queso enfriada. 
- Para decorar, podremos trocitos de piña sobre la gelatina y espolvoreamos coco rallado al gusto.

NOTAS
  1. Estas tartas siempre hay que hacerlas de un día para otro y es fundamental respetar los tiempos de "cuajado" para que cada una de las capas de ingredientes se quede en su lugar y no se mezclen.
  2. Para conseguir un desmoldado perfecto, echad al molde spray desmoldante o bien rodeadlo por dentro de papel de acetato.
  3. Con respecto al molde, siempre uno desmoldable para que la tarta salga con facilidad. En este caso la hice en uno de 20 cms. 
  4. Con estas cantidades, salen unas 10-12 raciones.
  5. Si no tenéis problema con la lactosa, esta tarta estará también buenísima con queso mascarpone.
  6. ALERGENOS: esta tarta NO CONTIENE lácteos ni huevos. Ojo: No es apta para intolerantes a la proteína de la leche.

Espero que os guste mi propuesta de hoy. Postre fresquito, veraniego y rico donde los haya.
Un besote y hasta el jueves.
Helena

jueves, 25 de mayo de 2017

Londres sin gluten (III)

Hola buenos días.

Vamos con el tercer y último de los post dedicados a los restaurantes donde comimos en nuestro pasado viaje a Londres.

Por si no habéis leído los anteriores, los tenéis pinchando aquí y aquí.

Hoy os quiero hablar de dos restaurantes que nos encantaron; donde comimos francamente bien; con la total seguridad de estar comiendo sin gluten y además, sin riesgo de contaminarnos.

- El primero es Leggero. Único restaurante de 100% gluten free de Londres, está avalado por la "Asociación de Celiacos de Reino Unido".

Situado en el barrio del Soho, es un pequeño restaurante italiano donde además de comer genial, el trato es fantástico.
Como os decía, todos los platos de la carta son sin gluten, así que decidimos probar varios de los platos para compartir entre todos y la verdad es que en general, estaban deliciosos.

Pedimos también unos panes (los de arriba de la foto) y de postre un tiramisú y una tarta de queso.

Pagamos 150€ pero en total fueron 3 entrantes, 6 platos principales, dos postres, 6 cervezas y refrescos. Digamos que precio medio. Pero hablamos de Londres.

Leggero London
64 Old Compton Street London W1D 4UQ 
T: +44 (0) 20 7434 3617

- El segundo restaurante del que os quiero hablar es Wahaca.

Cadena de restaurantes mexicanos, avalados por la "Asociación de Celiacos de UK", los celiacos tenemos carta exclusiva sin gluten.

Nosotros estuvimos en el de la calle Chandos, muy cerquita de Covent Garden, y cuando nos sentaron en la mesa y les dije que era celiaca, vino a explicarme toda la carta una de las chefs del restaurante. 

Me preguntó si era celiaca o comía "sin gluten" por otros motivos y al decirle que no, que era celiaca, me comentó que varios de los platos era mejor que no los tomase por una posible, aunque mínima, contaminación cruzada.

En cambio que todos los que me recomendaba eran 100% seguros y que ella misma los preparaba.
La verdad es que me sorprendió gratamente este trato y nos dijo que lo hacían siempre así porque como sabían que hay mucha gente que no come gluten "por motivos varios y diversos", no quieren tener ningún problema con los que realmente no podemos comer ni una mínima traza.

Como remate, nos tomamos un brownie hecho harina a partir de triturar grillos. Sí, habéis leído bien: grillos. La verdad es que estaba delicioso.

Comimos de lujo, todo hay que decirlo. Picante, bastante picante. Y eso que pedimos lo que menos picaba. Pero es comida realmente mexicana.

Y todo por 40 Libras (unos 52€): un entrante, dos platos, un postre y de beber dos mojitos. Para ser Londres y por la noche, no está nada mal.

Con esto cierro el capítulo dedicado a nuestro viaje a Londres.

Mi resumen como ya os he dicho muchas veces, es que es una ciudad donde comer sin gluten es relativamente sencillo. Eso sí, siempre antes habiendo "estudiado" un poco las opciones. 

Ahora me toca ya ponerme a preparar el próximo: Praga, Viena y Budapest nos esperan este próximo verano.

Un besote grande.
Helena

lunes, 22 de mayo de 2017

Cruzcampo Sin Gluten

Buenos días.

Me gusta la cerveza.  Y cada vez más.

Y es curioso porque antes de ser celiaca apenas tomaba y si lo hacía, siempre con limón.

Será la edad; será que la cerveza la asocio a momentos de disfrute con amigos, con familia. Pero siempre a cerveza va unida a buenos ratos.

Será lo que será, pero me gusta la cerveza.

Desde el pasado mes de marzo tenemos la inmensa suerte de tener una más en nuestro mercado. Pero no una cualquiera: al fin podemos tener todo el sabor de una @Cruzcampo pero ahora, sin gluten.

Recuerdo perfectamente cuando yo era una cría y fuimos a la Expo de Sevilla del 92 donde @Cruzcampo era la cerveza oficial. Y recuerdo a mis padres cuando apretaba el calor, descansando y disfrutando de su cerveza. Les encantaba ese momento.

Ahora yo también puedo compartir ese momento gracias a esta variedad sin gluten.

Algo que no podemos dejar pasar es que esta cerveza está avalada por FACE. Lo cual es garantía de seguridad. Así que la nueva @Cruzcampo sin gluten cuenta con el mismo carácter refrescante y el sabor de Cruzcampo, pero siendo apta para nosotros, los celiacos.

Así que ya sabéis, si os gusta la cerveza tanto como a mí, tenéis que probar la nueva @Cruzcampo sin gluten porque estoy segura de que os va encantar.

Nos vemos el próximo día.
Helena

Helado de Tarta de Queso

Hola buenos días.

Aun queda un mes para que el verano llegue de manera oficial. Pero aquí en Pamplona llevamos unos cuantos días de calor en los que encender el horno apetece poco. En cambio, tomar postres fresquitos, apetece mucho.

Y ¿cual es el postre por excelencia del verano?: el helado, sin duda. 

Sabemos que no se puede abusar de ellos por la cantidad de grasas y azúcares que suelen llevar.

Pero la ventaja de hacerlos caseros es que controlamos los ingredientes y siempre van a ser mucho más sanos que los comprados en el super. Así que este año me he propuesto dedicar una sección importante del blog a los helados.

Y para empezar, nada mejor que juntar en uno dos de mis postres preferidos: la tarta de queso y el helado.

Siiiiiii. No sabéis que rico, riquísimo está. Os aseguro que es super parecido a cualquiera de los comerciales que encontramos en el supermercado y es adictivo total.

Y lo mejor, lo sencillo que es de hacer. Requiere paciencia por el proceso de congelado. Pero merece la pena la espera, y mucho.


Ingredientes
200 queso crema
150 grs nata para montar (mas de un 35% materia grasa) muy fría
1 yogur griego
125 leche condensada
1 cucharadita vainilla
25 ml azúcar invertido (receta aquí)
galletas sin gluten tipo Digestive
mermelada de fresa al gusto

Preparación en Thermomix
Colocamos la mariposa en el vaso de la Thermo y echamos el queso, la nata, los yogures, la leche condensada, el azúcar y la vainilla. Programamos 1 minuto, velocidad 3 y 1/2.

Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y la dejamos unas 3-4 horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo, metemos nuestra crema en el congelador y aproximadamente cada 30-40 minutos durante las 3 primeras horas, la verteremos en el vaso de la Thermo y programamos 15 segundos a velocidad 6. Esto se hace con el fin de que el helado no se cristalice y tenga aspecto y textura cremosa. La última vez que lo mezclemos, añadiremos las galletas troceadas y la mermelada de fresa.

Congelamos durante al menos, 6 horas.

A la hora de consumirlo, es mejor sacarlo unos 10 minutos antes.

NOTAS:
- Si no tenéis azúcar invertido no pasa nada. Lo que consigue este azúcar es que el helado cristalice menos y sea más cremoso.
- Si quereis hacer más cantidad, doblan las cantidades de todo.

ALERGENOS: esta receta contiene lácteos


Espero que os haya gustado mi propuesta para hoy.
Un besote,
Helena

jueves, 18 de mayo de 2017

Gelatina y Agar-Agar

Hola buenos días.

Muchas veces cuando preparo y escribo las recetas no me doy cuenta de que yo utilizo productos que en ocasiones os generan dudas porque igual no son los habituales en todas las cocinas.

Por eso voy a tratar de en diferentes post, hablar sobre algunos de estos productos, comenzando hoy por las gelatinas y el agar-agar. Vamos con ello.

Gelatina Neutra

La gelatina es una sustancia incolora e inolora que se extrae de los huesos y los cartílagos de los animales. La encontrareis también por el nombre de "cola de pescado" y su función es gelificar o estabilizar diferentes alimentos.

En el mercado la podemos encontrar en dos formatos: en láminas u hojas o en polvo.

Para poder utilizar la gelatina en láminas es necesario hidratarlas en agua fría durante al menos 10 minutos, posteriormente escurrirlas bien y añadirlas a la mezcla caliente que queramos solidificar, mezclándola bien para que se disuelva (esta mezcla no deberá estar demasiado caliente o de lo contrario, la gelatina perderá su poder).

La gelatina en polvo también hay que hidratarla en agua fría sin removerla, así que lo ideal es verterla en el agua y dejar que se hidrate antes de verterla en la mezcla caliente.

Para sustituir unas por otras la equivalencia aproximada es 8 gramos de gelatina en láminas son unos 6 gramos de gelatina en polvo.

Además de las gelatinas neutras, en el mercado también podemos encontrar gelatinas de sabores (fresa, kiwi, limón) que fijándonos que sean sin gluten, son perfectamente utilizables en nuestros postres.


Agar-Agar

La principal diferencia del agar-agar con la gelatina es su prodecencia: esta última se extrae de un alga que lleva el mismo nombre, con lo cual es apta para veganos y/o vegetarianos. Su función, es la misma: espesante y gelatificante.

El agar-agar se presenta en polvos y lo bueno que tiene es que no pierde su poder gelificante hasta los 65º, con lo cual admite platos calientes sin problema.

En función de la solidez que queramos para nuestros platos, echaremos más o menos cantidad. Generalmente en los envases del mismo vienen las indicaciones de cuanto poner.
Ambos productos son genéricamente sin gluten. Pero como a lo largo del proceso de envasado puede que se contaminen, siempre, siempre hay que mirar que estén bien identificados como aptos para nuestro consumo. 

Para comprarlos actualmente no hay dificultades porque en prácticamente todos los supermercados, los encontrareis.

Espero que este post os haya servido de ayuda.
Un besote 
Helena

lunes, 15 de mayo de 2017

Bundt Cake de leche de coco

Hola buenos días.

Hay veces que cuando me meto en la cocina a experimentar, las cosas no siempre salen bien. Pero hoy el bizcocho que os traigo es una de esas pruebas que salen geniales y buenísimas.

Ya sabéis que me encantan mezclar harinas y sin duda hoy creo que es de las veces que más lo he hecho: hasta 4 tipos lleva el bizcocho de hoy.

Antes de saber que era celiaca, en mi armario tan sólo había harina de trigo. Como mucho de espelta.

No diré ahora que mola no poder comer gluten. Pero en lo que a harinas se refiere, la celiaquía me ha abierto todo un mundo de posibilidades "harineras" que además, son fantásticas a nivel nutricional.

Dicho todo ello, vamos con el bundt cake de hoy: un bizcocho hecho con leche de coco que no le aporta apenas sabor y en cambio sí mucha jugosidad. Espero que os guste tanto como a nosotros.


Ingredientes
250 grs harina sin gluten
- 110 grs harina Schar
- 40 grs fécula patata
- 50 grs almidon trigo sin gluten
- 50 grs trigo sarraceno
12 grs levadura
Una pizca de goma xantana
210 grs azucar panela
40 grs azucar invertido
3 huevos L
130 ml aceite de girasol
130 ml leche coco

Elaboración
Pre calentarmos el horno a 180º
Engrasamos el molde con spray desmoldante o aceite.

Tamizamos las harinas junto a la goma xantana y la levadura. Reservar.
En una jarra, pesamos el aceite y la leche de coco y las mezclamos. Reservar.
En la amasadora, ponemos el azúcar panela, los huevos y el azúcar invertido y batimos enérgicamente hasta que dupliquen volumen y cojan consistencia
Con la velocidad de la amasadora al mínimo, comenzamos echando la mezcla de las harinas, alternado con el aceite y la leche de coco, en tres veces y acabando siempre por la harina.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos aproximadamente 45-50 minutos (o hasta que al pinchar con un palo, éste salga limpio).

Dejamos reposar 5 minutos, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que el bizcochos se enfríe por completo. Podemos decorar con coco rallado por encima o azúcar glass.

Notas
- Si no tenéis azúcar panela, sirve igualmente el azúcar moreno o azúcar blanquilla.
- Si no tenéis azúcar invertido (hace que nuestros bizcochos sean más jugosos. La receta es ésta, la podéis sustituir por 40 grs de azúcar normal, moreno o panela.


ALERGENOS: esta receta contiene huevos.



Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. Nos vemos el próximo día.
Helena

jueves, 11 de mayo de 2017

Tarta queso japonesa

Hola buenos días.

Tras contaros lo bien que comimos cuando estuvimos en Madrid en el restaurante de comida tradicional japonesa "Okashi Sanda", hoy vuelvo a la carga con una tarta de queso japonesa. La verdad es que no se si tiene o no su origen allí, pero al menos es su nombre.

En este caso es una tarta diferente a las habituales porque aunque es una tarta de queso, tiene un punto abizcochado al comerla. Seguro que la habéis visto por la red porque el año pasado se puso muy de moda, pero yo hoy os hago mi propuesta.

En casa la he hecho ya un par de veces y la primera se me quedó pelín cruda por el centro. Hay que tener cuidado porque aparentemente estaba hecha pero luego no fue así. La segunda vez la dejé 3 minutitos más y quedó perfecta.

Siempre os digo que lo más importante es conocer vuestros hornos porque cada uno es un mundo.


Ingredientes
300 grs de queso crema sin gluten
50 grs de mantequilla
100 ml de leche
6 huevos
60 grs de harina sin gluten (en este caso "Gallo")
30 grs de Maizena
150 grs de azúcar
1 cucharadita de vainilla

Elaboración
Precalentar el horno a 160º y en la bandeja podremos bien de agua para crear el efecto "baño maría".

Separar las claras de las yemas.

En un bol limpio y seco, montar las claras y cuando estén bien montadas, incorporar el azúcar a modo de lluvia y la cucharadita de vainilla y terminar de montar el merengue hasta que esté bien firme.

En una sopera, calentar la mantequilla, el queso crema y la leche, batiendo con varillas hasta que los tres ingredientes estén bien integrados. 

Retirar del fuego e incorporar la maizcena y el resto de harina sin gluten, seguir batiendo de manera manual y verter las yemas de los huevos.

Cuando esta mezcla este bien homogénea, iremos incorporando poco a poco el merengue, utilizando una lengua de silicona y mezclando de forma envolvente para que no se baje.

Echar la mezcla al molde (en este caso uno de 23 cms) que previamente habremos engrasado, cubierto por papel de horno y forrado por debajo con papel aluminio para que no entre el agua.

Hornear durante una hora.

Cuando lo saquéis del horno, veréis que la mezcla "baila" un poco pero debe estar así. Dejaremos enfriar a temperatura ambiente y luego lo meteremos al menos un par de horas antes de desmoldarlo y comerlo.



ALERGENOS: esta receta contiene huevos y lácteos.
Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.
Un besote y hasta el próximo día
Helena

lunes, 8 de mayo de 2017

Londres sin gluten (II)

Hola buenos días.

Vamos allá con la segunda parte de nuestro viaje por tierras londinenses.

En este post os conté donde estuvimos alojados; supermercados donde encontrar productos maravillosos y algunas de las cadenas de restaurantes más conocidos donde tenemos menú u opciones sin gluten.

Hoy os cuento con más detalle algunas de las que visitamos.

- La primera de la que os voy a hablar es LEON.

Con muchos restaurantes ubicados por todo Londres (y fuera de la ciudad también), su filosofía es que la comida rápida no tiene por qué estar llena de grasas y se han basado en la mezcla de la cocina mediterránea y parte de la británica para crear la mayoría de sus platos.

Nosotros estuvimos en el que está situado en el Mercado de Leadenhall, situado en plena "City".

La comida te la sirven en cajitas de cartón (pensadas en comprarlas y llevártelas) y la mayoría de los platos son aptos para nosotros (están muy bien señalizados).

Nicolás pidió unas albóndigas con una base de arroz y salsa siciliana; y mi madre y yo compartimos una ensalada de brócoli, nueces y pollo; otra de kale, cacahuetes y pollo y otra de quinoa, espinacas y tomates cherrys. Y a pesar de que parezcan raciones pequeñas, no os podéis imaginar lo que llenan.

Me gustó mucho la verdad. Y comimos 6 personas por 58 libras.

- Otra de las cadenas que os vais a encontrar por todo Londres es Pizza Expres. Nosotros estuvimos en uno que hay al lado de "British Museum".

Avalados por la Asociación del Celiacos del Reino Unido, tenemos un montón de pizzas donde elegir. Las sin gluten son un poquito más pequeñas que las glutonianas, pero perfectas para una sola persona. 

Nicolás pidió la margarita y yo una con rúcula, peperoni y no se que más tenía la verdad. Muy ricas. Cono veis en la foto, también había cerveza sin gluten.

Por 6 pizzas, dos cervezas, dos refrescos y agua creo recordar que pagamos 84 libras.

- Una de las noches, volviendo al hotel, nos topamos con una cadena de salchichas alemanas, Herman Ze German. Yo había leído antes del viaje que tenían opciones sin gluten, así que entramos a preguntar.

Nos explicaron claramente que todas las salchichas, que las hacen en una parrilla, eran sin gluten. De las salsas sólo el ketchup y la mayonesa (eran de Heinz); las patatas eran también aptas (sólo hacen patatas) y lógicamente, el pan no se podía.

Decidimos probar y la verdad es que fueron super cuidadosos. Nuestras salchichas nos las pusieron en una cajita (nos la tomamos en el apartamento) y estaban muy ricas.

Prezzo es otro de los restaurantes italianos que os vais a encontrar en muchos lugares de la ciudad (nosotros teníamos uno justo al lado del aparta-hotel).

De aspecto elegante, los celiacos tenemos una carta exclusiva sin gluten y están avalados por la Asociación de Celiacos del Reino Unido.

Mi celiaquín se pidió una pizza (estaba sin más, la verdad) y yo un plato de pasta carbonara que debo decir, estaba delicioso.

Cuando llegaron los postres, tenía mono de dulce así que opté por una versión que me encantó: en vez de sacarte un enorme plato de dulce que generalmente, te deja absolutamente lleno, tienes la posibilidad de combinarlo de manera que la ración es más pequeña pero por el mismo precio, va acompañada de un café o un té. Yo elegí esta ultima y pedí una pancotta de frutos rojos y un te verde.
No recuerdo cuanto pagamos, pero sé que comentamos que la relación calidad-precio, estaba muy bien.

El próximo día os contaré el resto de restaurantes que visitamos.

No obstante, como en mis investigaciones descubrí muchos restaurantes donde teníamos opciones sin gluten, os las dejo por si os sirven

Leggero. Anteriormente llamado "La polentería" es un pequeño restaurante italiano ubicado en el Soho y es el primero de toda la ciudad 100% sin gluten. Está avalado por la Asociación. En este sí que estuvimos así que el próximo día os cuento lo bien que comimos y lo maravillosamente bien que nos trataron.

Beyond Bread. Bakery 100% sin gluten donde vais a encontrar panes, muffins,  sandwiches...que se os va a ir la pinza. Todo impresionantemente rico (y sí, no saqué fotos de nada... lamentable). Pero os lo recomiendo sin duda alguna. Hay dos. Nosotros estuvimos en el de la zona de Fitzrovia, relativamente cerca del British Museum.

Cotto. Situado en la zona de Wateloo (un pelín alejado de la zona más turística), es un restaurante italiano regentado por un celiaco. No digo más. Tiene además opciones para vegetarianos.

Rainforest Café. Situado muy cerquita de Picadilly Circus, su ambientación tropical y de animales encanta a los más pequeños de la casa. Tienen marcados los platos que son aptos. No estuvimos.

Jamie Oliver. Restaurantes del famoso cheff ingles, contamos con platos aptos (y no sólo en Londres. Sé que en el restaurante que tiene en Budapest también podemos comer así que supongo que tendrá en casi todos). No estuvimos.

Cote. Con varias localizaciones, es un restaurante tipo brasserie. Hay carta exclusiva sin gluten. No estuvimos.

Giraffe. También cuenta con varias localizaciones. Inspirado en la comida mediterránea, tienen opciones sin gluten. No estuvimos.

Y con esto me despido hasta el próximo día. La verdad es que Londres para comer sin gluten, es una maravilla.

Con cariño,
Helena

jueves, 4 de mayo de 2017

Restaurantes en San Sebastián y Fuenterrabía

Hola buenos días.

Hay un dicho por nuestras tierras que dice que a los navarros, los guipuzcoanos nos llaman "mea playas". Son las que más cerquita tenemos así que hay que reconocer que en verano, las llenamos. Pero nosotros a ellos les llamamos "roba setas", porque les encanta visitar nuestros montes y arramplar con todas las setas que encuentran.

Supongo que son los motes cariñosos que siempre se han hecho entre tierras colindantes, pero amigas.

La cuestión es que nosotros siempre que podemos nos escapamos a San Sebastián o Fuenterrabía. En verano para disfrutar de sus playas y cuando el tiempo no lo permite, pasear, "respirar cantábrico" y por supuesto, comer de lujo.

Así que hoy hos voy a contar nuestros últimos descubrimientos culinarios de esta zona.

FUENTERRABÍA-HONDARRIBIA
Situado a unos 20 ks de San Sebastián, su ria hace frontera con Francia. De hecho justo enfrente se encuentran las playas de Hendaya.

Precioso pueblo pesquero y turístico que merece la pena visitar, una de las mejores cosas que tiene es su gastronomía. Cosa mala para nosotros los celiacos, porque desafortunadamente, no podemos disfrutar de su increíble variedad de pintxos.
No obstante, la última vez que estuvimos, nos acercamos hasta el puerto deportivo y comimos en el restaurante italiano Il Capo, donde tenemos carta exclusiva para nosotros.

Mi celiaquín pidió croquetas (cosa que no es muy habitual que haya en los restaurantes) y que estaban muy buenas, por cierto y una pizza. Yo me tomé una lasagna y una cervecita.

Relación calidad-precio. Un lugar sin grandes pretensiones gastronómicas pero en una ubicación con preciosas vistas a la playa de Fuenterrabía y al fondo como os decía, Hendaya.
Hondarribia
Puerto Deportivo
Tfno: 943 64 35 32

SAN SEBASTIAN-DONOSTIA
Que os voy a contar de la maravillosa "perla del cantábrico". ¡¡¡Es tan, tan bonita¡¡¡

Si vais en verano, disfrutar de la "Playa de la Concha" o de la Zurriola, con sus olas potentes, es un must. 

Pero además de playas, San Sebastián tiene lugares tan bonitos como el paseo de la Concha, la parte vieja con una cantidad increíble de bares y tabernas; tiendas con un comercio espectacular y lugares geniales donde llevar a los niños como el Acuario, el Eureka (Museo de la Ciencia) y por supuesto, el maravilloso parque de atracciones del "Monte Igueldo", donde encontrareis las mejores vistas de San Sebastián y unas atracciones antiguas pero absolutamente encantadoras.
Si hablamos de comida, hace tiempo os hable del fantástico restaurante Gandarias, ubicado en la parte vieja y donde se come de maravilla.

Desde entonces, hemos comido en unos cuantos más, así que os lo cuento:

- El primero lo descubrimos por unos amigos que viven allí y es "El Bully". Ubicado en el barrio de Bera-Bera, si hace buen tiempo comer en la terraza es un gustazo. Tienen una extensa carta para celiacos donde podemos encontrar ensaladas, sandwiches, hamburguesas, etc...

Mi celiaquín pidió una hamburguesa con sus patatas y yo una ensalada caprese y un sandwich, con su huevo incluído, como se ve en la foto. De postre pedimos helado de Häagen Dazs de nueces de macadamia.

La verdad es que es un lugar genial para ir con niños porque está decorado con un ambiente deportivo americano que a ellos les encanta. 
Restaurante "El Bully
Paseo de las Aves nº 5
Tfno: 943 21 42 87
Mail: vamosalbully@gmail.com

- El segundo "La Piazzeta de Gros", ubicado en una calle paralela a la playa de Gros. Local moderno y de estética cuidada, en la carta están marcados los platos que son sin gluten.

Mi celiaquín y yo decidimos probar una pizza y una lasagna de verduras respectivamente.

Ummm, pues ni fu ni fá la verdad. La pizza tenía mucho queso para mi gusto y la masa se notaba demasiado industrial. La lasagna estaba mejor, pero tampoco era para tirar cohetes.

Con respecto al tamaño, la pizza de tamaño estaba bien, pero el resto de los platos, tanto para celiacos como para glutaneros, eran pelín justitos.

En resumen, una opción correcta si vais a pasar el día a la playa de Gros y no os apetece llevar un bocata, pero he comido en lugares mejores.

C/Usandizada 23-25 Gros
San Sebastián-Donostia
Tfno: 943 320 838
Mail: reservas@lapiazzetadegros.com

- Y finalmente el restaurante del que os quiero hablar es del Meson Portaletas.

Ubicado en el casco antiguo de la ciudad, tengo que reconocer que al entrar y ver toooooda la inmensa exposición de pintxos y no poder catarlos es una lástima.

Pero una vez dentro, como la mayoría de la carta es a la brasa, no tenemos problemas. Cuando llamé para hacer la reserva avisé de que íbamos dos celiacos y al llegar nos remitieron a una camarera cuyo hijo también lo era, así que me dio mucha tranquilidad.

Mi hijo pidió costillas de cordero (con sus patatas fritas correspondientes hechas sólo para él) y yo me tomé una brocheta de verduras a la brasa, merluza del cantábrico y de postre una tarta de chocolate que es completamente sin gluten. Tuvimos nuestro pan y yo cerveza.

Todo estaba delicioso y la atención que tuvieron con nosotros fue exquisita.
Meson Portaletas
C/ Puerto 21 (parte vieja)
20003 Donostia-San Sebastian
Tfno; 943 434 723
Mail.: hosteleriadonostia@gmail.com

Es una suerte que cada vez podamos comer en más lugares vayamos donde vayamos. Eso sí, siempre antes de ir a cualquier restaurante llamad para decir que sois celiacos y una vez allí, recordádselo para que no haya problema ninguno.

Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 1 de mayo de 2017

Rollo de almendras relleno de crema de Piña

Hola buenos días.

No se que tienen los siempre llamados "brazos de gitano" que a mis hijos les encantan. 

Postre sencillo donde los haya, se preparan en un "voleo" y lo mejor es la versatilidad que tienen ya que les podemos cambiar el relleno (como este de fresas y mascarpone); o podemos jugar con las harinas (hoy como base principal usaremos la de almendras, como el de hoy) o hacerlos de chocolate (como éste).

En este caso como os decía antes, la base principal del mismo es harina de almendras, que al tener una grasa natural, le aportan una jugosidad increíble. Y para el relleno, hice la crema de piña o "Pineapple Curd" (aquí tenéis la receta).

Disculpadme las fotos porque me gusta hacerlas bonitas y cuidadas, pero en este caso fue hacer el bizcocho y devorarlo, literalmente.

Ingredientes
4 huevos L
120 grs harina sin gluten
 - 80 grs harina de almendras
 - 40 grs harina de trigo sarraceno
120 grs azúcar glass
Una pizca de goma xantana
Una pizca de sal
Lemond Curd (para el relleno)

Elaboración del bizcocho genovés
Pre-calentamos el horno a 180º
- Colocamos la mariposa en le vaso de la THX, vertemos el azúcar y los huevos y programamos 6 minutos, 37º, velocidad 4.
- Pasado este tiempo, volvemos a programar otros 6 minutos, velocidad 4 pero esta vez, sin temperatura.
- Añadimos la harina con la goma xantana y una pizca de sal  previamente tamizadas y programamos 1 minuto velocidad 2.
- En la bandeja previamente forrada con papel de horno, vertemos la mezcla. La extendemos de manera homogénea y horneamos 10 minutos.
- Enrollamos la masa en un trapo húmedo y dejamos que se enfríe.

Una vez nuestro bizcocho se haya enfriado, lo rellenamos de crema de piña (aquí tenéis la receta) y lo volvemos a enrollar.

Para decorarlo, tamizamos cacao en polvo por encima y le echamos almendra laminada. A ambos lados ponemos "Conguitos" y lo dejaremos en el frigorífico hasta media hora antes de consumir.


ALERGENOS: esta receta contiene HUEVOS



Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy. Os aseguro que está buenísmo.
Un besote y hasta el próximo día.
Helena